Artículos

300: Razones por las que la película es intensamente problemática e indefendible

300 es una película problemática en varios aspectos. Diría que ha envejecido mal, pero la realidad es que ha causado controversia desde el momento en que salió en cines

La Liga de la Justicia de Zack Snyder - 82% es una película infinitamente más diversa y menos misógina que Liga de la Justicia - 41% de Joss Whedon . Eso no quiere decir que toda la obra de Zack Snyder sea así. Particularmente 300 - 60% es una película problemática en varios aspectos. Diría que ha envejecido mal, pero la realidad es que ha causado controversia desde el momento en que salió en cines. Causó controversia en su país de origen y por supuesto en Irán.

No te pierdas: 300, de Zack Snyder, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Mucha gente captó inmediatamente que es una película sobre guerreros blancos buenos representantes de la democracia que pelean contra personas de color de Medio Oriente que representan a la maldad. No es su único problema; es una película homofóbica, misógina y capacitista. No hay que ser muy observador para darse cuenta de ello. Esos son problemas que están desde la fuente: la obra homónima de Frank Miller , quien lo hizo con toda la intención. Zack Snyder se limitó a, y siempre lo ha admitido, hacer una adaptación lo más fiel posible al cómic, el problema es que no captó lo problemático de su material, sólo se concentró en lo espectacular. El resultado, cuando se le empezó a acusar de racista, en una entrevista para CBR dijo cosas que iban desde que él no estaba intentando ser político a que sólo es una película de madrazos y que no hay que leer de más en ese asunto:

¿Sabes? Cuando veo eso… cuando veo a alguien usar palabras como ‘neoconservador’, ‘homofóbico’, ‘homoerótico’ o ‘racista’ en sus reseñas, yo pienso que no captaron la película y no entendieron. Es una película basada en una novela gráfica sobre un montón de sujetos partiéndose la cara entre ellos. Cuando la empiezas a ver así, se vuelve claro que no la estás captando.

En otras palabras, nos está diciendo que deberíamos desactivar nuestro cerebro cuando se trate de películas basadas en novelas gráficas. El que no estaba captando las cosas claramente es él. Si tu argumento para defender tu obra es que no debe ser interpretada de manera profunda, básicamente estás aceptando que las acusaciones son correctas y estás diciendo que debería ser trivializada como un mero objeto de consumo y entretenimiento. Básicamente, estás desprestigiando tu trabajo para esquivar las críticas.

A juzgar por el Snyder Cut, el director aprendió la lección y ahora intenta hacer películas más diversas y menos misóginas. Al menos tenemos eso.

Aquí vamos a hablar de algunas razones por las que la película se mantiene como algo tremendamente problemático y difícil de defender.

Frank Miller es un conservador fascista y profundamente islamofóbico

Una de las defensas más usuales es decir que es fiel al cómic, como si decir esto implicara que la novela gráfica no tiene todos los mismos problemas. Esta es una escusa que el propio Snyder ha dado. Como bien señaló Tom Breihan de A.V. Club:

Es bien sabido que Snyder hizo lo que estuvo en su poder para que la película fuera un reflejo lo más cercano posible a su fuente, un cómic de 1998 de Frank Miller. Las tomas individuales son recreaciones precisas de viñetas del cómic. Bocetos de personajes grotescos y distendidos son representados con amoroso detalle. Snyder grabó todo en un set de pantalla verde porque montañas y acantilados reales no hubieran sobresalido y resaltado de la manera en que lo hacen en los libros. […] Pero 300 es más impresionante en su fidelidad [que Sin City] en parte por su visión cinematográfica más ambiciosa y en parte porque refleja más de cerca la visión del mundo de Frank Miller. Y resulta que Frank Miller está loco como una cabra.

Este último punto es cierto. Frank Miller es un conservador que seleccionó la historia de los 300 espartanos con un fin islamofóbico específico. Se supo escudar en lo “histórico” para que la gente no notara sus verdaderas intenciones. Dicho eso, a lo largo de los años ya había hecho toda clase de comentarios en esa dirección. Es famoso por reclamar que George W. Bush no hubiera declarado la guerra después del 9/11. Alan Moore no tuvo empacho en declarar lo que piensa de la obra de este autor en una entrevista para la editorial independiente Honest Publishing:

Frank Miller es alguien cuyo trabajo apenas he visto en los pasados veinte años. Yo pensé que Sin City es misoginia sin deconstruir; 300 es salvajemente ahistórico, homofóbico y completamente desafortunado. Yo pienso que probablemente ha habido una sensibilidad muy desagradable en la obra de Frank Miller por un largo tiempo.

En todo caso, cualquier duda sobre su carácter se disipó cuando publicó en 2011 Holy Terror. Es un cómic donde un personaje idéntico a Batman pelea contra Al-Qaeda. Es una caricaturización del Islam y de lo ocurrido el 9-11. Le llovieron las críticas y las contestó todas en su blog con un texto llamado “Propaganda”. Admitió que esa novela gráfica es propagada y remató con unas infames y famosas palabras:

Yo estoy muy viejo para servir a mi país de cualquier otra forma. Si ése no fuera el caso, yo, gustosamente, sería quien apretara el gatillo.

Cabe decir que unos años después se arrepintió de haber escrito ese libro propagandístico.

Es históricamente incorrecta con una función racista y homofóbica

Zack Snyder estaba en otra realidad cuando promocionaba esta película. Una de las mayores pruebas de ello es que la promocionó como una película muy apegada al hecho histórico hablando con MTV:

Los eventos son 90 por ciento precisos. Es sólo la visualización la que está loca. Mucha gente piensa, ‘tú estás masacrando a la historia’ Y yo así de ‘¿la has leído?’ Yo le he enseñado esta película a historiadores de talla mundial que me han dicho que es grandiosa. No pueden creer que sea tan precisa como es.

También puede ser de tu interés: Películas basadas en cómics (que no son de superhéroes)

Han de haber sido de la Universidad de la Historia Falsa. Luego contradijo esto al decir:

Mi película es más como una ópera que un drama. Eso es lo que le digo a la gente cuando me dicen que es históricamente imprecisa. Tienes que entender las convenciones con las que estoy trabajando. Todo está a 11.

En otras palabras, no tiene la intención de ser históricamente correcta, aunque haya dicho lo contrario. Remató esto en otra ocasión diciendo que en el fondo es una cinta de fantasía.

Ya lo dijo Moore en relación con la novela gráfica; 300 es una obra ahistórica. Quien sepa un poco de historia de ese periodo se da cuenta al instante. El primer detalle que salta a la vista es que en la Batalla de las Termópilas no estaban solos esos 300 espartanos. Estaban acompañados de miles de griegos. Muchos historiadores han escrito sobre esto, pero un artículo que recomiendo en particular es: "Sparta? No. This is madness" (¿Esparta? No. Esto es una locura) del historiador Ephraim Lytle. El artículo abre con una cierta verdad que también se debe tomar en cuenta al leer cualquier novela histórica o filme histórico:

La historia es alterada todo el tiempo. Lo que importa es cómo y por qué. Por ello, no veo razón para quejarse sin sentido de que la ausencia en 300 de petos o túnicas del largo que debieron tener. Yo puedo ver la necesidad visual de estómagos esculpidos y trecientos espartanos musculosos en tangas de licra. Por otra parte, la manera en que 300 selectivamente idealiza a la sociedad espartana es problemática e inclusive perturbadora.

Lo importante no es que la película sea históricamente inexacta. Muchas buenas películas históricas lo son. El problema es con qué finalidad lo es. Ahí está el meollo del asunto.

Los espartanos son retratados de una manera idealizante con cuerpos bellísimos, blanquísimos y expuestos para que podamos verlos. Se la viven dando discursos sobre la libertad y en general son mostrados como el elemento más destacable del mundo griego. Un dechado de virtudes.

Como parte de su perfección, se incluyó un elemento real. El hecho de que se mataban a los niños con defectos. Esto claramente es una tradición capacitista, pero el filme parece tener la intención de exaltarlo como una buena decisión:

Ephialtes [es] un trol grotescamente desfigurado que según las costumbres espartanas debido haber sido dejado a la intemperie para dejarlo morir. Leonidas señala que su joroba significa que el no puede alzar su escudo lo suficiente para pelear en la falange. Esta es una defensa muy transparente de la eugenesia espartana. Es risiblemente conveniente porque un infanticidio pudo fácilmente ser provocado por una marca de nacimiento que fuera vista como un presagio de mal agüero.

Sobra decir quién en el mundo moderno también pensaba en la crianza selectiva para tener una raza superior, pero sólo diré que escribió un libro llamado Mi Lucha y tenía un bigote muy característico.

Por el contrario, para que nos quede claro que los persas son una representación de la otredad como equivalente a la maldad, en la película son retratados con rasgos grotescos y, específicamente en Xerxes, y con la homosexualidad como un rasgo monstruoso:

Los persas en 300 son monstruos y fenómenos ahistóricos. Jerjes mide dos metros y medio, está vestido en piercings corporales y una vestimenta llamativa, pero no está desfigurado. No es necesario. Se insinúa claramente que es homosexual, lo cual, en el universo moral de 300, lo lleva a un reino especial de monstruosidad. Esto irónico si pensamos que la pederastia era parte obligatoria de la educación espartana.

Snyder admitió que eso tenía una intención homofóbica hablando con Entertainment Weekly:

¿Qué puede ser más aterrador para un chico de 20 años que un rey dios gigante que quiere acostarse contigo?

Suena a chiste, pero en verdad dijo eso.

Toda está exaltación moralista con fines patrióticos e islamofóbicos a los espartanos es risible desde un punto de vista histórico, como bien mencionó el historiador ya mencionado:

Este universo moral también le hubiera parecido tan bizarro a los griegos antiguos como le parece a los historiados modernos. La mayoría de los griegos hubiera tenido tantas ganas de cambiar sus casas en Atenas por una casucha en Esparta como yo la tendría de cambiar mi departamento en Toronto por un condominio en Pyongyang.

No te vayas a perder: RESEÑA: Liga de la Justicia de Zack Snyder | Menos no es más en el camino a la redención de Zack Snyder

Comentarios

  • Tomatazos (10)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos