Artículos

Las peores rivalidades entre fandoms

La pasión por una película o serie puede hacer que la gente se tome las cosas en serio y se embarque en una guerra contra otros fans. A continuación revisamos algunas de las míticas rivalidades

Puede ser que pensaras hasta hace poco que Marvel fue fundada antes que DC Comics o que Star Trek era un plagio de Star Wars. Quizás tampoco creíste que una podía seguir de cerca a la otra o incluso superarla y es que cada producto ha conseguido cautivar a miles por su originalidad, personajes y universos que para muchos más parece una cuestión de religión o lealtad que la de simplemente disfrutar cada cosa nueva que sacan... o poder apreciar a todos por igual.

No te lo pierdas: Emmys 2019: Fans de Game of Thrones decepcionados por las nominaciones de la temporada 8

Pertenecer a un fandom es un acto de valientes, ya que en tiempos como este donde las redes sociales nos ponen en contacto con miles de desconocidos, se pueden desatar todo tipo de intercambios -violentos- de opiniones a raíz de un simple gusto personal. El lado tóxico del fanatismo ha llevado a que en los últimos años series y películas se vean envueltas en controversias por temas que van desde la corrección política hasta la simple necesidad de fan service. A la larga este tipo de comportamientos causa daño en quienes lo leen y en quienes trabajan en ellas; una de las más maltratadas en la actualidad es la saga de Star Wars, en la que cualquier decisión es cuestionada al extremo y en la que algunos fans se consideran dueños y señores que no descansarán hasta conseguir lo que quieren.

No buscamos enfurecer a miles de fanboys, pero hay que admitir que al menos alguien señalar que todo exceso malo y que ser fan de algo no da derecho a actuar como dueño. A veces parece que las únicas opciones al seguir a una serie o película es hacerlo hasta la muerte y a odiar a la otra porque sí y mientras es claro que puede haber superioridad en algunos de los aspectos de las producciones a las que pertenecen los bandos en este artículo, es la pasión exacerbada de sus seguidores la que ha llevado a que se formen estas míticas rivalidades que no descansarán hasta que haya un solo ganador, que nunca lo habrá, pero esperamos que estas palabras al menos los inviten a reflexionar.

Marvel vs. DC

La eterna disputa entre los fans de los superhéroes. Como si no existieran otras casas editoriales con mejores historias, se enfrascan en la existencia de Marvel y DC como si no hubiese algo más a lo que puedan dedicarle su tiempo. La rivalidad comenzó con los cómics y parte de ello es que ambas editoriales hayan peleado por años por el nombre de Capitán Marvel/Shazam, situación que fue revivida por los fans con los estrenos de las películas Capitana Marvel - 60% y ¡Shazam! - 88%.

Los fans de Marvel se creen la gran cosa por sus películas llenas de color y chistes fuera de lugar y porque cada año el estudio presenta al menos 3 películas; los de DC creen que Zack Snyder es el siguiente Stanley Kubrick y su inseguridad hace que crean que hay una conspiración por parte de Disney que paga (sí, dinero) a la crítica para que hable bien de sus películas sin importar que sean buenas o malas. Ambos bandos pierden el tiempo atacándose (y atacando a los medios), además de asegurar cosas que no tienen nada de cierto.

No te pierdas: Marvel vs DC: los mejores insultos que se han hecho mutuamente

Star Wars vs. Star Trek

Las dos sagas son irrepetibles y sus universos y tecnología son muy ricos. Ambos ocupan el trono en el reino de la ciencia ficción, pero la rivalidad entre los fanáticos se remonta a décadas atrás cuando decidieron nombrar a cada una como lo mejor que se haya hecho en la historia del género... y pelear por ello. Star Wars es infinitamente más popular y cualquiera estaría más abierto a ver una de sus películas que a ver una de Star Trek y es que parte de la rivalidad consiste en sacar en cara al otro que la primera es para niños y la otra para adultos (o intelectuales). Está de más decir que es tonto ver a adultos peleando por historias con naves y extraterrestres, pero la pasión de ambos bandos se ha demostrado incluso en documentales y películas como Fanboys - 32%, que deja ver lo estúpido que resulta la rivalidad desde un punto de vista que no es el propio.

Las cosas se calmaron un poco cuando J.J. Abrams dirigió el reboot de Star Trek y la continuación de Star Wars: Episodio VI - El Regreso del Jedi - 80%, aunque hablar de Star Wars es como hablar de religión o política, siendo un tema que incluso ha llevado a sus propios fans a pelear entre sí volviendo al fandom en algo tóxico y provocando malestar entre quienes quieren seguir su fanatismo sin molestar a nadie. Su principal error fue complacer a las masas de fans que solo están contentos cuando hacen lo que ellos quieren. Las consecuencias de querer agradar y no hacerlo se empezaron a ver cuando Rian Johnson decidió no ser complaciente y mostrar su visión en Star Wars: Los Últimos Jedi - 91%.

Lee aquí: Por qué a tanta gente le gusta Star Wars (y por qué a mucha gente no)

Te puede interesar: Fans de Game of Thrones aseguran que The Walking Dead copia a la serie de HBO

Los Simpson vs. Padre de familia

Más adultos siendo rivales, pero esta vez por culpa de una serie animada que gira en torno a una familia. Resulta difícil creer que alguien no pueda disfrutar de las dos producciones, pero hay quienes creen que el supuesto plagio de Padre de Familia a Los Simpson es algo imperdonable. Claramente la serie creada por Seth McFarlane bebe de la que creó Matt Groening y sus similaridades han sido el origen de la rivalidad entre los fans. Si pensamos un poco, nos damos cuenta que ambas series se han mantenido en la pantalla chica por décadas, pero es fácil notar que cada una apunta a un público diferente. La familia amarilla puede ser vista por un mayor rango de edades, mientras que la de los Griffin está más dirigida al público adulto además de que los temas que manejan son diferentes y el estilo y tipo de humor también.

No tiene sentido seguir usando el tema del plagio como excusa para odiar a otra serie (y a sus fans), y eso es algo que ambas saben muy bien ya que no tienen miedo de juntarse en un crossover, como ya ha pasado, y demostrar a los fans lo divertido que puede ser seguir a las dos familias. Relájense un poco.

Dragon Ball vs. Naruto

Lo que para unos son "dibujitos chinos" para otros es como si se tratara de la vida misma. La sobresaliente obra de Akira Toriyama ha marcado a generaciones y continúa haciéndolo con nuevos episodios al igual que Naruto. Quién de niño no disfrutó de las aventuras de Gokú y es que el trabajo de Toriyama marcó un antes y después en el mundo de los que vendrían a ser superhéroes japoneses, pero con el tiempo le llegó un justo sucesor, Naruto, que los fans no ven con buenos ojos. A pesar de las diferencias entre ellas y lo creativas que pueden ser estas historias, parece que a ninguno se le ocurrió recordar que se trata de algo ficticio, pues se tomaron en serio la fuerza de los personajes, especialmente la de Gokú, quien prácticamente es invencible porque sí, y lo gritan a los cuatro vientos cada vez que pueden.

Por eso cuando llegó Masashi Kishimoto y demostró al público lo que puede ser un personaje con mejor desarrollo al mostrar en su ficción la transformación de su protagonista, y dado que no necesita mostrarse como el más poderoso para ser extremadamente popular es que surge la rivalidad, muy ridícula, sobre todo del lado de los que creen en un personaje animado con exageradas habilidades que carecen de sentido.

Continúa leyendo: Dragon Ball y su paso por el cine

Pokémon vs. Digimon

Enemistad eterna en una rivalidad moderna que involucra a las criaturas más carismáticas de la animación. La discusión entre los fans empieza desde el origen de ambas que tuvo muy poco tiempo de diferencia. Pokémon fue la primera en sacar la serie animada y los videojuegos, pero Digimon se fraguó antes, desde la existencia de los famosos Tamagotchi, al tratarse de mascotas virtuales y personajes que usaban dispositivos muy parecidos. Hay muchas diferencias como para hablar de plagio: Pokémon apuesta por la continuidad, con un protagonista que envejece muy lentamente, mientras que Digimon es una antología, no necesita estar conectada de anteriores temporadas para seguir cautivando al mundo.

Esta es otra curiosa disputa que no tiene sentido, entre dos producciones que nacieron en el mundo del anime y que probablemente nunca llegue a una conclusión que haga a todos felices. Pero cada vez suena menos, quizás los fans se dieron cuenta que pueden ver las dos sin que se acabe el mundo.

Harry Potter vs. El Señor de los Anillos

La rivalidad de estos dos fandoms nació cuando las adaptaciones cinematográficas de ambas sagas literarias fueron estrenadas en el mismo año (2001), y de no ser por ello no existiría tal rivalidad porque los libros son muy diferentes a pesar de que son fantasía. El Señor de los Anillos fue publicado en 1954 y desde entonces dejó una huella imborrable en el género mientras que la primera novela de Harry Potter llegó hasta 1997 y desde entonces ha cosechado millones de fans por todo el globo.

Por esa razón la rivalidad entre estos dos fandoms es absurda y no tiene sentido. Los libros se hicieron famosos en distintos tipos de público, aunque las películas si comparten seguidores. Sin embargo, siempre habrá quien se sienta atacado por personajes ficticios que considere enemigos, aún cuando lo único que comparten es fecha de estreno, que lo único que provocó fue comparaciones, pero seguramente muchos no tardarán en aceptar que se puede disfrutar de ambas sagas por igual para bien de todos.

No dejes pasar: La Tierra Media en el cine según la crítica

The Walking Dead vs. Game of Thrones

Las dos son de las series más pirateadas y cuentan con millones de espectadores en cada episodio, pero la rivalidad surgió a raíz de las coincidencias entre ambas producciones. La de HBO y la de AMC tienen entre sus similitudes el uso de cliffhangers con posibles muertos (que en realidad no murieron en ese momento), personajes malvados que pierden una mano, líderes que mueren decapitados y por si fuera poco, muertos vivientes. Incluso los fans de Game of Thrones - 59% acusaron hace poco a la serie de AMC porque los zombies se parecían a los Caminantes Blancos en la última temporada.

Lo irónico en todo esto es que ambas producciones provienen de material previo: Game of Thrones está basada en Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin y The Walking Dead en la novela gráfica homónima de Robert Kirkman , por lo que los reclamos de los fans de ambos bandos quedan en tela de duda, así como la veracidad en el tema del plagio al que recurren cada vez que quieren ver el mundo arder.



Continúa leyendo: Fans de Zack Snyder hacen una enorme donación para la prevención del suicidio

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos