Noticias

El público destroza Cuties en Rotten Tomatoes

Los usuarios han decidido “reprobar” la controversial cinta de Maïmouna Doucouré como lección para Netflix

Aunque la cinta Cuties - 90% se estrenó en el festival de Sundance a principios de año, la mayoría del público sólo la ha conocido por la controversia que generó a partir de que se publicitó su llegada a Netflix. La imagen de promoción y la reseña inicial sólo provocaron la molestia y sospecha de los espectadores; mientras que el tráiler parecía confirmar sus mayores miedos.

También puedes leer: Los Nuevos Mutantes: los superhéroes de terror para una nueva generación

Maïmouna Doucouré ganó el premio como Mejor Director en el festival de Sundance, y en ese momento la película recibió excelentes críticas por tratar un tema complicado, pero muy real en la actualidad como es la hipersexualización en las niñas, ya ni siquiera adolescentes, que terminan en circunstancias peligrosas o demasiado avanzadas para su edad por el mero deseo de encajar en una sociedad que las etiquetará a partir de su sexualidad una y otra vez durante toda su vida.

Claro, la trama suena interesante y necesaria para esta época llena de videos virales y aplicaciones sin restricciones ni supervisión adulta. Sin embargo, el público en general, más allá de las manifestaciones críticas de los estrechos ámbitos de los festivales de cine, tomó una postura totalmente contraria y, al parecer, definitiva. Durante varios días, grupos trataron de que Netflix cancelara la cinta, que finalmente sí se estrenó con el servicio de streaming defendiendo su decisión de agregarla al catálogo. En un intento para impedir que sea vista, muchos se han dedicado a reprobarla en sitios como Rotten Tomatoes o IMDb como protesta por la temática y la exposición de las actrices que no pasan de los 11 años de edad.

Parte importante de este movimiento también es afirmar que no tienen que ver la cinta para considerarla un peligro a la seguridad infantil, además de asegurar que se trata de un título más cercano a la pornografía infantil que a un trabajo de arte, así que tomarse el tiempo de verla es fomentar este tipo de agresiones. Por supuesto, hay usuarios que sí la han visto y que confirman que las decisiones a nivel guión y a nivel técnico parecen contradecir el reproche que originó la obra en sí. La directora siempre dijo que su idea era develar y atacar la sociedad del consumo en redes sociales actuales, que terminan por llevar a niñas a actuar como si fueran mujeres. Es decir, Cuties se propone ser una crítica a la sociedad que sexualiza de manera regular a las niñas y que normaliza que pierdan la oportunidad de disfrutar su infancia a cambio de popularidad y likes.

Te recomendamos leer: Cuties: directora cierra redes sociales ante lluvia de críticas

En general, se tomaban por cierto las declaraciones de Doucouré, y los sitios especializados le han dado una muy buena calificación. Por ejemplo, Rotten Tomatoes le puso 88% (con 33 reseñas) y comentarios positivos como:

Juan Manuel Freire El Periódico:

Doucouré explora sus preocupaciones sin sermonear, sin imponer una única lectura ni juzgar a sus jóvenes heroínas.

Horacio Bernades A Sala Llena:

Lo que puede provocar desconcierto en espectadores prejuiciosos es que esa segunda mirada no tiene un afán moralista y acusador, sino que mantiene el respeto por la subjetividad de la protagonista.

Pero las cosas son muy distintas cuando vemos el porcentaje del público, quien la ha calificado con 3%, con más de 1047 reseñas. Las opiniones son muy similares y también muy cortas, pues simplemente dicen que es terrible, peligrosa y que no saben cómo pudo producirse en primer lugar. De igual modo, la página IMDb la tiene con una calificación de 1.7, con más de 6 mil reseñas, algunas de ellas pidiendo que la eviten a toda costa, o que no pudieron pasar de los 10 minutos.

El problema real parece venir de dos frentes. Por un lado, la torpe publicidad de Netflix, especialmente con su poster, provocó que la gente criticara que una película sobre niñas bailando twerk inspirado en softporn se estrenara en el servicio de streaming en primer lugar. Esto llevo al público a atacar y a Netflix pidiendo, primero, disculpas por el manejo del estreno, y luego, que por favor la vieran antes de opinar a ciegas. El otro problema es que, como indica CBR.com, este trabajo despertó de nuevo la conspiración de QAnon, que maneja la teoría de que la élite, incluyendo gobiernos y Hollywood mismo, está involucrada en actos de pedofilia, canibalismo y otras atrocidades. Quizá la cuestión real es si en su intento por criticar a la sociedad, la directora terminó o no por crear algo que fomenta lo mismo que quiere destruir.

No te vayas sin leer: Miles de usuarios de Netflix piden cancelar película que sexualiza a menores

Comentarios

  • Tomatazos (5)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos