Noticias

Especialista en cine explica por qué la llegada del hombre a la Luna no pudo ser falseada

A lo largo de los años, teóricos de la conspiración han afirmado que la NASA usó una cámara especial para escenificar los alunizajes

La llegada del hombre a la Luna siempre ha fascinado a la gente y en el cine ha sido un tema recurrente. Sin embargo, a lo largo de los años han surgido varias teorías de conspiración, aún creídas por muchos, que afirman que el hombre nunca pisó aquel satélite natural y que todos los alunizajes son producto de escenas montadas por la NASA, con el único fin de mostrar la superioridad estadounidense. Por ello, numerosos expertos han refutado estos pensamientos y ahora el editor y productor de cine Howard Berry hace lo propio.

Te recomendamos: Las mejores películas de aterrizajes lunares

Apenas, el año pasado, Damien Chazelle, ganador de un Oscar a mejor director, estrenó la cinta El Primer Hombre en la Luna - 90%, en la que contó, de una manera íntima, cercana y profunda, la vida de Neil Armstrong. La crítica alabó el filme al considerar que el enfoque personal lograba avivar la mirada del espectador respecto a un momento crucial en la historia de la humanidad, logrando llevar a las audiencias por el camino de un viaje dramático.

Por otra parte, recientemente, el director Todd Douglas Miller sorprendió agradablemente a los críticos con su documental Apollo 11 - 90%, que cuenta la historia de todos los preparativos, el despegue y la investigación comandada por Neil Armstrong y los pilotos Buzz Aldrin y Michael Collins. Este largometraje fue reconocido por mostrar el valor de este importante evento, a partir de material inédito proporcionado por la NASA: cámaras ubicadas en Cabo Cañaveral que capturaron los momentos más importantes del despegue de la nave, así como escenas filmadas en el interior del cohete espacial, que ofrecen una visión íntima sobre las sensaciones que experimentaron los astronautas durante su misión.

No obstante, a pesar de las pruebas con las que se documentaron los filmes, los mitos sobre la falsedad de los alunizajes siguen vigentes. Cabe destacar que estos no surgieron en el momento de la misión comandada por Armstrong, sino años después con la publicación de libros y documentales al respecto.

Este 2019, se cumplieron 50 años de este acontecimiento que, sin duda, sentó bases importantes sobre la investigación espacial y, por supuesto, sobre el estudio de la misma Luna. Por ello, el editor Howard Berry se dio a la tarea el refutar las teorías conspiratorias que afirman la falsedad de los alunizajes, desde el tema que domina: el cine.

Te puede interesar: Gravedad, de Alfonso Cuarón, es considerada la peor película sobre el espacio según la NASA

Algunas de estas teorías conspiratorias dicen que los aterrizajes fueron grabados en un estudio de televisión, que utilizaron la cámara especial del Apolo y ralentizaron el metraje para simular una menor gravedad y que la bandera de Estados Unidos que se muestra en las tomas icónicas no podía ondear porque en la Luna no hay viento, por lo que está claro que utilizaron un ventilador o se grabó en el desierto.

Al respecto, Berry considera que son disparates. Par empezar, el experto señala que existen dos maneras distintas de captar imágenes en movimiento. Una de ellas es mediante tiras de material fotográfico en las que se expone una serie de imágenes, otra es el vídeo, un método electrónico que permite grabar en varios medios diferentes y que se puede emitir en televisión. Una película cinematográfica estándar captura 24 fotogramas por segundo, mientras que la emisión televisiva muestra 25 o 30.

Para que la teoría que asegura que los aterrizajes lunares fueron un producto de ficción fuera válida, las imágenes deberían haber sido grabadas a 30 fotogramas por segundo, el estándar televisivo de la época. No obstante, no es un secreto que el vídeo de la primera llegada a la Luna fue filmado a 10 fotogramas por segundo...

Por otra parte, para la teoría que dice que ralentizaron el metraje para simular la gravedad, Berry menciona que hacer esto requiere más fotogramas de los habituales, por lo que se necesita una cámara especial capaz de capturar más frames por segundo que una normal.

Para recrear 143 minutos a una velocidad inferior a la habitual se necesitarían grabar y almacenar 47 minutos, lo que no era posible en aquel momento.

Finalmente, el experto mencionó que la teoría sobre la bandera que ondea es más que falsa, pues luego de que los astronautas la dejan en el suelo, esta permanece inalterable. Y, aunque es cierto que en el desierto hay viento, en julio, mes en el que Armstrong y su equipo pisaron la Luna, este lugar es muy caluroso y si hubiera sido filmado ahí, en el video se apreciarían signos de calor, lo cual, evidentemente, no sucede.

No te vayas sin leer: Apollo 11 | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos