Noticias

Expertos afirman que la pandemia no terminará con los cines, pero sí los obligará a cambiar

The Guardian entrevistó a siete expertos, quienes opinaron sobre el futuro del cine a partir de la pandemia que azotó este año y obligó a los estudios y salas de exhibición a replantearse varias cosas

A estas alturas del año ya es más que conocido que la pandemia de COVID-19, que marcó a este 2020, dejó más estragos que solo los sanitarios, pues la crisis económica que ha quedado a partir de ella ha provocado que varias industrias se replanteen su forma de hacer las cosas. Una de las más afectadas fue la del cine y el entretenimiento, pues tuvo que cancelar o posponer eventos, las salas de exhibición cerraron y los estudios se enfocaron en los contenidos de streaming.

Te puede interesar: Patty Jenkins habla sobre el posible estreno de Wonder Woman 1984 en streaming

A partir de lo anterior, han surgido muchas dudas sobre el futuro del cine, por ello, Catherine Shoard y Andrew Pulver, periodistas del medio británico The Guardian, entrevistaron a siete expertos para conocer su opinión sobre lo que pasará con la industria cinematográfica y sobre todo con las salas de cine, luego de que este año se vieron obligadas a cerrar y se quedaron prácticamente sin grandes estrenos.

En el texto, Steven Gaydos, vicepresidente ejecutivo de contenido de Variety, Kate Muir, crítica de cine, Charles Macdonald, publicista, Delphine Lievens, analista senior de taquilla de Gower Street Analytics, Jake Garriock, jefe de estrategia de distribución de Curzon Cinemas, Eve Gabereau, CEO de Modern Films y Mia Bays, directora general de Birds Eye View Film, estuvieron de acuerdo en que la pandemia solo aumentó la digitalización del cine que ya estaba más que presente y obligará a las salas a cambiar, no solo en términos de instalaciones y proyección, sino también en cuanto a contenidos.

La conversación con los expertos se originó a partir del supuesto de que el estreno de No Time to Die, la nueva película de James Bond, se vuelva a posponer (lo cual es muy probable que suceda), luego de que el lanzamiento se haya movido de fecha a lo largo del año. Para muchos de los especialistas, esta situación pondrá en graves aprietos a los cines, pues se quedarán sin el empujón de un blockbuster de esta magnitud.

A pesar de que Warner Bros. se aferró a estrenar Tenet - 83%, la nueva cinta de Christopher Nolan (Interestelar - 71%, Dunkerque - 92%, El Origen - 86%) en cines, la realidad es que todo el año fue muy pobre en términos de lanzamientos de grandes éxitos en taquilla, razón por la que las salas de exhibición no han logrado salir de la crisis en la que se encuentran. A esta situación se suma la decisión de estudios como Universal y Disney que optaron por estrenar películas llamativas y familiares como Trolls 2: World Tour - 62% y Mulan - 83% en streaming.

Mientras que para Charles McDonald y Jake Garriock la cancelación de estrenos de blockbusters ha puesto en grave peligro a los cines, para Steven Gaydos, a pesar de que ahora la crisis es más evidente, debido a los estragos de la pandemia, la realidad es que los problemas ya venían desde antes, pues las salas de exhibición se han negado, en muchas partes del mundo, a modernizarse.

Estamos en un punto de inflexión. La pandemia simplemente ha acelerado los problemas sistémicos en el negocio de la exhibición de cine… Antes del coronavirus, el sector se vio exprimido por la transmisión, por el cambio tecnológico y cultural y por los gustos demográficos cambiantes. Las películas y los dramas de gama media se han reducido a una pequeña fracción de los ingresos anuales de un estudio… También existe el problema de que este es un sector que históricamente ha sido muy conservador y reacio a innovar. Recuerdo cuando hubo una gran controversia sobre la introducción de portavasos.

Te recomendamos: La Academia permitirá a películas proyectadas en autocines competir por el Óscar

Kate Muir estuvo de acuerdo con Gaydos en que el COVID-19 solo aceleró las cosas para la transmisión, sin embargo, también consideró que la experiencia de ir al cine aún continúa siendo la favorita de muchos porque abre la posibilidad de disfrutar una película en conjunto y debatir sobre ella. De esta manera, la crítica de cine, al igual que Delphine Lievens, apuntó que la industria del cine tiene que evolucionar y ofrecer experiencias para todos los gustos.

Para Lievens, lo interesante durante esta pandemia fue como los cines se las arreglaron para sobrevivir ofreciendo películas independientes, lo que demostró que el público sí está interesado en verlas, únicamente falta promoción de este tipo de filmes.

El público ha sido receptivo a las películas que no son de estudio, y muchos cines han estado haciendo programación de repertorio donde el público está más abierto a ese tipo de cosas... Soy cautelosamente optimista de que la industria pueda evolucionar a partir de esto. Podemos ver que tenemos que hacer más películas británicas, por ejemplo; podemos ver que las personas verán contenido que no sea de estudio si se le brinda una atención y un marketing suficientemente sólidos.

Por su parte, Eve Gabereau también reconoció que esta crisis evidenció la necesidad de los cines por reinventarse y reevaluar su modelo de negocio, obligándolos a adoptar cierta flexibilidad si quieren sobrevivir sin verse apoyados por películas taquilleras. Mia Bays estuvo de acuerdo con la urgencia de innovar en términos de proyección cinematográfica y de centrar la atención en las películas independientes que a pesar de todo han mantenido a los cines abiertos.

No te vayas sin leer: Jurassic World: Dominion detiene su producción por casos de coronavirus

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos