Noticias

David Fincher critica los efectos negativos de Marvel en la industria

El famoso director cree que los cambios a la industria han sido muy malos desde la llegada de este popular género

David Fincher es uno de los directores más estables de Hollywood. Sus cintas siempre se mantienen como ejemplo de lo que un buen guión, grandes actuaciones y una correcta dirección pueden lograr. A las historias más básicas, como Perdida - 88%, logra sacarles una complejidad narrativa impecable y bien estudiada. Se trata de un director bastante completo que sabe cómo equilibrar todos sus elementos para entregar una película que se quede con el espectador por mucho tiempo.

Como ha sucedido con otros directores igualmente “serios”, que el género de superhéroes sea tan popular no les parece lo más apropiado. Estamos hablando de franquicias que dejan millones en taquilla y ganancias similares en mercancía. Los fans están dispuestos a esperar años, y se comprometen con los diversos universos cinematográficos en proyectos que fácilmente pueden tardar una década en formarse.

También te puede interesar: The Batman: el guión de Ben Affleck tenía influencia de David Fincher

Las películas de superhéroes siempre han sido criticadas por su “facilidad” y clichés, pero lo cierto es que también han atraído a grandes actores, algunos que incluso consiguieron la fama gracias a estas cintas. De igual modo, han sido una buena forma de descubrir directores prometedores, cuyos proyectos pueden levantarse con mayor facilidad gracias a lo logrado dentro del género. Claro que también hay muchos problemas, como lo repetitivo que puede ser y la idea de que las productoras tienen mayor peso que cualquier guión y director. Aún así, estamos lejos de ver morir a este género.

David Fincher habló sobre su nueva serie Mindhunter - 94% (que ya se estrenó en Netflix) y la discusión fue publicada por Yellow King Film Boy (vía ComicBook.com). Aquí, el director habló de las ventajas del servicio de streaming para poder llevar a buen puerto este proyecto. Fincher aclara que algo como esto no es posible de desarrollar en el nuevo sistema de Hollywood, lleno de superhéroes y franquicias millonarias con poco interés en otros géneros:

Mira, existe una gran cantidad de talento que no sienten que haya mucho para ellos en términos de sustento trabajando para Marvel. Y creo que si podemos crear un patio de juegos para ellos que sea pensativo, adulto, interesante, complejo, historias desafiantes, y encontrar maneras de atraerlos, entonces existe la posibilidad de algo que no esté atado y atrapado por los tres actos.

Fincher alude al hecho de que el género de superhéroes está bastante establecido y no permite ningún dinamismo real sobre sus historias y sus personajes, porque entonces ya no se trataría del mismo género.

También puedes leer: Series para ver este fin de semana: Mindhunter, Castlevania, Mr. Robot

Tampoco es la primera vez que ciertos directores hablan de la libertad que les concede Netflix, con quien Fincher ya trabajó en House of Cards - 71%, para poder hacer historias que definitivamente no verían la luz si estuvieran a cargo de los mismos productores de cine. Como la industria actualmente busca franquicias que pueda explotar por mucho tiempo, para luego hacer un reboot y volver a lo mismo, asegurando ganancias por años, es difícil que películas independientes se mantengan a flote o que al menos lleguen a hacerse. Además, algunas cintas mucho más originales como Baby - El Aprendiz del Crimen - 93% se vuelven una opción también para iniciar sus propias trilogías, aunque no fueran concebidas de esa manera. El nuevo trabajo de Fincher, protagonizado por Jonathan Groff y Holt McCallany, recuerda a su visión en la película Zodiaco - 89%, donde es más importante la psicología del criminal que el misterio de atraparlo.

No dejes de leer:

Mindhunter, la serie de David Fincher ya tiene calificación en el Tomatómetro

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos