Noticias

Woody Allen dice que él ha logrado todo lo que el #MeToo quisiera lograr

El actor y director estadounidense no se arrepiente de haber dicho a mediados de 2018 que él debería ser el rostro del movimiento #MeToo

Hubo un tiempo en el que Woody Allen era un nombre importante en la cultura y popular entre los cinéfilos, pero lamentablemente en los últimos años su labor como artista se ha visto opacada por el escándalo viejo de que presuntamente abusó sexualmente de su hijastra Dylan Farrow cuando era una niña. Con el surgimiento del movimiento #MeToo en 2017 las cosas comenzaron a complicarse más para el actor y cineasta, pero en pleno 2019 ha vuelto a defenderse de sus detractores y realizó declaraciones bastante polémicas

También te puede interesar: Scarlett Johansson defiende a Woody Allen y asegura que volvería a trabajar con él

El #MeToo surgió después de que un reportaje diera a conocer que el productor Harvey Weinstein abusó sexualmente de varias actrices y acosó a muchas más por varias décadas, el escándalo fue tan grande que comenzaron a señalarse a todos los que en algún momento hubieran cometido algún tipo de acto inapropiado de acoso o abuso sexual. Con Allen el caso es un poco complicado, pues en su momento fue declarado inocente después de dos investigaciones y él asegura que la supuesta violación de Dylan fue algo que su madre, Mia Farrow, le metió en la cabeza a su hija para vengarse de que el director le fue infiel con su hijastra coreana Soon-Yi Previn.

Más de un año después de que Woody Allen diera una entrevista a un periodista argentino donde dijo que él debería ser la cara del movimiento #MeToo por su historial impecable en cuanto al trato que ha dado a las mujeres, el periodista Vincent Roux, del canal francés France 24, le preguntó si se arrepentía de haber realizado esas declaraciones, el director contestó (vía The Guardian):

Para nada, he trabajado con cientos de actrices, ninguna de ellas se ha quejado de mí; ni una sola queja. He empleado mujeres en la máxima capacidad durante años y siempre les hemos pagado la misma cantidad que a los hombres. He logrado todo lo que al movimiento #MeToo le encantaría lograr.

También te recomendamos: La defensa de Scarlett Johansson a Woody Allen podría costarle su nominación al Óscar 2020

Estas palabras no llegan por coincidencia en estos momentos, hace apenas unos días la actriz Scarlett Johansson, con quien Allen trabajó en La Provocación - 76%, Amor y Muerte - 40% y Vicky Cristina Barcelona - 81%, lo defendió y dijo que volvería a trabajar con él, lo cual causó una gran controversia pues muchos otros actores le han dado la espalda públicamente y lo han condenado. Dylan Farrow, la presunta víctima de violación a manos de Allen, quien lleva años tratando de convencer a todo el mundo de la maldad de su padrastro, comentó en Twitter al respecto:

Porque lo que hemos aprendido en los últimos dos años es que hay que creer del todo a los depredadores sexuales que “mantienen su inocencia” sin discusión. A Scarlett aún le queda un largo camino para comprender el asunto que dice defender.

Un texto publicado por Dylan en 2014 donde describía cómo había sido violada por Woody Allen provocó que se tachara al cineasta de depredador sexual, pero a excepción de algunas protestas feministas, poco se hizo al respecto y tuvieron que pasar más de tres años para que las consecuencias llegaran. Amazon tenía un trato con él para producir y distribuir sus películas, pero después del escándalo la compañía rompió el trato y Allen la demandó.

También lee: A Rainy Day in New York, de Woody Allen, ya tiene primeras críticas

La última vez que el director de Dos Extraños Amantes - 98% se defendió públicamente de las acusaciones de Dylan fue en enero de 2018; en un comunicado declaró:

Cuando esta acusación se hizo por primera vez hace más de 25 años, fue investigada a fondo por la Clínica de Abuso Sexual Infantil del hospital de Yale, New Haven y Bienestar Infantil del estado de Nueva York. Ambos lo investigaron por varios meses y de manera independiente concluyeron que ningún tipo de abuso había tenido lugar. En vez de eso, encontraron que era posible que una vulnerable niña hubiera sido entrenada para decir su historia por su furiosa madre durante un desagradable rompimiento. El hermano mayor de Dylan, Moses, ha dicho que él fue testigo de que su madre hizo justamente eso, entrenar implacablemente a Dylan, tratando de convencerla de que su padre era un depredador sexual. [...] Pero incluso cuando la familia Farrow cínicamente utiliza esta oportunidad [...] para repetir la desacreditada acusación, no la hace más cierta ahora de lo que fue en el pasado.

No te vayas sin leer: Woody Allen: sus mejores películas según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos