Noticias

El Camino: Una película de Breaking Bad | Aaron Paul y Vince Gilligan revelan dos finales alternativos

La película que da cierre a la historia de Jesse Pinkman pudo haber terminado diferente

El Camino: Una Película de Breaking Bad - 93% lleva apenas unos días en la plataforma de Netflix, pero en la imaginación de los fans, el destino del traficante de drogas Jesse Pinkman, había sido repensado una y otra vez. Si recordamos el último episodio de la exitosa serie Breaking Bad - 100%, después de ser rescatado por Walter White, el personaje interpretado por Aaron Paul se subió a un auto y no volvimos a verle. La policía llegó al lugar del tiroteo y pudimos observar una última toma del cuerpo de Walter desangrándose, pero realmente no supimos qué sucedió con Jesse, ¿sí habría logrado escapar?

También te puede interesar: El Camino: Una Película de Breaking Bad iba a tener una duración de tres horas

Seis años estuvimos imaginando lo que sucedió, quizás para algunos la ambigüedad del final estaba bien porque permitía que la audiencia le diera el cierre que quisiera. Pero la película llegó, inesperada para casi todos pero genuinamente emocionados por tener esa última pieza del rompecabezas. La trama del filme desarrolla un par de vacíos que existían desde la serie, por ejemplo, cómo había sido el confinamiento de Jesse por parte del grupo del traficante Jack Meller. Y, lo que más tenía en completa incertidumbre a la mayoría, ¿logró Jesse escapar de la policía, o lo arrestaron esa misma noche en Albuquerque?

La película pone fin a esa incógnita de seis años. Sí, Jesse Pinkman no es atrapado por la policía. Logra escapar y con algunas dificultades, y perseguido por los recuerdos de su confinamiento, elude por completo a las autoridades. Gracias a la ayuda de Ed, interpretado por el recientemente fallecido Robert Forster, puede comenzar de nuevo una vida en Alaska con el apellido Driscoll. Aaron Paul declara que desde que terminó la serie había imaginado que Jesse lograría comenzar de nuevo. También el creador de Breaking Bad - 100%, Vince Gilligan , tuvo este final en mente desde el principio, aunque confesó para Entertainment Weekly que no siempre fue así:

Pensé que dependía de la audiencia descubrir cómo se escapó Jesse, era suficiente con verlo escapar victorioso en auto en medio de la noche. Pero luego, a medida que los años comenzaron a pasar, en mis momentos de inactividad me encontré preguntándome, ¿cómo exactamente se escapó? ¡Porque eso no es tarea fácil! ¿Y qué pasa si no se escapa? ¿Qué pasa si fue arrestado a la vuelta de la siguiente esquina?

También deberías leer: El Camino: Una película de Breaking Bad | El público reacciona al regreso de Jesse Pinkman

Incluso jugué contando esa historia en una película, y afortunadamente prevalecieron mentes más inteligentes. La gente que amo y en la que confío, comenzando por mi novia Holly, dijo: ‘No puedes dejar que Jesse Pinkman sea arrestado al final de esto. No puedes ir por esa ruta’. Y dije: "Está bien. Muy bien, cariño”. Me alegro de haberla escuchado y haber escuchado al [productor ejecutivo de Breaking Bad /cocreador de Better Call Saul] Peter Gould y a los escritores de Better Call Saul.

Y cuando EW le preguntó a Aaron Paul qué pensaba sobre la posibilidad de que su personaje fuera arrestado al final, el actor contestó:

Wow... Él nunca me dijo eso. Wow. Eso es muy interesante. Quiero decir, estoy feliz de que no lo atrapen, ¿sabes? Estoy feliz de que se haya escapado. Hay algunas cosas como fan, como lo de los padres del niño [Drew Sharp] que recibió un disparo en la bicicleta, me gustaría que supieran lo que le sucedió a su hijo. Hay pequeñas cosas como esas que me encantaría que su familia descubriera. Pero también, todo es tan perfecto y eso es lo que realmente desgarró a Jesse. Es una criatura emocional. Lleva su corazón en la mano, se preocupa por las personas y se preocupa por los niños y su bienestar.

No te puedes ir sin leer: El Camino: Una película de Breaking Bad ya tiene calificación de la crítica

Considerar un final donde Jesse Pinkman hubiera sido arrestado suena bastante lógico cuando pensamos en el último episodio de la serie. Sin embargo, la mayoría, como Paul, seguro estamos más contentos con verlo libre y empezando de nuevo. Aunque si Gilligan hubiera decidido que el destino de Jesse era ser atrapado, también hubiera estado interesante ver al compañero de Heisenberg (Bryan Cranston), el traficante de drogas más grande de Estados Unidos escapar.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos