Noticias

Cannes prohíbe las producciones de Netflix dentro del concurso

El director del festival aseguró que esta decisión, como otras que también acaba de anunciar, sólo pretende mantener con vida este prestigioso evento

El Festival de Cine de Cannes es una de las grandes puertas para que los distribuidores, productores y los creadores se encuentren y busquen un mejor futuro para sus películas, además de que cada película exhibida tiene la oportunidad de competir por una palma de oro. Con la intención de mantener el festival de la manera más tradicional y que en un futuro siga siendo tan rentable e importante como lo es ahora, Thierry Frémaux, director del festival, anunció una serie de cambios que comenzarían este año.

Sigue leyendo: El Festival de Cine de Cannes implementará medidas para proteger las películas de las críticas negativas

Entre estos cambios se presenta la prohibición de selfies en la alfombra roja para mantener el estilo elegante durante la misma, así como las restricciones que evitarán que los críticos circules primeras reacciones de una cinta antes de que esta se estrene a nivel mundial; según Frémaux, cuando comienzan a movilizarse comentarios negativos por parte de la prensa rápidamente tiene un efecto sobre la cinta y la gente pierde el interés en verla, evidentemente esto también le afecta al festival si la gente no va a las proyecciones oficiales.

La solución frente a los comentarios negativos previos a un estreno fue hacer que en algunas películas la prensa asista a la proyección junto con el público que pagó un boleto, y en el caso de las proyecciones especiales (con alfombra roja y comentarios de los creadores) la prensa verá la película después de ese evento. Pero hay otro tema que atañe a las cabezas importantes del festival: Netflix. El año pasado se le dio una oportunidad a algunas películas originales de la plataforma que no ganaron pero formaron parte de la ceremonia, se trata de Okja - 86% y Los Meyerowitz: La Familia No Se Elige - 93%.

Continúa con: Steven Spielberg cree que Netflix no merece ganar un Óscar y se arrepiente de haber remasterizado E.T.

Aunque la plataforma ha tenido muy buenas producciones acreedoras a un lugar en el festival de cine más prestigioso, esto no es muy bueno para el festival ya que el principal objetivo, como se mencionó líneas arriba, es conseguir un dialogo entre producciones y distribuidoras para llevar a la pantalla grande de otros países a la película, sin embargo Netflix no necesita productores ni distribuidores debido a que todas sus cintas se quedan en la plataforma o en el mejor de los casos tienen una temporada muy corta en el cine. Esto fue lo que mencionó al respecto Thierry Frémaux en una entrevista con Le Film Francais:

El año pasado, cuando seleccionamos estas dos películas [Okja y Los Meyerowitz], pensé que podría convencer a Netflix para lanzarlas en los cines. Era presuntuoso, se negaron... La gente de Netflix amaba la alfombra roja y le gustaría estar presente con otras películas. Pero entienden que la intransigencia de su propio modelo es ahora lo opuesto al nuestro. Tenemos que tener en cuenta la existencia de estos nuevos y poderosos jugadores: Amazon, Netflix y tal vez pronto Apple. Defenderemos la imagen de un festival propenso al riesgo, cuestionando el cine, y debemos estar en la mesa todos los años.

En cuanto al cine en Francia, según lo que se informa en Screen Rant, ha surgido una nueva ley en la que se prohíbe lanzar una película en DVD hasta que pasen cuatro meses después del estreno en cines, el objetivo es permitir que la producción tenga la recaudación suficiente en las taquillas del país.

Te puede interesar: Claire Foy habla sobre la controversia en cuanto a su salario en The Crown

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos