Noticias

Óscar 2018: México celebró a lo grande el triunfo de Guillermo del Toro

La Forma Del Agua fue la gran ganadora de la noche, y los mexicanos compartieron la alegría del director tapatío

En la edición 90 de los Premios Óscar el gran ganador fue Guillermo del Toro, y como es costumbre entre el pueblo mexicano, la victoria de un paisano en el extranjero es motivo de orgullo y gran felicidad, y si hubo una vergonzosa celebración en México por el Óscar que recibió Leonardo DiCaprio por Revenant: El Renacido - 82%, ¡con más razón debe celebrarse a Del Toro!

También te puede interesar: Óscar 2018: lista de ganadores de la edición 90

La celebración por el triunfo del director tapatío se llevó a cabo en la Ciudad de México en el Ángel de la Independencia, un lugar donde se suelen reunir los fanáticos del fútbol cuando la selección nacional gana un partido importante o pasa alguna eliminatoria en el Mundial o alguna copa.

Guillermo del Toro fue reconocido con la estatuilla a Mejor Director por La Forma Del Agua - 92%, película que también se llevó el galardón a Mejor Película y que se encontraba nominada en 13 categorías, de las cuales ganó también Mejor Diseño de Producción y Mejor Banda Sonora Original (Alexandre Desplat). Las otras categorías que no ganó eran Mejor Actriz (Sally Hawkins), Mejor Actriz de Reparto (Octavia Spencer), Mejor Actor de Reparto (Richard Jenkins), Mejor Cinematografía y Mejor Mezcla de Sonido.

Parece muy lejano el año 2007, cuando los tres directores mexicanos más famosos de Hollywood compitieron por el Óscar pero no fueron reconocidos. En esa ocasión Guillermo del Toro competía en la categoría de Mejor Guión Original por El Laberinto del Fauno - 95%; Alfonso Cuarón compitió en la categoría de Mejor Guión Adaptado por Niños del Hombre - 92% y Alejandro González Iñárritu en la categoría de Mejor Director y Mejor Película por Babel - 69%. Al final ninguno fue reconocido.

También te recomendamos: Guillermo del Toro se lleva el premio DGA como Mejor Director por La Forma del Agua

Hoy, ese pasado donde era impensable que un mexicano se llevara el premio mayor de Hollywood ya no existe. Los tres directores han sido reconocidos debidamente: Alfonso Cuarón recibió el Óscar a Mejor Director por Gravedad - 96% en 2014; Alejandro González Iñárritu por Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) - 91% en 2015 y por Revenant: El Renacido en 2016; y ahora Guillermo del Toro por La Forma Del Agua.

La felicidad de sus fanáticos fue proyectada cuando cantaron “Cielito Lindo”, una canción de origen español que se ha convertido en un símbolo para el país y que se canta en momentos de alegría colectiva.

Pero la euforia por el triunfo de Del Toro no podía faltar en su tierra natal, Guadalajara, Jalisco, donde se celebró en La Minerva, un monumento de la diosa romana Minerva que es emblemático de la ciudad, y que reunió a varios fanáticos que cargaban una réplica del Óscar y lanzaban porras.

Y, por supuesto, en el resto de los estados se enviaban mensajes de felicitación al director por su Óscar, aunque hay que recordar que desde su estreno en el Festival Internacional de Cine de Venecia en 2017 la película venía siendo un éxito y recibiendo numerosos elogios de la crítica y del público. En México se mantuvo en primer lugar en taquilla más de dos semanas, y actualmente lleva recaudado a nivel mundial US$126.4 millones (vía Box Office Mojo), todo un logro para un presupuesto de US$20 millones.

También lee: Guillermo del Toro: sus mejores películas según la crítica

Desde Tomatazos le enviamos nuevamente una felicitación enorme, que además de enorgullecer al pueblo mexicano, demuestra una vez más que el género fantástico es tan valioso e importante como el drama o cualquier otro.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos