Noticias

Joven con problemas de la vista y su perro guía son discriminados por sucursal de cine

Gerry y su fiel perrito Lancelot fueron expulsados de un cine en la Ciudad de México debido a la ignorancia del personal

Noticias

Joven con problemas de la vista y su perro guía son discriminados por sucursal de cine

Gerry y su fiel perrito Lancelot fueron expulsados de un cine en la Ciudad de México debido a la ignorancia del personal

POR Sofi Terracota -

De vez en cuando, la verdadera inclusión es necesaria en los contextos menos abordados. Recientemente, un joven de nombre Gerardo Bermúdez compartió una desafortunada experiencia que vivió en un cine al sur de la Ciudad de México (vía Excelsior). Al padecer deficiencia visual, es necesario que su perro guía, Lancelot, lo acompañe a todas partes, sin embargo, los administrativos del complejo no entendieron la situación y le impidieron la entrada. Gerry alzó la voz en redes sociales y el caso logró tornarse viral.

No te pierdas: Isla de Perros: 5 razones para ver la película

A través de un perfil en redes, Gerry compartió la historia sobre cómo las autoridades de aquel cine no le permitieron acceder por venir acompañado de su perro guía, un animal adiestrado que sirve de ayuda a las personas con ceguera u otro tipo de debilidad al momento de ver. Durante el altercado, Gerry intentó explicar las leyes que amparan a personas como él, sin embargo, las políticas de la empresa le cortaron el paso. El joven exhibió la falta de empatía y capacitación por parte de la cadena de cine.

En este caso las amenazas no se hicieron esperar y las autoridades del cine intimidaron a Gerry diciéndole que lo echarían del complejo en caso de que alguien presentara una queja por la presencia del animal. A través de su página, Lancelot-Perro Guía, Gerardo compartió su postura.

Les expliqué las leyes que amparan la no discriminación e inclusión de perros de asistencia y no les importó, seguían insistentes en que Lancelot podría ser una molestia para los demás y que esa era razón suficiente para negarnos el acceso o ya estando adentro sacarnos de la sala. [...] Es importante que este tipo de situaciones dejen de pasar, que todas las empresas tengan la capacitación completa para saber y manejar situaciones relacionadas a personas con discapacidad. Hoy decido alzar la voz por todas las personas, para poner un granito de arena para una mejoría como sociedad, entender qué es una discapacidad, conocer cómo podemos ayudar, apoyar, ser inclusivos, sobre todo no obstaculizar a personas que como yo día a día salimos a enfrentarnos a un país que no está preparado, que en vez de apoyarnos nos niegan el acceso a nuestros derechos como seres humanos.

Te invitamos a leer: El Borras, la otra historia de éxito de Roma

Mientras en Hollywood se lucha por darle visibilidad al grupo de minorías compuesto por mujeres, afroamericanos, asiáticos-americanos y comunidades LGBT, en el exterior también existen muchos casos como los de Gerry, personas con discapacidades que necesitan de políticas inclusivas para evitar la discriminación. Hace falta mucho trabajo, sobre todo en Latinoamérica, para dar paso un contexto social que trate a todos con dignidad. La verdadera inclusión es necesaria en sitios que no están lo suficientemente estudiados. Esperamos que la lucha de Gerry tan solo sea el impulso de una gran ola de cambio.

El año pasado, la Cámara de Diputados dio su visto bueno a la iniciativa de Ley de los Derechos de las Personas Usuarias de Perros Guías y Animales de Servicio, asegurando que cualquier can especializado pueda acceder sin problemas a todos los espacios públicos, casi sin excepción. La ley expone lo siguiente (vía Milenio):

Un perro de servicio es aquel que ha sido entrenado, en un centro de adiestramiento, para dar servicio y asistencia a las personas con alguna discapacidad, con el fin de convivir con él para mejorar su calidad de vida y autonomía personal. [...] [La legislación] tiene por objeto reconocer y regular el derecho de accesibilidad de las personas usuarias de perros guía o animales de servicio, para permanecer con ellos en todos los espacios en donde se desenvuelven.

Cabe mencionar que los binomios no podrán acceder a lugares específicos como aguas de piscinas, zonas de manipulación de alimentos o quirófanos. En los vehículos como taxis, el perro debe colocarse sobre los pies de su dueño y en los aviones en un asiento junto a él.

También puede interesarte: PETA arremete contra Quentin Tarantino y su película Once Upon a Time in Hollywood por maltrato animal

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos