Artículos

Los Ojos Sin Cara, de Georges Franju, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

El director francés creó una obra que agradó a unos y provocó el disgustó de otros, pero que continúa siendo de gran influencia en el panorama cinematográfico actual

PG-13

Los Ojos sin Cara

El Dr. Génessier ayudado por su asistente, secuestran a mujeres. Les remueve sus rostros y trata de insertarlas en la cabeza de su hija Christiane.

en Amazon

$31.00

Georges Franju podrá no ser un nombre archiconocido para algunos seguidores del séptimo arte, pero los más estudiosos sí que habrán escuchado de él y su talento para combinar poesía y grafismo en sus películas. Aunque podría decirse que el lado más fuerte del cineasta francés destaca de forma especial cuando se trata de historias sobre misterio y crueldad enmarcadas en un entorno muy realista y prueba de ello es su película Los Ojos sin Cara - 98%, que estrenó en 1959, de la que aún se habla como la película de terror más elegante que se haya hecho jamás.

No te lo pierdas: Clásicos que siguen perturbando en la actualidad

El director es de hecho una gran influencia entre los seguidores de su cine y nadie duda que sus trabajos estuvieron llenos de vanguardia. Desde el comienzo y a lo largo de su carrera, siempre fue un visionario y lo demostró con sus obras, que marcaron un antes y después en el cine de su país así como en lo que tiene que ver con la forma en la que se suelen relatar historias de fantasía y terror hasta la fecha.

Diez años antes había llamado la atención con el cortometraje La sangre de las bestias, que en realidad es un shockumentary porque se centra en las partes más desagradables de la temática que trata; en este caso fue rodado en un matadero de París y presenta escenas con tomas de muertes de animales reales que al mismo tiempo que denunciaba, también explotaba el morbo con sus impactantes imágenes.



En cambio, Los Ojos sin Cara - 98% se enfrasca en una historia basada en la novela de Jean Redon sobre un brillante y desquiciado cirujano que rapta chicas. Su objetivo es el de conseguir suficiente piel para poder reconstruir la de su hija, quien perdió su belleza por culpa de un accidente trágico del que se siente culpable. Para eso cuenta con la ayuda de su secretaria, quien secuestra a las jóvenes. Tal como dice el título de la película, experimenta realizando transplantes a su hija con los rostros que consigue, con la intención de hacer su mejor esfuerzo para restaurarla.

Te recomendamos: Películas adelantadas a su época

Solo la trama ya es lo suficientemente horripilante como para que quien no haya visto la película se pueda hacer una idea clara de qué tan extraña podría ser. Durante su producción se siguieron los estándares del cine en Europa en cuanto a la censura, por lo que la locura del cirujano y la escenas violentas fueron reducidas y aún así su lanzamiento estuvo lleno de controversia. Tal vez los efectos prácticos no ayudaron de mucho, pero después de todo se trata de jóvenes a quienes una segunda persona les cercena la cara por lo que no debería sorprender.

Uno de los ejemplos más recientes de la influencia de Los Ojos Sin Cara es La Piel que Habito - 81% de Pedro Almodóvar, donde Antonio Banderas interpreta a una especie de científico loco que también trata de reconstruir a otra persona y recibe la ayuda de alguien más para cumplir su propósito. Su temática y los elementos que le dan forma son muy similares. También las desfiguraciones y las operaciones son parte de las tramas de películas del género de terror; de seguro en algún momento veremos un remake o alguna otra cinta inspirada en la que se estrenó en 1959.

Esto es lo que dijo la crítica sobre la cinta de Georges Franju:

Del staff de Variety:

Tiene algunas escenas inquietantes, pero la progresión poco clara y la dirección lenta le dan a este un aire anticuado.

Kenneth Turan de Los Angeles Times:

Como una pesadilla que nunca termina, esta es una visión de locura, soledad y sí, horror, que una vez vista exige ser vista una y otra vez. Es así de inquietante y así de buena.

Stephen Holden de New York Times:

Envía un escalofrío que se extiende desde los pómulos a través de las cuencas de los ojos hasta la parte posterior del cráneo.

Michael Wilmington de Chicago Tribune:

Los Ojos sin Cara es un ejemplo perfecto de cómo la poesía visual puede transformar a un género.

Tim Purtell de Entertainment Weekly:

Una extraña película que genera malestar sin tener que mostrar escenas perturbadoras.

J. Hoberman de Village Voice:

Una obra maestra de horror poético y brutalidad táctil.

Carlos Boyero de El País:

Lirismo tenebroso (...) enfermiza y subyugante atmósfera (...) inclasificable obra maestra

Continúa leyendo: Las mejores películas de terror en lo que va de 2019 según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos