Artículos

Franquicias cinematográficas que tuvieron finales grandiosos

Son más las franquicias que fracasan en el intento que las que son satisfactorias desde el principio y se despidieron con un gran final. En este artículo recordamos a las que lograron esto último

Todos amamos una buena franquicia cinematográfica, pero que esta termine bien o mal no depende de nosotros sino de su creador y el estudio encargado de su producción. Por lo general, una franquicia incluye un mínimo de tres películas ya que comienza como una trilogía que luego se expande sin previo aviso, con más secuelas o precuelas e incluso spin-offs, y son contadas las ocasiones en las que estas se ganan el halago de la crítica y el público que suele ser más exigente si se trata de una adaptación. Una vez que sale la primera entrega y llega su secuela, que en muchas ocasiones la supera, solo queda un último paso: lanzar la tercera y última parte.

No te lo pierdas: Star Wars: Las cosas más ridículas de las precuelas que son canónicas

No es sencillo, y muchas han fracasado en ese pasaje definitivo; más de las que quisiéramos aceptar. Así que, en cierto modo, no sirve de mucho que las primeras partes se hayan convertido en clásicos del cine (o lo más parecido a eso), pero que el final haya quedado en el olvido por ser absurdo, carecer de coherencia con el canon y quién sabe qué más detalles que podrían hacer que lo que parecía perfecto salga mal. Tal vez sea la necesidad de querer complacer a los fans lo que lleva a que la historia se desinfle en su tramo final, o incluso una producción apresurada.

Sin embargo, somos afortunados al contar con un pequeño puñado de franquicias que lo hicieron bien en todos los sentidos, y que brillaron especialmente por su final. No es un trabajo imposible, pero sí es difícil y al lograrlo se encontrarán con la gran recompensa de ser una de las mejores franquicias cinematográficas en la historia del cine y, por qué no, pasar a convertirse en películas de culto con el paso del tiempo. En esta lista recordamos cuáles fueron aquellas afortunadas en pasar a la historia y contar con grandiosos finales que valen la pena volver a ver una y otra vez.

Los Juegos del Hambre

La serie de películas que ayudó a Jennifer Lawrence a salir del anonimato cinematográfico es una de las franquicias más destacadas de Hollywood de los últimos años. A pesar de basarse en un conjunto de libros para jóvenes adultos, llamó la atención por la intrincada política que se maneja en su historia, en especial ver cómo la pobreza afecta a los distritos de Panem y la crueldad de quienes dirigen el Capitolio, que fueron los responsables de crear los mortales juegos, de donde solo sale un único sobreviviente, para recordar al resto del pueblo lo que puede ocurrir si intentar armar una nueva rebelión. Su final se dividió en dos partes y permitió que la historia cierre de forma compleja y rodeada de grandes actores y nuevas adiciones que llegaron después, como la de Julianne Moore en el papel de la Presidenta Coin.

Te recomendamos: El Señor de los Anillos | Cosas que son mejores en las películas que en los libros

Harry Potter

La serie de libros del niño mago llegó en un total de ocho películas que produjo Warner Bros. con el visto bueno de J.K. Rowling , su autora. En esta franquicia puede decirse que los fans disfrutaron de las adaptaciones de principio a fin, sin excepciones, y aunque es posible que haya alguna película que no consideran del todo su favorita, es de las pocas franquicias que lograron mantener el nivel en cada una de sus cintas, y que además concluyó de forma satisfactoria, tanto de acuerdo con lo que se había hecho en el cine como lo que se había publicado en el último libro. El hecho de que se haya dividido la conclusión en dos partes ayudó a que el equipo realizador disponga de una buena cantidad de tiempo para trasladar los sucesos a la pantalla grande de forma coherente y vistosa, además de permitir a sus fans decir adiós por última vez a Hogwarts y con ello a Harry, Ron, Hermione y compañía.

High School Musical

Quizás Disney no recibe el crédito que merece por lo que le sale realmente bien. High School Musical es una franquicia conformada por tres películas musicales cuya calidad nunca ha logrado repetir la compañía. Desde las voces, las actuaciones y las coreografías, la historia protagonizada por adolescentes en sus últimos años de colegio no es solo impresionante sino que es una de las producciones que reciben menos atención de la que deberían con excepción de la fama de sus actores principales, obviamente. Al menos ahora goza de un estatus de culto y se la sigue recordando; no sabemos sin considerarlo como suerte o no, pero su final sobrepasó las expectativas de todos (e incluso fue la primera en llegar a la pantalla grande en 2008) y consiguió retratar de forma efectiva las vivencias de un grupo de adolescentes próximo a graduarse y a tomar caminos separados en sus vidas adultas.

El Señor de los Anillos

La de Peter Jackson es, posiblemente, la franquicia más exitosa en la historia del cine. El final de la grandilocuente aventura del hobbit Frodo y sus amigos, que nace de la adaptación de los libros de J.R.R. Tolkien no ha encontrado quien le pueda hacer competencia en el mismo nivel. Con varias conclusiones en la película final, un personaje secundario convirtiéndose en héroe, enormes y épicas batallas medievales, le sobran las grandes cualidades que convirtieron a esta franquicia fantástica en objeto de culto. Por si fuera poco, su tercera parte es una de las películas que ha ganado más premios Óscar, y eso es algo que podría no volver a pasar con este género cinematográfico en mucho tiempo.

The Dark Knight

El trabajo de Christopher Nolan al mando de una nueva historia protagonizada por el Caballero de la Noche es de lo mejor que se ha hecho con el personaje de DC en su historia cinematográfica, y lo que es mejor, con una conclusión muy satisfactoria. Cada una de las películas que conforman esta trilogía estuvo llena de sorpresas, pero su final fue inesperado y muy al estilo del Batman de este director, que es considerado por muchos fans como la mejor versión que se haya realizado hasta ahora. En El Caballero de la Noche Asciende - 87% se muestra un gran retiro para el hombre murciélago y la llegada de un nuevo héroe, pero también demostró que el héroe puede fallar y que está dispuesto a sacrificarse por Gotham si es necesario. Un final lleno de giros y cambios que la convierten en una franquicia con un final más que digno.

Volver al Futuro

Es una de las muy pocas franquicias cinematográficas que parecen haberse conservado bien en el tiempo sin haber recibido aún una nueva secuela o reboot, que por cierto está muy de moda en Hollywood. Las películas de ciencia ficción dirigidas por Robert Zemeckis, que cuentan la historia de Marty McFly, un joven de unos 17 años de edad, y su amigo, el científico “Doc” Emmet Brown, que creó una máquina con la que pueden viajar en el tiempo, fue un fenómeno de masas entre 1985 y 1990. A pesar de que las secuelas no funcionaron tan bien en taquilla, la tercera entrega revitalizó la franquicia al presentar una curiosa mezcla entre una película de ciencia ficción y un western, de una manera que muchos terminaron apreciando, y afortunadamente fue una gran conclusión para la historia.

La Gran Estafa

La franquicia de películas de atracos dirigida por Steven Soderbergh es otro de los casos excepcionales que comenzaron bien y terminaron aún mejor. Cabe destacar que el enganche siempre fue el elenco, que siguió sumando grandes nombres hasta la tercera entrega, así como el hecho de que cada uno de estos personajes siempre encontró algo qué hacer en la historia. La narrativa gira en torno a un experto ladrón y su elaborado plan para robar el dinero de un casino en Las Vegas en el que requerirá contratar a un gran grupo de gente para que lo ayude. Las siguientes películas continúan involucrando a ese mismo casino, pero expanden la historia al mostrar a los personajes en un viaje por Europa y luego al hacer planes para robar un nuevo casino.

Jurassic Park

Lo que empezó como una novela terminó siendo una de las mejores franquicias cinematográficas y también una de las más populares hasta ahora. Dirigida por Steven Spielberg, poco a poco se fue convirtiendo en una serie de thrillers protagonizados por terroríficos dinosaurios, que para nuestra suerte terminó demasiado bien a pesar de que se introdujeron nuevos personajes en su tercera parte. La historia hizo que nos importen todos ellos y que no queramos verlos como comida para los seres prehistóricos, pero también destaca por ser, a menudo, un relato que manifiesta su preocupación sobre la manipulación biológica y la forma en la que utiliza varios conceptos matemáticos para contar cómo fue que colapsó un parque de diversiones que usaba dinosaurios recreados por vías artificiales.

Continúa leyendo: Las mejores películas mexicanas de terror de todos los tiempos

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos