Noticias

Kate Winslet: ¿primero defiende a Woody Allen y ahora se arrepiente y le da la espalda?

Aunque la actriz no mencionó directamente el nombre del cineasta, sus declaraciones parecen indicar que decidió unirse al movimiento actual en Hollywood

Después de la oscuridad que cubrió a la industria cinematográfica en Hollywood debido a las diversas declaraciones en contra de actores, directores y productores por acoso y abuso sexual, llegó una segunda etapa que tapiza el letrero de la Ciudad de las Estrellas con discursos feministas, apoyo a las víctimas, hashtags, vestuario negro y gestos de desprecio a cualquier hombre que reciba un reconocimiento esperando a que salga una nueva acusación.

Sigue leyendo: Alec Baldwin compara las acusaciones de Dylan Farrow hacia Woody Allen con el personaje de una película

Aunque es cierto que en la industria del entretenimiento, como en cualquier otro ámbito laboral, las mujeres corren el riesgo de ser agredidas de algún modo, quizá lo que está pasando en Hollywood se está saliendo de control, llegando al extremo de cancelar ciertos proyectos, premios o incluso escuchar a varios actores confesarse arrepentidos de trabajar con alguien que ha sido señalado recientemente aunque no se haya comprobado la culpabilidad del mismo.

Mientras Kate Winslet promocionaba La Rueda de la Maravilla - 35%, dirigida por Woody Allen, fue acusada por defender y aceptar trabajar con el cineasta después de las acusaciones en su contra por parte de su hija adoptiva Dylan Farrow, misma que en 2014 escribió una carta en The New York Times donde aseguró que su padre abusó sexualmente de ella cuando tenía siete años. En aquél momento la actriz que saltó a la fama por Titanic - 88% dijo que trabajar con Allen era una gran oportunidad que sabía que no volvería después.

Cabe mencionar que no fue el único cineasta acusado al que parecía apoyar por haber trabajado con él, también actuó para Roman Polanski y admitió no arrepentirse pues no conocía a la familia de ninguno de los dos. Esto fue lo que declaró Kate Winslet en septiembre del año pasado a The New York Times, un mes antes de la ola desatada por Harvey Weinstein:

Continúa con: Diane Keaton defiende a Woody Allen de las acusaciones de abuso sexual

La única razón por la que no lo habría hecho [trabajar para el cineasta] hubiese sido el miedo, y no se puede vivir así. Además, mis padres estarían muy orgullosos de que trabajase con Woody Allen. Él es un director increíble. Y Polanski también. Fue una gran experiencia haber trabajado con ambos, esa es la verdad.

Hoy esas declaraciones parecen chocar con las más recientes palabras de la protagonista de Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos - 93%. De acuerdo a la información que comparte Vanity Fair, Winslet parece arrepentirse de haber trabajado con los cineastas que defendió anteriormente, pero no menciona sus nombres directamente; esto sucedió la tarde de ayer mientras recogía el premio Dilys Powell a la excelencia cinematográfica durante la ceremonia del Círculo de Críticos de Londres.

No sería capaz de estar aquí esta tarde y guardarme para mí algunas cosas de las que me arrepiento, como el hecho de haber tomado decisiones no demasiado acertadas a la hora de trabajar con personas con las que desearía no haber trabajado.

Puede interesarte: Amazon podría no estrenar la nueva película de Woody Allen

Así como podría haberse referido a Woody Allen o Roman Polanski, también podría estar hablando de quien se han confirmado algunas agresiones en contra de otras actrices: Harvey Weinstein, para quien trabajó años atrás.

Me ha quedado claro que, si no me pronunciaba, estaría aumentando la angustia de mujeres y hombres valientes. El acoso sexual es un crimen.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos