Artículos

Razones por las que Sam Raimi es el director perfecto para Doctor Strange in the Multiverse of Madness

El director de la trilogía de Spider-Man es la opción ideal para dirigir la secuela de Doctor Strange y en este artículo detallamos las razones por las que debería quedarse con el trabajo

Hace poco nos sorprendía la noticia de que el director de Doctor Strange: Hechicero Supremo - 89%, Scott Derrickson, dejaba el proyecto de la secuela por diferencias creativas con Marvel Studios. Lo que se suponía que iba a ser una película con tintes de terror, o una gran muestra de él teniendo en cuenta la experiencia del cineasta en este género cinematográfico, quedó en riesgo de ser una película más del montón que ha construido el Universo Cinematográfico de Marvel, pero Kevin Feige acaba de sacar un nuevo truco bajo la manga.

No te lo pierdas: Sam Raimi podría introducir al Spider-Man de Tobey Maguire en Doctor Strange in the Multiverse of Madness

Con la confirmación de que es ahora Sam Raimi quien se encuentra en conversaciones con los ejecutivos de Marvel Studios para convertirse en el nuevo director de Doctor Strange in the Multiverse of Madness, surgen nuevas posibilidades. Aunque nada está dicho aún, pero medios como Variety lo dan como confirmado, hay razones de sobra para creer que el hombre que dirigió la primera trilogía de películas de Spider-Man, estrenadas entre 2002 y 2007, es el más indicado para retomar la historia del Hechicero Supremo y a la vez cumplir con las ambiciones del presidente del estudio, quien vela por el futuro de la franquicia.

No solo tendría más sentido que este director regrese a una nueva película de Marvel por su experiencia en el cine de superhéroes, sino que su filmografía también lo respalda para cualquier ocasión en la que el multiverso quiera convertirse en una situación terrorífica. Lo que no deja de llamar la atención que la contratación de Raimi podría ser la gran excepción al estilo que ha manejado el estudio, que consiste en enfocarse mayormente en directores con poca experiencia, y por ende pocas películas, frente a un director que tiene años de trayectoria y muchos más filmes con su nombre.

Siempre se ha creído que lo hacen porque son más fáciles de manejar a su antojo, ya que el estudio necesita que se cumplan ciertos parámetros de las historias que construyen detrás del telón, pero no todos están dispuestos a hacerlo. En su momento Sam Raimi fue también víctima de la maquinación de un estudio cinematográfico, lo que terminó dando como resultado una muy criticada El Hombre Araña 3 - 63%. No sabemos qué podría ser diferente en esta ocasión, o si de antemano se le ha advertido, pero lo que sí podemos repetir es que creemos que tiene más a favor que en contra, y lo detallaremos en los siguientes puntos.

Te recomendamos: WandaVision: las sitcoms que influenciaron a la serie de Disney Plus

Sam Raimi es uno de los mejores directores del género

Cuando se trata de películas genéricas, el cine de superhéroes tiene demasiadas, y las contadas excepciones provienen justamente de Sam Raimi. Las primeras películas live-action de Spider-Man impactaron tanto, no solo porque parecen salidas de la década de 1990 con tecnología más moderna (hay que tener en cuenta que salieron a partir de 2002 así que no están muy lejos), pero lo que más resalta de ellas es que, en comparación con las que se estrenan en este tiempo, se siente más la mano y la visión de su director. Al menos las dos primeras son muy buenas, tuvieron un excelente elenco que no debía responder a gustos personales del público y el manejo de los personajes es de otro nivel; tanto en el caso de los principales como de los secundarios. Las escenas de acción fueron brutales y también hubo tiempo para demostrar el precio -emocional- de lo que significa convertirse en un superhéroe de una forma que no se volverá a ver en mucho tiempo, y eso sin incluir que sus villanos superan por mucho a lo que se ha visto en el MCU.

Sabe combinar la comedia con el terror a la perfección

Lo que más tienen las películas de Marvel Studios es humor, y como muchos, también creímos que el despido de Scott Derrickson se debió principalmente a que este pensaba hacer un largometraje de terror al cien por ciento. Lo cierto es que el hecho de que él decidió dar un paso al costado puede ser por otras razones, como por ejemplo que lo obligaran a incluir a ciertos personajes con los que no estuvo de acuerdo, pero por ahora no lo sabemos. De lo que sí estamos seguros, es que Raimi también se ha especializado en el género de terror y sabe combinarlo con el humor que seguramente requerirá Marvel Studios para que la película sea más amigable con todas las audiencias. Solo basta con ver El Despertar Del Diablo 3 - 70%, todo un ícono para quienes quieren juntar la comedia con el terror y la fantasía, y el hecho de que Doctor Strange in the Multiverse of Madness pueda sentirse como diversión de la vieja escuela hace que estemos más interesados en el proyecto.

Kevin Feige lo conoce y han trabajado juntos

El presidente de Marvel Studios ya era uno de los productores involucrados en la realización de la trilogía de Spider-Man, así que conoce lo que es trabajar con un director como Sam Raimi. A pesar de que nunca ha declarado lo que aprendió en ese tiempo, donde no gozaba del poder que tiene ahora en la franquicia, sí reveló en más de una ocasión haber seguido de cerca el trabajo del director y afirmó que trabajar con él le sirvió de mucho para convertirse en el productor que es en la actualidad. Por otro lado, el director está al tanto de cómo las producciones del estudio han cambiado y aunque en el pasado creyó que no lo volverían a necesitar la situación ha cambiado y será interesante ver en lo que podría evolucionar.

Es la buena noticia que Disney y Marvel necesitaban

Disney ha recibido muchas buenas noticias gracias a las películas de Marvel Studios, pero no se puede decir lo mismo de sus otras propiedades adquiridas. La franquicia de Star Wars se ha hundido por sí misma y algunos de sus directores han sido despedidos. Lo que ocurrió con Scott Derrickson encendió todas las alarmas e hizo que los fans esperen lo peor se preocupen por lo que podría ocurrir con Doctor Strange in the Multiverse of Madness, pero la posibilidad de que el legendario cineasta tome el mando de la producción es la buena nueva que todos necesitábamos y da mayor seguridad a la franquicia y al estudio en su intención de expandirla con el multiverso.

Podría facilitar la conexión del Spider-Man de Tobey Maguire con el MCU

Sabemos que la nueva película de Doctor Strange debe sí o sí propiciar la introducción de un multiverso dentro de las producciones del Universo Cinematográfico de Marvel como su nombre lo indica, y aunque aún no tenemos idea de cómo lo harán, y además teniendo en cuenta lo que lograron con Avengers: Endgame - 95% cuando consiguieron el regreso de varios personajes de anteriores entregas, solo podemos esperar algo verdaderamente épico. En la trilogía de Spider-Man se menciona al personaje que ahora interpreta Benedict Cumberbatch y siempre se ha especulado sobre un crossover con el Spider-Man de Tobey Maguire. Contar con Sam Raimi es un ganar-ganar para todos: el multiverso sería introducido a la perfección, la franquicia conectaría con las películas de superhéroes que se realizaron hace casi veinte años y los fans enloquecerán al ver un sueño cumplido, sin importar que sean solo unos segundos.

Continúa leyendo: Aves de Presa supera a Guasón en Rotten Tomatoes

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos