Noticias

Florence Pugh y Harry Styles son puestos en cuarentena por caso de Covid en el set de Don’t Worry Darling

New Line decidió parar temporalmente la producción de la cinta y los involucrados se aislarán por un periodo de 14 días.

Este año, el Covid-19 ha sido el tema principal en cada conversación, en las noticias, en las publicaciones en redes sociales, y si bien la pandemia se desató a pocos meses de que empezó el 2020, la situación no ha mejorado, al contrario, poco a poco el mundo ha vuelto a padecer rebrotes o simplemente los casos continúan en aumento. A pesar de sus controles y sus estrictas medidas, Hollywood no ha logrado ser inmune a la crisis sanitaria y muchas producciones se han visto obligadas a detenerse.

Te puede interesar: Aquí puedes suscribirte a DISNEY PLUS con la oferta de prelanzamiento

Ahora tocó el turno a Don’t Worry Darling, la próxima película de Olivia Wilde (La noche de las nerds - 100%) como directora. Deadline reportó que New Line, el estudio detrás del filme, confirmó que tuvieron que detener la producción debido a que un miembro del equipo dio positivo en la prueba de Covid-19.

El reparto de la película incluye a estrellas actuales de la talla de Florence Pugh (Black Widow, Mujercitas - 94%), Harry Styles (Dunkerque - 92%, One Direction: Así Somos - 63%), Chris Pine (Mujer Maravilla - 92%, En el Bosque - 76%), KiKi Layne (La vieja guardia - 73%, Si la Colonia Hablara - 87%), Gemma Chan (Capitana Marvel - 60%, Locamente Millonarios - 93%) y Nick Kroll (Los locos Addams - 48%, Operación Final - 62%), con Wilde en un papel secundario. Todos se tuvieron que poner en cuarentena por el riesgo que existía de haberse contagiado.

Don’t Worry Darling, que se esperaba que estrenara a mediados de este año, pero cuya producción ha sido retrasada en más de una ocasión, será un drama con tintes de thriller que seguirá a Alice (Pugh) una ama de casa infeliz que vive en el desierto de California. Allí, después de un par de altercados y fenómenos que la trastornan, empezará a dudar acerca de su estabilidad y salud. Su marido, Jack (Styles), guarda un oscuro secreto que ella tendrá que descubrir.

La película tiene un guión de Carey y Shane Van Dyke que fue reescrito por Wilde y su socia de La noche de las nerds, Katie Silberman . Don’t Worry Darling se estaba filmando en el centro de Los Ángeles cuando la producción tuvo que ser detenida por el caso de Covid. New Line dijo que la situación es un riesgo laboral que los obliga a detener cualquier acción hasta que pase el periodo de cuarentena recomendado.

Te recomendamos: Olivia Wilde podría dirigir Spider-Woman para Sony

Si bien el equipo de la película estaba siguiendo protocolos sanitarios estrictos, la prueba positiva surgió durante las pruebas que se hacen de rutina. El estudio no reveló quién resultó positivo, pero dijeron que no es un miembro del elenco principal, sino alguien que estaba lo suficientemente cerca de ellos como para que el cierre se considerara necesario.

La producción se detendrá durante 14 días, el período de aislamiento estándar recomendado en las pautas de seguridad. Cuando llegó la prueba positiva, todos en el set se aislaron de inmediato. Don’t Worry Darling comenzó a producirse el mes pasado y lleva un par de semanas de producción, por lo que es probable que este cierre vuelva a afectar su lugar en el calendario de estrenos de lo que se presume será el próximo año.

No te vayas sin leer: Harry Styles responde a los rumores sobre su nombramiento como el próximo James Bond

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos