Noticias

La Berlinale inaugura su edición 2018 entre el movimiento #MeToo y la encantadora fábula política Isle of Dogs, de Wes Anderson

La primera jornada de la Berlinale tuvo como eje el debate contra el acoso sexual y la reconfortante segunda animación en stop-motion de Wes Anderson

El mundo del cine sufrió un cambio desde que estalló el escándalo sexual de Harvey Weinstein que ha obligado incluso a adoptar nuevas normas de etiqueta en las ceremonias de entrega de premios tal cual lo vimos en la pasada entrega de los Globos de Oro. Sin embargo, fue al Festival Internacional de Cine de Berlín, mejor conocido como la Berlinale, al que le ha tocado caldear los ánimos en Europa al ser el primer festival que ocurre en el aquel continente desde que se reveló este caso para hacer afrenta a las peticiones del movimiento #MeToo que junto a Isla de Perros - 87% y el gran y destacado ensamble de actores que presta su voz a la nueva película del reconocido director Wes Anderson, han llegado a inaugurar la edición número 68 del certamen.

Podría interesarte: Nuevo footage de Isle Of Dogs de Wes Anderson

En la conferencia inaugural, el cineasta Tom Tykwer (Corre, Lola, Corre - 93%), en quien ha recaído la tarea de presidir el jurado que entregará el Oso de Oro a la mejor película de las 19 que en esta ocasión conforman la selección oficial del evento, ha mostrado su sensibilidad con la iniciativa #MeToo y no sólo ha destacado que la Berlinale trabajará para promover la igualdad y el respeto a las mujeres en la industria, también hizo un llamado para que el debate no se alimente de forma “artificial -por los medios sensacionalistas-, ni tampoco acallado por nadie”; además, el también director de El Perfume: Historia de un asesino - 58% recordó que esta problemática no es exclusiva de la industria del cine y que ocurre en todos los ámbitos donde se ejerce un mando vertical. Al margen, una petición por Internet solicitaba que la tradicional alfombra roja de la Berlinale cambiara su color a negro como una muestra de solidaridad por las víctimas de acoso y abuso sexual; dicha petición recogió más de 21 mil firmas. Sin embargo, a pesar de que la primera proyección de Isle of Dogs, película que compite por el Oso de Oro, dejó una sensación más que satisfactoria y los directivos del evento se manifestaron en torno al tema de la violencia sexual, el festival tuvo que lidiar con las críticas por incluir entre sus invitados aKi-duk Kim, el aclamado cineasta surcoreano director de películas como Piedad - 73% y Las Estaciones de la Vida - 95%, quien presentará su nueva película Human, Space, Time and Human.

Lee también: Kim Ki-Duk es demandado de abuso sexual por una de sus actrices

La asistencia de Kim Ki-Duk ha desatado la indignación, principalmente la de una actriz surcoreana que no ha querido que su nombre sea revelado, quien confesó ser objeto de malos tratos por parte del director de Moebius - 78%, quien la habría abofeteado y obligado a rodar escenas de sexo improvisado cuando trabajó en una de sus películas. Por su parte, Dieter Kosslick, director del festival, comentó al respecto que si bien los organizadores habían descartado por lo menos cinco producciones por estar relacionadas a directores, actores o personas de producción que habían sido acusadas de conductas inapropiada, el caso de Kim Ki-Duk era diferente ya que no existen acusaciones sólidas por parte de esta actriz, aunque asegura que siguen a la espera de nueva información.

Por primera vez, la Berlinale abre su competencia con una animación… la primera película política de Wes Anderson

Isla de Perros - 87% abrió la competencia oficial dejando un buen sabor de boca entre la concurrencia y, es que, la segunda animación en stop-motion de Wes Anderson ha conseguido reconfortar al público con su fábula sobre la pérdida de valores, el abuso de poder y la dignidad de la que muchos críticos ya han calificado como la primera película política del director de Moonrise Kingdom - Un reino bajo la luna - 94% o, por lo menos, lo más cercano a eso, aunque dejó ver destellos de ello en El Gran Hotel Budapest - 92%, película con la que pisó la Berlinale hace cuatro años y que lo hizo acreedor en aquel entonces del Gran Premio del Jurado del festival. El cineasta llegó acompañado del gran grupo de actores que prestan su voz a los distintos personajes de Isle of Dogs: Bill Murray, Tilda Swinton , Bryan Cranston, Greta Gerwig, Liev Schreiber y Jeff Goldblum, entre otros.

Continúa leyendo: Isle Of Dogs, de Wes Anderson, es clasificada para adolescentes por violencia explícita

Aquellos que ya han podido disfrutar de Isle of Dogs han coincidido en que si bien es imposible evitar las comparaciones con El Fantástico Sr. Zorro - 92%, la anterior animación stop-motion de Anderson y a pesar de que ésta no llega a las cotas emocionales que aquella conseguía, Isle of Dogs es un ejercicio exuberante del talento del director estadounidense como contador de historias, el guión ha destacado por la forma en que tiene de hacer eco a la deshumanización y a temas sociales como el fascismo, el terrorismo y la deportación, aunque, como todo cuento, también hay espacio para la belleza y la esperanza. Wes Anderson no ha dudado en reconocer que Isle of Dogs es su homenaje al gran cineasta japonés, Akira Kurosawa y a la cultura nipona, al mismo tiempo que ha querido entregar una película que funciona como espejo de la sociedad ya que en este largometraje los humanos son los que ladran mientras que los perros son los que hablan de forma educada a pesar de ser excluidos en un basurero y siguen conservando sus valores intactos.

Te recomendamos: Berlinale 2018: las películas más esperadas del festival

Así fue la primera jornada de la Berlinale 2018 que en los próximos días exhibirá el trabajo de cineastas consagrados, así como el de nuevos talentos.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos