Noticias

¿Por qué ser director de Star Wars es el peor trabajo del mundo?

Mucho se ha hablado de los problemas entre los directores de Star Wars y las productoras, pero todo apunta a que no es culpa de los cineastas

A fin de año se estrenará la segunda parte de esta nueva trilogía que continúa la historia de Star Wars creada por George Lucas. Star Wars: Los Últimos Jedi marcará un punto importante para el camino de la franquicia y tiene que ver en su totalidad con la confirmación de que en realidad estamos ante algo nuevo e independiente o si, por el contrario, estamos ante ciertos remakes excelentemente disfrazados. Entre que son peras o son manzanas, la labor de Disney no ha terminado, en especial porque quiere extender esta saga por muchos, muchos años. Con la secuela a punto de estrenarse y Colin Trevorrow como encargado de la siguiente parte, parecía que todo funcionaba muy bien. Sin embargo, los fans acaban de recibir la noticia de que Trevorrow ya no será el director, por lo que los planes han cambiado totalmente.

Aunque no se sabe a ciencia cierta qué sucedió para que el director fuera despedido de la franquicia, es importante que no se pierda tiempo para encontrar a un sustituto. No podemos olvidar que estamos ante un magnate de los negocios que busca siempre la mejor fórmula para explotar a la audiencia y ganar millones. Tal vez el conflicto es justamente eso, y es que no buscan directores precisamente por sus cualidades tras las cámaras. Con los años, se ha revelado que trabajar en la franquicia no es tan hermoso como los fans creerían, pues siempre están en primer lugar las decisiones de Disney y Lucasfilm y en último lugar la independencia y visión de cada director.

También te puede interesar: Star Wars: Episodio IX: directores que podrían ocupar el lugar de Colin Trevorrow

Según Screen Rant, la razón por la que Trevorrow fue despedido tuvo que ver exclusivamente con lo sucedido con su última cinta The Book of Henry - 21%, una película melodramática sin buen argumento, coherencia o virtud alguna. Sin embargo, esta no es la primera vez. Josh Trank, por ejemplo, alguna vez estuvo al frente de la película en solitario de Boba Fett, pero el desastroso resultado de Los 4 Fantásticos - 9% no sólo lo sacó del proyecto sino que cancelaron por el momento cualquier posibilidad de ver esta cinta. Por otro lado, tampoco han tenido mucho reparo en sacar a los directores una vez que inicia la filmación, pues todos conocemos el chisme de la salida de Phil Lord y Chris Miller de la película en solitario de Han Solo, que ahora está a cargo de Ron Howard. También es bien sabido lo sucedido en Rogue One: Una Historia de Star Wars - 85%, donde finalmente tuvieron que recurrir a Tony Gilroy para escribir y volver a filmar todo el tercer acto.

El asunto parece ser una diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere demostrar. Después del éxito de Christopher Nolan con su trilogía de Batman se volvió una idea compartida el que un director con una visión más independiente podría darle un giro interesante a los blockbusters, por lo que muchos comenzaron a lidiar con directores más jóvenes y hasta sin tanta experiencia. Pero como no pueden arriesgarse a perder tanto dinero, no sólo por una única cinta sino por la posibilidad de perder toda una jugosa franquicia, las productoras suelen estar encima de los creadores y no les permiten trabajar con libertad. Es evidente que no se les tiene la confianza como para manejar el proyecto, y como ellos están acostumbrados a escribir, dirigir y tener más control sobre su obra sólo les espera un largo camino de frustración.

No te pierdas: Christopher Nolan y su "herencia" negativa en Hollywood y los blockbusters actuales

Esto no es nuevo, por cierto, Lucas siempre será el padre todopoderoso de Star Wars, pero él dirigió Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93% y prefirió no estar a cargo de Star Wars: Episodio V - El Imperio Contraataca - 94% ni de Star Wars: Episodio VI - El Regreso del Jedi - 80%, cuyos directores simplemente se volvieron marionetas de la productora, decisión que dio buenos resultados. Además, todos sabemos lo que sucedió cuando Lucas tomó las riendas para una trilogía basada en el origen de Darth Vader. Es evidente que estos nuevos directores no debieron ser contratados en primer lugar, pues es más importante para la productora tener alguien a quien controlar que buscar un nombre interesante que aporte sus ideas. Hay cintas en las que funciona la perspectiva independiente, pero nadie puede negar que los blockbusters son un género distinto que sirve de entretenimiento y ya. Los fans de la saga irán a ver las películas pase lo que pase así que ni Disney ni Lucasfilm deberían fingir que tienen un interés real por darle un giro más profundo e interesante a una franquicia tan establecida en la historia de la cinematografía mundial.

----------------------

También lee: El director de Thor: Ragnarok se burla de la salida del director de Star Wars: Episodio IX

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos