Artículos

RESEÑA: Vivir su vida | Una Película en 12 Cuadros

Íntima, reflexiva, cruda. Un historia sobre la inevitable confrontación de los sueños con la realidad, así como del insospechado alcance de nuestras desiciones.

Vivir su Vida - 100% (Vivre sa vie), presentada en el marco de la 68 Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, a desarrollarse entre el 13 y el 30 de noviembre del año en curso, es una película francesa dirigida y escrita por Jean-Luc Godard (prolífico director entre cuyos trabajos se cuentan: El Libro de Imágenes - 83%, 2018; King Lear, 1987; El Desprecio - 94%, 1964; y muchos más). Galardonada en el Festival de Venecia, durante el año de su estreno, tanto con El premio Especial del Jurado, así como con el Premio de la Crítica Pasinetti, Vivir su vida llega a esta 68 Muestra en una versión restaurada de la película estrenada en 1962. Con una duración aproximada de una hora y 20, y desarrollándose en sólo 12 cuadros, Vivir su vida es protagonizada por Anna Karina, Sady Rebbot y Guylaine Schlumberger y es sin duda una de las imperdibles de esta edición.

No dejes pasar: Aquí puedes suscribirte a DISNEY PLUS con la oferta de prelanzamiento

Abriendo a manera de epígrafe con una cita del filósofo, escritor y humanista francés del Renacimiento, Michel de Montaigne:

Presentarse a los otros y entregarse sólo a sí mismo

Godard nos presenta e introduce en la vida de Nana Kleinfrankenheim (interpretada por Anna Karina). Joven, provinciana y veinteañera, Nana decide abandonar a su esposo e hijo con tal de perseguir su sueño: convertirse en actriz.

Feliz por iniciar el camino y tras un brevísimo momento de ensoñación, Nana pronto deberá hacer frente a las duras exigencias de la vida misma: la necesidad de un trabajo bien remunerado, la falta de dinero para pagar un alquiler y la dificultad, más que de abrirse paso en la farándula, de encontrar la puerta de entrada al mundo que tanto ha soñado.

Lee también: Jean-Luc Godard: sus tres películas más importantes

Echada de su departamento ante la falta de pago y hastiada de su trabajo en una tienda de discos, Nana encontrará contactos que, lejos de encausarla hacia el camino que ella desea, la introducirán al mundo de la prostitución.

Dividida en 12 cuadros llenos de momentos reflexivos, referencias literarias, filosóficas y cinematográficas entrelazados con escenas de la vida cotidiana, Vivir su vida es más que un breve vistazo a las vicisitudes de una joven soñadora e ingenua de principio de la década de los 60 del pasado siglo XX. Su lectura sigue siendo tan actual y universalmente aplicable a cualquier individuo que se precie de ir detrás de sus sueños y que haya hecho frente a los continuos contratiempos y complicaciones que la vida le presente, los cuales, como en el caso de Nana, no suelen ser pocos.

También podría interesarte: Aparece uno de los primeros cortometrajes de Jean-Luc Godard, se creía perdido

A pesar de mantener un ritmo por momentos pausado, sus diálogos íntimos, disquisiciones, repentinos silencios y sus audaces movimientos de cámara, no siempre enfocados en los personajes tanto como en sus contextos, Vivir su vida sabe ser cruda, tajante, fluida a su manera e inmersiva, atrapando con facilidad la atención del espectador que busca conectar con historias más profundas y sobre todo en las que puede ver reflejada su propia vida.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos