Artículos

Los peores spin-offs de la historia del cine

Las ideas que se convierten en éxitos son objeto de adoración por parte de Hollywood, que siempre busca sacar más dinero, solo que a veces no les salen tan bien como esperaban

Hollywood tiene que pasar por diferentes etapas para que podamos comprobar que realmente se ha quedado sin ideas: primero lanza una película y si es de gran éxito, especialmente en la taquilla, le produce una secuela. Tal vez otra y después una más. Cuando sus ejecutivos no tienen a qué hacerle un remake o reboot y deciden que es una gran idea continuar exprimiendo esa propiedad que ya se convirtió en una trilogía o franquicia, es el gran momento de saltar a uno de sus personajes secundarios para hacerlo protagonista de una “nueva” aventura.

No te lo pierdas: Escenas de películas famosas de superhéroes que dan pena ajena

Un spin-off es como una secuela que no es secuela. Es un caso raro y en la industria del cine se prefiere en ocasiones apostar por una producción de este estilo que por una secuela directa. En ocasiones ocurre que por más que un estudio y/o un productor quiera sacarle el jugo a su proyecto exitoso con una continuación, el actor principal no quiere regresar o su apretada agenda no lo permite. De esta forma, un spin-off claramente podría desarrollarse con un presupuesto más bajo al de la película original.

En ocasiones, un personaje secundario logra convertirse en el favorito del público y su spin-off puede ser tan exitoso que consigue iniciar su propia franquicia. Rogue One: Una Historia de Star Wars - 85% fue un raro triunfo para Lucasfilm y Disney, que intentaron realizar otros spin-offs cinematográficos que serán recordados por los fans como fracasos que nunca vieron la luz, mientras que la franquicia que arrancó con la película Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos - 73% demostró que no se necesita de Harry, Hermione y Ron para que el Mundo Mágico de J.K. Rowling tenga vida. La lista sería larga si agregamos también a Logan - 93% y Deadpool - 84%, dos de los mejores ejemplos de adaptaciones de cómics (y de cómo hacer una película sobre los X-Men) hasta llegar a Bumblebee - 95%, que demostró que la franquicia de películas sobre Transformers puede ser mejor de lo que ha sido hasta ahora.



Sin embargo, un spin-off no es sinónimo de éxito seguro. No todas estas películas logran separarse de la sombra de una gran (o al menos mejor) obra y salir airosas. Por eso, a continuación les mencionaremos cuáles son los peores que Hollywood ha producido hasta ahora, ya que aunque quieren seguir sacando dinero de cualquier cosa que al público le haya gustado no significa que cada iteración de una historia merece convertirse en una película.

Te recomendamos: Peores fracasos en taquilla de películas de superhéroes en lo que va del siglo XXI

Aviones

Aún nos parece extraño saber que los creadores de Cars - 74% creyeron que una trilogía protagonizada por automóviles animados era buena idea, pero no sabemos lo que pensaron cuando se les ocurrió hacer un spin-off enfocado en… aviones animados. Se hicieron dos películas, de las cuales solo la primera tuvo un mediano éxito en recaudación, pero fue una película totalmente innecesaria que la crítica destrozó. No podemos dejar de pensar en los pobres padres que se vieron obligados a llevar a sus hijos al cine para presenciar este terrorífico acto.

Elektra

La cinta protagonizada por Jennifer Garner siempre ha sido persistente si nos referimos al hecho de que aparece en casi todas las listas de peores películas. Nació como spin-off de Daredevil: El Hombre Sin Miedo - 44% y tampoco puede salvarse de ser considerada como uno de los peores que se han realizado en el cine. Tiene escenas que dan vergüenza ajena y en general es una película que carece de detalles y una historia coherente a pesar que la ninja se desenvuelve muy bien en los cómics. Quizás el personaje no da para una película para ella sola, o tal vez solo fue el proceso y la gente involucrada quienes no dieron la talla.


Alien vs. Depredador

El encuentro entre ambas criaturas había empezado en los cómics en 1989 con Aliens vs. Predator en una publicación corta de Dark Horse Comics. La popularidad de este enfrentamiento se tradujo en una gran cantidad de publicaciones siendo la más nueva Alien vs. Predator: Thicker Than Blood de 2020 y un videojuego en 2010. Eso fue suficiente para que surgiera un spin-off del que se había incluido un guiño en una de las películas de los Depredadores al mostrar el esqueleto de un alien. El resultado de la pelea entre dos de las criaturas más mortales de la ficción fue una película que dejó mucho que desear, con personajes humanos tontos y una escasa iluminación que no permite ver lo que sucede.

El Rey Escorpión

Las películas de la franquicia La Momia no fueron la gran cosa y mucho menos su spin-off. El Rey Escorpión marcó el debut de Dwayne Johnson en una producción de mayor presupuesto, pero no pudo hacer mucho al respecto con una historia sobre un emperador malvado y una tribu casi extinta que a nadie interesó; mucho menos ver a una luchador protagonizando una película que muchos ni recuerdan que existió.

Los Federales

A Hollywood le cuesta entender que sus películas se convierten en éxitos por elementos específicos, los cuales (oh, coincidencia) siempre olvida cuando desarrolla un spin-off. No sabemos quién creyó que una nueva historia salida de The Fugitive - 96%, protagonizada enteramente por el personaje de Tommy Lee Jones iba a ser una idea millonaria. Lo cierto es que Los Federales - 27% perdió todo el encanto cuando puso a Marshal Sam Gerard como el héroe de la película y cambió a Harrison Ford por Wesley Snipes.

Gatúbela

Estuvo por años en desarrollo y estamos agradecidos de saber que Michelle Pfeiffer abandonó el proyecto. Este spin-off es simplemente ridículo y presentó a una mujer que descubre una conspiración en la compañía de cosméticos para la que trabaja, la cual está relacionada con un producto que ocasiona daños en la salud. Está llena de diálogos tontos, escenas sin sentido como esa en la que juega basketball y no se molestó en trasladar la personalidad de la Selina Kyle de los cómics a esa tal Patience Phillips.

Las Crónicas de Riddick

La carrera de Vin Diesel estaba en alza cuando protagonizó Criaturas de la Noche - 47% en el papel de Richard B. Riddick. Esta propuesta, que combinó la ciencia ficción con el horror, se convirtió en un spin-off de fantasía muy confuso y con un héroe aburrido. Además costó mucho más que la película, lo cual no terminó en algo bueno, de la cual surgió pero al menos a su actor pareció importarle el proyecto.

Regreso del Todopoderoso

Jim Carrey no es un actor que adore las secuelas, pero Hollywood insiste en hacerlas con otros actores a pesar de tener un largo historial de fracasos cada vez que intenta algo parecido. Para esta película el elegido fue Steve Carell, un buen actor que no pudo hacer algo con el guión pobre que lo presentó como un presentador de noticias reclutado por Dios para hacer las labores de Noé y su arca ante una inminente inundación.


El Hijo de la Máscara

Hacer un spin-off de La Máscara sin Jim Carrey es lo mismo que estar loco. El actor no se interesó en participar del nuevo proyecto así que escogieron uno diferente para el mismo papel, creyendo que el color verde en la cara lo haría pasar desapercibido y de paso el estudio creyó que era buena idea invertir más de US$80 millones en una película que muchos detestan y que otros cuantos ni conocen. No solo no es divertida sino que duele verla.

X-Men Orígenes: Wolverine

Este atroz filme fue víctima de un estudio cinematográfico que quiso abarcar mucho en una sola parte. Su trabajo fue el de darle una historia de origen al mutante y mientras se destaca el casting de Sabretooth, no podemos obviar decisiones garrafales como la presentación de Deadpool, si es que puede llamarse Deadpool, y cómo la propia franquicia de los X-Men tuvo que hacer de cuenta que la película nunca existió.

Continúa leyendo: Pésimas escenas del MCU que arruinaron (o casi arruinan) las películas en las que aparecieron

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos