Artículos

Free Guy: Tomando el control | La película de cine y videojuegos que estabas esperando

Se acerca el estreno de Free Guy y no solo ha recibido hasta el momento la mayor calificación para una película de videojuegos, también analizamos por qué esta reflexión sobre el imaginario cultural pop es la película de cine y videojuegos que han estado esperando.

Si algo tiene una base de seguidores leales, es muy probable que Hollywood va a querer traducir su encanto a la pantalla grande. Por ello hay biopics de celebridades y personajes históricos, el boom actual de las películas basadas en cómics, hay cintas basadas en juegos de mesa y películas sobre videojuegos. Estos últimos han sido todo un enigma para Hollywood. Por los mismo uno de los Santos Griales de la industria es encontrar una película que logre capturar el espíritu y la esencia de este elusivo medio.

No te pierdas: RESEÑA | Free Guy Tomando el Control: La cinta que todo gamer amará

Los fans son los primeros en pedir esto. A lo largo de los años los videojugadores han aclamado por tener una buena adaptación de un juego, pero el camino para lograr ha estado lleno de obstáculos. La década de los años noventa y los dosmiles nos dejaron claro que no entendían del todo cómo hacer una buena adaptación. Una de las razones fue contratar a directores y guionistas que no tenían idea de ese medio para adaptarlo. El ejemplo de cabecera es Super Mario Bros. - 15%.

En el siglo XXI, se han estado dando cada vez más pasos en la dirección correcta. Se puede notar que los directores se han dado cuenta de que hay dos maneras de hacer una buena película de videojuegos. Una es la ruta que han tomado cintas como Sonic La Película - 89% o Pokémon: Detective Pikachu - 69%; que es enfocarse en contar una historia original basada en un personaje popular y tener unas interpretaciones fuertes, que en apegarse al juego en el que se basan. La otra es hacer una historia que no esté basada en ningún videojuego real, pero que ocurre en un videojuego. Esa es la ruta que ha tomado la franquicia de Jumanji en los últimos tiempos, Ralph, El Demoledor - 86% y Ready Player One: Comienza el Juego - 78%, aunque esta última está basada en la novela homónima de Ernest Cline .

Estos dos últimos hacen un entramado intertexual para contar una historia en el mundo virtual. La primera usando a jugadores en un MMORPG y red social del futuro y el segundo mostrando qué pasaría si los personajes de los videojuegos tuvieran conciencia.

Te recomendamos: Free Guy: Tomando el control de qué trata, cuándo estrena, tráilers y más

Ahora ha llegado Free Guy: Tomando el control - 96% para refinar y combinar esa fórmula a partir de la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si un NPC (un personaje no jugable) se diera cuenta de que está en un videojuego? La respuesta en este caso es una reflexión sobre la rutina, la empatía y el imaginario cultural pop del cine y los videojuegos modernos. Aquí les vamos a dejar varias razones de por qué esta es la película de cine y videojuegos que han estado esperando.

Es, probablemente, una de las mejores cintas live-action de videojuegos que puedas ver

Una de las razones para decir que es una de las mejores películas live-action es el buen recibimiento de la crítica que ha tenido. Al momento de escribir este artículo tiene 97% de aprobación de los críticos. Sonic tiene 89%. De seguir así, sería oficialmente la película de videojuegos con el mejor recibimiento crítico hasta el momento.

No está basada en ningún videojuego para poder reflexionar sin restricciones sobre el libre albedrío y la realidad

En las dos aproximaciones sobre cómo hacer una buena película de videojuegos que mencionamos arriba, el factor que se repite es enfocarse primero en querer hacer una buena cinta que en sólo complacer a los fans del género. Se puede notar que Shawn Levy tuvo la intención de hacer un comentario sobre el panorama de los videojuegos online y tuvo el acierto de no hacerlo a partir de la adaptación de algún título. A todos nos ha dado la impresión de que tiene algo de Grand Theft Auto y, en específico de Grand Theft Auto Online, así como de Fortnite, pero son esos elementos. El propio director lo dijo en una entrevista para Screen Rant. Su intención sólo fue usar una pizca del feeling de esos juegos para contar una historia sobre los NPC, es decir, los personajes de inteligencia artificial que le dan sabor a esos videojuegos:

El juego se llama Free City y es un shooter de mundo abierto. Probablemente con ciertos rasgos de Grand Theft Auto y otros juegos de este estilo, pero como ese tipo de juego, tú tienes NPCs y tienes jugadores. Y los NPCs existen para que el entretenimiento de los jugadores sea más vivido. Así Ryan interpreta a Guy, un cajero de un banco, cuyo mismo nombra señala lo genérico que es y él ama su vida, hasta que lentamente se da cuenta de que podría haber más en su vida de lo que él pensó. Y en un mundo de videojuego en él que todo es posible, si tú te vuelves consciente del artificio de tu mundo, tú podrías volverte capaz de cualquier cosa. Así es sobre empoderamiento lento.

Además, esto está combinado con la premisa que a más de uno le ha recordado a una de las más clásicas reflexiones sobre la realidad en la época en que la cotidianeidad humana se ha vuelto un espectáculo; es decir, The Truman Show: Historia de una Vida - 94%. Como bien apuntó Ryan Reynolds en una entrevista concedida igual para SR:

Él nunca ha conocido algo diferente a los disparos que se escuchan a la distancia, en el fondo, viendo sin parpadear violencia absoluta todo el santo día, pero también hay algo maravilloso sobre el descubrimiento de este personaje… sobre que se dé cuenta de que no siempre tiene que ser así. Así que para mí hay algo divertido en su evolución en alguien tratando de cambiar, no sólo su propia existencia, sino la de todos.

Tiene el humor metaficcional/ autoreferencial que Ryan Reynolds ha sabido cultivar desde Deadpool

Ryan Reynolds es un experto en hacer humor metaficcional y autoreferencial. Y no sólo dentro de la pantalla. Quizá no todo el mundo sea consciente de esto, pero Reynolds es cofundador de una empresa de marketing llamada Maximum Effort Productions (el nombre es una referencia a una frase de Deadpool). Gracias a ella hemos visto a lo largo de los años videos promocionales de Deadpool en los que se ve el tipo de humor ya mencionado. Esto también lo hemos visto en varios de los videos que él ha ideado para Free Guy. En ellos ha usado su humor, y hasta a Deadpool y Korg, para hacer referencia al retraso pandémico, los reboots live-action de Disney, el hecho de que Taika Waititi y Reynolds fingen que Linterna Verde - 26% nunca existió, la futura llegada de Deadpool al MCU y el hecho de que Jodie Comer, la coprotagonista ha ganado más premios en su carrera que “el Cumberbacht Canadiense”, como el actor se refiere a sí mismo.

También lee: Free Guy: Tomando el control ya tiene calificación de la crítica

En un mundo lleno de franquicias, Free Guy es una bocanada de aire fresco

Esto es uno de los puntos más positivos de Free Guy: Tomando el control - 96%, que estrenará solo en cines este 12 de agosto. Vivimos en una época en el que el ecosistema hollywoodense se ha saturado de franquicias. En parte esto se debe a que algunas funcionan como un reloj suizo; el mejor ejemplo de ello es el MCU. La verdad es que es refrescante ver que un estudio le eche toda la carne al asador para levantar a una propiedad intelectual nueva y más una que tiene la intención de explorar nuestra relación con el mundo virtual. Es algo que ya hacía falta. Y Reynolds concuerda:

Yo simplemente pienso que fue todo un privilegio poder hacer un blockbuster de fantasía, acción y comedia que no es una propiedad intelectual. Estos días, todo es una secuela. Todo está basado en un cómic. Todo está basado en un personaje que todos ya conocen. Así que ser parte de una experiencia en el cine que es nueva y original era algo impensable hace unos cuantos años. Así que ser parte de eso es muy emocionante.

Free Guy captura el espíritu esperanzador de cierto tipo de cine de ciencia ficción ochentero y noventero

La pandemia definitivamente ha sido un momento muy sombrío en este mundo; eso ha hecho que la gente haya generado, nuevamente, un apetito por un tiempo de entretenimiento que, si buen pueda seguir siendo reflexivo, ayude a levantar los ánimos. Una comedia de acción llena de easter eggs y mucha nostalgia como Free Guy pueden llenar ese hueco en los espectadores. Hablando con Collider, el propio Reynolds ha hablado de esta intención de hacer una película que capture el tono más esperanzador de las películas ochenteras y noventeras tipo Amblin:

The Truman Show es tanto parte de la película como E.T. y Back to the Future, y todo ese cumplimiento de deseos, ese entretenimiento tipo Amblin que salió en los ochenta y los noventa, con el que crecía y que creo que es algo que ya no se ve tanto en el cine. Cumplir los deseos es parte importante de la vida. Cumplir los deseos es una gran parte de nuestro ADN y de nuestro entramado. Así que esos elementos fueron muy importantes para mí.

En esa misma entrevista Jodie Comer habló de la función catártica que esta película puede tener para los espectadores en estos tipos pandémicos:

Lo que yo pienso que este filme va a dar es alegría pura. Yo pienso que todos simplemente quieren sentir una sensación de alivio, relajación y escapar a algo y disfrutarlo y este filme va a hacer eso. Al final, la gente quiere conectarse. Hemos estado tan separados. Yo pienso que la gente, como lo hacen ahora, están buscando narrativas auténticas que los hagan sentir de cierta forma. Yo sólo espero que la gente la disfrute.

Las actuaciones de Jodie Comer y Taika Waititi

En Free Guy: Tomando el control - 96% hay un anclaje entre el mundo real y Free City; ese anclaje es el personaje doble que interpreta Jodie Comer; es decir, la programadora Millie y ese avatar en el juego Molotov Girl. No cualquier puede interpretar a dos versiones del personaje con maestría, pero Comer no es cualquiera. Sus dotes histriónicos quedaron más que comprobados en Killing Eve - 78%, que le valió un Emmy a Mejor Actriz Protagónica en una serie dramática en 2019.

Taika Waititi es uno de los directores modernos más interesantes. No hay muchas dudas de ello. Su trabajo en Thor: Ragnarok - 92% cambió nuestra forma de mirar a ese personaje y les dio una dirección fresca a las películas sobre el dios nórdico. A ese le tenemos que agregar Jojo Rabbit - 75% su reflexión sobre el contraste de las promesas y el mundo ideal que se le prometió a la juventud nazi con las atrocidades que se hicieron en el pueblo judío es una de las películas más originales sobre el tema. El punto es que como vimos en ella, Taika Waititi es un gran actor. Uno que ya tiene un tiempo que no lo vemos en una cinta que no haya dirigido él.

Bien lo dijo, a Screen Rant, Shawn Levy:

Taika vino como un asesino en esta película y simplemente rescribió las reglas de la comedia de la forma más dramáticamente posible. Él llegó. Ya ha pasado un largo tiempo desde que él actuó en algo que él no haya dirigido. Así que para él, él tenía libertad absoluta. El llegó y fue uno de los mejores improvisadores que yo nunca, nunca he visto. Y yo he trabajado con Robin Williams y Ricky Gervais y algunos de los mejores. Taika es el que sigue. Él esta a ese nivel.

Sigue leyendo: Free Guy: primeras reacciones la califican como una gran sorpresa de verano

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos