Noticias

El director de Soy Leyenda se arrepiente de no haber sido fiel a la novela original

Más de 10 años después, el director se ha dado cuenta de que su adaptación de Soy Leyenda estuvo llena de malas decisiones

En 2007 llegó a los cines la última adaptación de la célebre novela de Richard Matheson Soy Leyenda, protagonizada por Will Smith y dirigida por Francis Lawrence, quien ahora más de 10 años después del estreno confiesa estar arrepentido de no haber hecho una versión más apegada al libro por temor al fracaso en taquilla.

También te puede interesar: Soy Leyenda, de Francis Lawrence, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Soy Leyenda - 70% tuvo una recepción mixta entre la crítica, y a quienes no conocían la obra original o las otras adaptaciones cinematográficas les pareció que era un blockbuster que ofrecía un poco más de entretenimiento y suspenso. Sin embargo, esta cinta estaba muy lejos de la novela de Matheson, pues mientras en ésta se trataban temas como la soledad, la cultura, el destino de la raza humana y otros temas filosóficos, en la película se prefirió dar prioridad al espectáculo y buscar complacer a la audiencia a como diera lugar, con lo cual se omitió casi todo lo que hizo tan exitosa y trascendental a la novela.

En Soy Leyenda, el último hombre en la Tierra se dedica a exterminar a los vampiros que ahora dominan el mundo, vampiros con explicación científica y sin elementos sobrenaturales. En la versión de Lawrence éstos son sustituidos por monstruosas criaturas salvajes con fuerza sobrehumana realizadas con un CGI mediocre (incluso para 2007).

A pesar del relativo éxito en taquilla que tuvo Soy Leyenda, el director compartió con ScreenRant lo que piensa ahora al respecto:

Mirando hacia atrás ahora, creo que podríamos haber hecho básicamente la misma historia de la novela y hubiéramos recaudado la misma cantidad de dinero en términos de ventas de boletos porque la gente fue, creo, para ver al último hombre en la Tierra. Ellos habrían aceptado el final nihilista, habrían aceptado vampiros en lugar de gente con infecciones. Literalmente podríamos haber hecho el libro, con el que yo hubiera estado mucho más feliz, pero sabes que cuando estás gastando tanto dinero estás en pánico porque estás haciendo este pequeño y extraño tipo de película de arte sobre un tipo solo con un perro en Nueva York y estás tratando, ya sabes, de crear ese espectáculo.

El final, uno de los momentos más importantes del libro, y uno que da mucho sentido al título del mismo, es cambiado absurdamente en la película y convertido en lo que cualquiera esperaría de una película de Hollywood promedio. A pesar de que el director quería dar un final un poco más parecido al original, en las proyecciones de prueba los espectadores reaccionaban mal y terminó volviéndose en ese final espantoso. Sobre el final que él tenía pensado, Lawrence dijo:

Estoy de acuerdo en que es el mejor final. Quiero decir, es la versión más filosófica del final, pero en términos de matemática de la historia estamos haciendo todo lo que se supone que no debes hacer, ¿verdad? El héroe no encuentra la cura, ¿cierto? Lleva hacia lo desconocido y las criaturas que has estado diciendo son malas todo el tiempo resulta que realmente tienen humanidad y no son malas, el héroe es el malo. Y así básicamente has cambiado todo en su cabeza. Lo probamos dos veces y fue descaradamente rechazado, salvajemente rechazado, y es por eso que hicimos el otro final.

También te recomendamos: Cómo arreglar malas películas

Sin duda Soy Leyenda tenía potencial para superar a la adaptación de 1964, Seres de las sombras - 71%, protagonizada por Vincent Price; y a la de 1971, The Omega Man - 59%, protagonizada por Charlton Heston, pero el temor al fracaso económico les impidió arriesgarse con un producto menos complaciente, y ahí se acabó ese potencial.

--------------------

No te pierdas: Suicide Squad 2: Will Smith, Margot Robbie y Jared Leto confirman su regreso a la secuela

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos