Noticias

David Fincher critica a Orson Welles, dice que era arrogante y delirante

El director de Mank, película que llegará pronto a Netflix, critica a Orson Welles, director de El Ciudadano Kane, por querer acaparar todo el crédito por su trabajo e ignorar a sus colaboradores.

Muchos consideran a la película El Ciudadano Kane - 100% como la mejor de todos los tiempos. Aunque cada quien tiene su opinión, muchos coinciden en esto y es lógico que el director de un filme con semejante reputación siempre va a estar considerado como uno de los mejores en la historia del cine. Sin embargo, aquí es cuando menos personas están de acuerdo con eso, y entre ellas podemos incluir a David Fincher, quien tiene una filmografía digna de un gran director, o al menos creemos que títulos como Red Social - 96%, Zodiaco - 89% y Seven, los Siete Pecados Capitales - 79% son suficientes para que no tenga que defenderse por sí mismo.

No te lo pierdas: Aquí puedes suscribirte a DISNEY PLUS con la oferta de prelanzamiento

Pero ahora que se encuentra promocionando su reciente proyecto, de nombre Mank - 90%, ha dado algunas declaraciones que podrían no sentar bien a quienes se declaran fanáticos de Welles. Y es que Fincher justamente se encuentra promocionando su más reciente película, la cual narra las luchas de Herman J. Mankiewicz , quien co-escribió el guión de El Ciudadano Kane junto con el propio director. Ambos ganaron un Óscar por su trabajo, pero la película de Fincher, que llegó exclusivamente a Netflix, se enfoca en el problemático proceso de creación.

La autoría del guión se convirtió en una disputa entre las partes involucradas. Mankiewicz había escrito en una ocasión una carta dirigida a su padre en la que decía que se sentía furioso por la forma en la que Welles describió el proceso de escritura de la película, olvidando que cada línea fue escrita anteriormente por él. El cineasta declaró en más de una ocasión que el guión de la película fue posible gracias a él, ignorando el trabajo de él. La polémica continuó con Mankiewicz dirigiéndose al Sindicato de Escritores para decir que él fue el autor original y que si bien consideró que los créditos debían ser conjuntos, aseguró que Welles le ofreció varios miles de dólares para llevarse todo el crédito por su trabajo.


Mencionamos esto porque es lo que forma parte de la historia del guionista en los momentos que la película narra, y también porque es lo que nos recuerdan las recientes declaraciones de David Fincher a los medios. En una conversación con el medio francés Premiere (vía The Playlist), el director reflexionó sobre el legado de Orson Welles, pero también de las cosas que decía, al describirlo como arrogante y delirante e incluso inmaduro por el hecho de que era muy joven en esa época pero creía saber más que las personas que estaban en el medio con muchos años más de experiencia que los que él tenía.

Te recomendamos: David Fincher firma contrato exclusivo con Netflix por 4 años

Bueno, creo que la tragedia de Orson Welles radica en la mezcla entre un talento monumental y una inmadurez inmunda. Claro, hay algo de genio en El Ciudadano Kane, ¿quién podría discutir eso? Pero cuando Welles dice: “Solo se necesita una tarde para aprender todo lo que hay que saber sobre cinematografía”... Digamos que este es el comentario de alguien que ha tenido la suerte de tener a Gregg Toland a su alrededor para preparar la siguiente toma... ¡Gregg Toland, maldita sea, un genio loco!



El cineasta continuó:

Digo que sin querer ser irrespetuoso con Welles, sé lo que le debo, como sé lo que le debo a Alfred Hitchcock, Ridley Scott, Steven Spielberg, George Lucas o Hal Ashby. Pero a los 25, no sabes lo que no sabes. Punto. Ni Welles, ni nadie. No le quita nada, y menos su lugar en el panteón de quienes han influido en generaciones enteras de cineastas. Pero afirmar que Orson Welles salió de la nada para hacer El Ciudadano Kane y que el resto de su filmografía se arruinó por las intervenciones de personas mal intencionadas, no es nada serio y es subestimar el impacto desastroso de su propia arrogancia delirante.

A Welles se le dificultó mantenerse como el talentoso cineasta de quien se hablaba cuando estrenó su obra maestra, y quizás Fincher tiene la razón al referirse al cine como un trabajo en equipo, en el que rodearse de gente talentosa ayuda mucho. Por ahora, lo mejor será esperar a este 4 de diciembre para el estreno de Mank, donde podremos ver más de cerca lo que fue el proceso de escritura de ese clásico con una película que promete ser buena.

Continúa leyendo: David Fincher dice que Guasón fue una traición para las personas con enfermedades mentales

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos