Artículos

Terminator Génesis, de Alan Taylor, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

El teatral regreso de la aclamada saga que James Cameron comenzó hace casi 40 años lamentablemente fracasó en cautivar con aquel mismo ímpetu tanto a los críticos como a la audiencia.

Igual que hace cuarenta años, un hombre proveniente de un futuro asolado por la guerra contra las máquinas regresa al pasado. Igual que entonces, debe rescatar a la mujer que será la clave de la superviviencia de la humanidad. Sin embargo, lo que el director Alan Taylor presenta a la audiencia después no es lo que algunos esperaban o recordaban. Terminator Génesis - 25% debutó en un verano que prometía estremecer al público con recuerdos de otros tiempos. Arnold Schwarzenegger y James Cameron volvieron una vez más, trayendo consigo el talento de Emilia Clarke, Jai Courtney y J.K. Simmons. Todos los ingredientes estaban ahí, pero la recepción dejó mucho que desear.

Podría interesarte: James Cameron tuvo muchas diferencias creativas con el director de Terminator: Destino Oculto

Terminator Génesis empieza sumergiendo a la audiencia en la guerra contra las máquinas como nunca antes se había presenciado. Sin embargo, es demasiado tarde para la resistencia, pues Skynet envió un asesino al pasado para matar a Sarah Connor (Emilia Clarke), madre del héroe que lideraría a la humanidad a la victoria contra las máquinas, John Connor (Jason Clarke). Desesperada, la resistencia envía a Kyle Reese (Jai Courtney) para rescatar a Sarah y detener al terminator, pero al llegar al pasado, Kyle descubre que la línea temporal ya ha sido alterada y la única forma de detener la guerra es evitando el lanzamiento de la nueva reencarnación de Skynet, un nuevo sistema operativo llamado Génesis. Para lograrlo, Kyle, Sarah y un nuevo T-800 reprogramado para protegerla deben enfrentarse a un John Connor corrompido por Skynet, que viajó al pasado desde un futuro donde las maquinas triunfaron.

La película, que se hizo anticipar desde el lanzamiento de su primer tráiler en 2014, contendía como uno de los grandes estrenos del verano. Prometía resucitar el amor por el grandilocuente espectáculo que este arte puede ofrecer junto con otros títulos (Mad Max: Furia En El Camino - 97%, Mundo Jurásico - 71%, etc.) cuyos antecesores se perfilaron como canon de lo que hoy en día se conoce comúnmente como blockbuster.

No es inusual que una película, mucho menos una película con expectativas tan altas, sea objeto de numerosas críticas mucho antes de llegar a las pantallas. Sin embargo, la primera de las más grandes objeciones que tuvieron los críticos y que resonó de aún tras el estreno de la cinta trágicamente fue una que se remonta a la segunda película de esta franquicia, Terminator 2: El Juicio Final - 92%, y esto es que en uno de sus avances divulgó información vital sobre la trama de esta nueva entrega y cómo se desarrollaría, lo cual despojó a muchos del estremecimiento que el momento en cuestión pudo haber producido en una audiencia inmersa en la experiencia única de las salas de cine. La intriga no sólo se había perdido, sino que además despertó el disgusto de los críticos y fanáticos conocedores del aclamado universo, que consideraron que negaba la historia y reducía a los personajes a quienes tanto afecto habían consagrado al descubrir que el héroe del futuro, John Connor,sería el villano en esta ocasión.

Asimismo, los viajes en el tiempo, que en las primeras entregas actuaban como herramienta narrativa, adquieren mayor prominencia. Los críticos señalaron que la historia se desenvuelve laberínticamente entre saltos en el tiempo y recuerdos realidades alternas que muchas veces carecen de explicación y tiene como único objeto que la historia presentada a la audiencia tenga razón de ser, cuando fue la simplicidad de la premisa la que convirtió esta saga en un clásico del cine y cautivó a miembros del público de todas las edades. Las reglas sobre cómo operan el presente, el pasado y el futuro en este universo cambian y contradicen lo expuesto en las cintas anteriores, pero la historia no cambia con ellas, creando una disonancia que muchos hallaron difícil de ignorar.

Emilia Clark, quien es una ávida aficionada de Terminator - 100%, comentó para una entrevista con Vanity Fair que la producción de la cinta estuvo plagada de desagradables momentos. La película sería el preámbulo de una nueva trilogía —cosa que la misma trama no insinuó con discreción—, pero dado su fracaso comercial, se suspendió la producción de futuras cintas. La actriz añadió que se sintió aliviada ante estas noticias puesto que en realidad no quería seguir formando parte del proyecto. Además, James Cameron, que inicialmente había avalado el filme como la secuela legítima a sus producciones, se distanció de éste y continuó unos años más tarde con un nuevo proyecto: Terminator: Destino Oculto - 62%, que lo reemplazaría como secuela de las dos cintas originales. Esto quiere decir que Terminator 3 - La Rebelión de las Máquinas - 70%, Terminator - La Salvación - 33% y ahora Terminator Génesis - 25% ya no forman parte del canon de este universo ficticio.

Como bien señalaron los críticos, los avances tecnológicos han permitido crear impresionantes secuencias de acción con las que James Cameron sólo pudo haber soñado cuando dirigió Terminator - 100% en 1984. La actuación de todos los miembros del elenco no dejó nada que desear. La ambición y creatividad invertidas en la historia eran palpables. Sin embargo, una serie de malas decisiones, los agujeros en la trama y la falta de cohesión y coherencia dieron como resultado una película que fue, en el mejor de los casos, poco memorable y, en el peor de los casos, una blasfemia para la saga. Entonces bien, pese a las osadas intenciones de esta cinta y su esfuerzo por regresar a las raíces que hicieron tan memorable esta historia y a sus personajes, tanto críticos como fanáticos la consideraron una de las peores entregas de esta franquicia. Veamos lo que dijo la crítica en su estreno:

Lee también: 5 razones por las que Terminator: Destino Oculto fracasó en taquilla

Wesley Morris de Grantland:

Parte de lo que hace de Terminator: génesis una experiencia tan lamentable es que los actores no paran de explicarle a la audiencia por qué están en tal o cual escena o por qué la película existe.

Richard Roeper de Chicago Sun-Times:

Por supuesto los efectos especiales son más impresionantes que nunca. Pero casi ninguno de los inesperados giros que da la trama en esta versión paralela del universo del Exterminador se equiparan en emoción u originalidad a la línea temporal de la cual nos enamoramos.

Megan Garber de The Atlantic:

Pese a todo, Terminator: génesis carece del peligro o aprehensión moral de sus predecesoras.

Kate Muir de Times (UK):

Terrible en su concepción como en su ejecución, Terminator: génesis se encarga de dispararle un misil a la misma franquicia de la que forma parte.

Peter Bradshaw de Guardian:

Es como si el filme hubiese viajado al pasado para asesinar nuestros recuerdos de la venerada primera cinta y destruir la reputación de la franquicia.

Peter Travers de Rolling Stone:

¿Qué importa que la trama no tenga sentido? Arnold está de regreso y eso es todo lo que importa, así que ¿qué esperas?

Joe Morgenstern de Wall Street Journal:

¿Qué es lo peor que puede pasar?... Terminator: génesis, eso es lo peor que puede pasar.

Manohla Dargis de New York Times:

Sí, Arnold Schwarzenegger, con 67 años de edad, volvió porque a pesar de que lamentablemente la serie ya no produce la misma emoción que solía, las franquicias no mueren.

Mark Olsen de Los Angeles Times:

Terminator: génesis podría ser la evidencia más importante en el caso en contra de las secuelas, reboots y remakes de Hollywood, las malas decisiones y las aún peores películas que resultan de ellas.

Joe Neumaier de New York Daily News:

Un logro del Exterminador de James Cameron es que trascendió su estatus de película de bajo presupuesto. El peor pecado de ‘Génesis’ es haber costado millones y no valer ni un centavo.

También podría interesarte: Linda Hamilton critica las últimas tres películas de Terminator

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos