Noticias

Martin Scorsese arremete contra Rotten Tomatoes

El reconocido director escribió una columna atacando los sistemas de críticas cinematográficas

Noticias

Martin Scorsese arremete contra Rotten Tomatoes

El reconocido director escribió una columna atacando los sistemas de críticas cinematográficas

POR Claudia Cabello -

Desde siempre se ha planteado y replanteado el poder y lugar de la crítica de cine: ¿afecta la taquilla?, ¿aleja o acerca al público?, ¿se les paga por hablar bien o mal de una cinta? Lo cierto es que cada cabeza es un mundo y se debe partir de que una crítica, por muy especializada que sea, difícilmente será absoluta y tomada por los cinéfilos como palabra divina sobre alguna película. Muchas veces se ha demostrado que las críticas no afectan la taquilla y que más bien parece un ataque nacido del hecho de que Hollywood no está pasando por su mejor momento. Sin embargo, esto tiene que ver más con las producciones mediocres que se hacen y las posibilidades de los espectadores de acudir mejor a servicios de streaming o televisión de paga para disfrutar contenidos de calidad.

Aún así, siempre existirá el debate sobre el poder de las críticas. En muchos sentidos, se trata de una discusión necesaria. Para empezar habría que dividir entre los críticos especializados (los que estudian a fondo un filme y lo diseccionan para saber si funciona o no a sus propósitos) y aquellos que sólo dan una opinión, pues no podemos dejar de lado el hecho de que cualquiera se siente juez y verdugo gracias a las libertades de las redes sociales.

También te puede interesar: Por qué Brett Ratner tiene razón en parte de sus juicios sobre Tomatazos (Rotten Tomatoes)

Las perspectivas de los fans que arremeten contra páginas como Tomatazos (Rotten Tomatoes), que simplemente reúne las críticas y crea un porcentaje, es muy diferente a las opiniones que tienen aquellos que crean los proyectos. El reconocido director Martin Scorsese escribió una columna especial para The Hollywood Reporter donde reprocha la labor de las páginas de criticas, pero también la importancia que los espectadores les dan. La columna inicia con Scorsese reconociendo que nadie quiere volver atrás, cuando eran estudiantes y sus trabajos eran juzgados para una calificación, pero que en realidad no se escapa de eso, pues las películas son calificadas del mismo modo. Para el director, el mayor problema surgió con la aparición de los números en taquilla y la forma en que los espectadores accedieron y le dieron demasiada importancia a eso, por lo que ahora las cintas funcionan o no dependiendo de las ganancias monetarias.

El director cree que la importancia de la taquilla se mezcla negativamente con las críticas:

El juicio brutal que ha hecho de los fines de semana de estreno un deporte de espectáculo sangriento parece haber fomentado un acercamiento todavía más brutal de las críticas cinematográficas. Estoy hablando de empresas de estudio de mercado como Cinemascore, que inició a finales de los 70, y “agregados” como Rotten Tomates, que no tienen nada que ver con la crítica de cine real. Valoran una cinta de la misma manera en que valorarías un caballo de carrera, un restaurante, una guía Zagat, o un electrodoméstico en Consumer Reports. Tienen todo que ver con el negocio de las películas y nada que ver ni con la creación ni con la observación inteligente de un filme. El director es reducido a un fabricante de producto y el espectador a un consumidor poco aventurero.

También lee: Martin Scorsese dará cursos de cine en línea

Por otro lado, Scrosese considera que estas páginas fomentan un acercamiento agresivo a las películas y se manejan desde una actitud defensiva hacia el cine, en vez de con apertura:

Estas firmas y agregados han establecido un tono que es hostil para los directores serios, incluso el mismo nombre Rotten Tomatoes es insultante. Y mientras las críticas de cine escritas por apasionadas y comprometidas personas con verdadero conocimiento en la historia del cine han ido esfumándose, parece que cada vez hay más voces allá afuera que se enfocan en el juicio crítico, personas que parecen encontrar placer en ver cintas y directores rechazados, desechados y en algunos casos destrozados.

Para ejemplificar esto, el director habla de la película ¡madre! - 69%, de Darren Aronofsky que fue “reprobada” por el público. Según él es una perspectiva bastante negativa que se vuelva una noticia el hecho de que la película protagonizada por Jennifer Lawrence fuera un fracaso. Además, cree que el verdadero problema es que los espectadores no pueden definir y cuadrar la película dentro de un género, por lo que la critican en vez de intentar adentrarse en ella, y terminan por crear olas negativas que afectan su recepción. Scorsese habla sobre la importancia de simplemente ver una película y dejarse llevar, ver si funciona, si te afecta o no como espectador, reconocer si fue hecha por un director apasionado y dedicado o si fue construida desde la mediocridad.

Las buenas películas hechas por directores de verdad no están hechas para ser decodificadas, consumidas o comprendidas instantáneamente. Ni siquiera están hechas para gustar de manera inmediata. Sólo se hacen, porque la persona detrás de la cámara tenía que hacerlas. Y como cualquiera que esté familiarizado con la historia del cine sabe muy bien, existe una larga lista de títulos- El Mago de Oz - 99%, ¡Qué bello es vivir! - 94%, Vértigo - 98% y A quemaropa, por nombrar sólo algunos- que fueron rechazados cuando se estrenaron por primera vez y luego se convirtieron en clásicos. El Tomatómetro y las calificaciones de Cinemascore se irán pronto. Tal vez serán desplazadas por algo aún peor.

El director termina con un rayo de esperanza, pues cree que podría llegar una nueva época de análisis cinematográfico, bien construido y fundamentado. Pero lo más importante es que una película pueda quedarse contigo mucho después de verla, a pesar de las críticas negativas sobre ella.

También lee: La ciencia prueba que el Tomatómetro no es el culpable de los fracasos en taquilla

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos