Artículos

X-Men: Dark Phoenix | Razones por las cuales fracasó en taquilla

La última entrega de los X-Men en Fox no resultó en una victoria final para la empresa. En este artículo abordamos los motivos que dieron paso a este tropiezo monumental.

La franquicia de los mutantes de Fox lleva más de veinte años haciéndonos compañía. En el año 2000, X-Men - 81% llegó para cambiar las reglas del juego en el género de los superhéroes y con ella comenzó una nueva y emocionante faceta para este tipo de cine. X-Men 2 - 86% y X-Men: La Batalla Final - 58% también han logrado quedar incrustadas en las memorias de los fanáticos, al igual que algunas otras estrenadas en años más recientes.

No te pierdas: X-Men: Dark Phoenix obtiene el peor estreno en la historia de la franquicia

Cintas como X-Men: Días del Futuro Pasado - 91% y Logan - 93% han pasado a la historia como grandes ejemplos de películas de superhéroes, nos demuestran que este tipo de narraciones pueden ser mucho más que la simpleza vista en otras sagas. No podemos negar que el trabajo final de Hugh Jackman en la franquicia es una obra maestra del género que difícilmente podrá ser superada por la competencia. Además, Días del Futuro Pasado nos regaló un espectacular encuentro entre los X-Men principales y los que llegaron después.

Con tantos años cosechando éxitos y teniendo una historia que ahora se considera de culto, la saga de los X-Men necesitaba de un cierre más que digno. X-Men: Dark Phoenix - 29% se estrenó con la idea de ser la conclusión que la franquicia necesitaba: tuvo un reparto sobresaliente y el relato de la Fénix Oscura, una de las narraciones más famosas de las historietas. Todo debía ir bien, un desenlace inspirador y digno que debía mantenerse para siempre entre nuestros recuerdo más tiernos.

Pero las cosas no salieron como todos esperábamos. X-Men: Dark Phoenix obtuvo pésimos comentarios por parte de la crítica y terribles calificaciones en los sitios dedicados a valorar estas obras, a la postre, su desempeño en taquilla fue lamentable y una importante cantidad de usuarios se dedicaron a publicar reacciones negativas después del estreno. Todo fue mal, ni siquiera obtuvo lo que la olvidable X-Men: Apocalipsis - 48% consiguió. Dark Phoenix no resultó ser aquello que añoramos, una despedida inolvidable.

Te invitamos a leer: Las películas de X-Men calificadas de la mejor a la peor

¿A qué se debió el fiasco? Bueno, no fue una razón en específico sino el conjunto de varias que aparecieron poco a poco en el proceso antes, durante y después del estreno. X-Men: Dark Phoenix sale por la puerta trasera y los fans más apasionados quedan un poco vacíos; al menos tenemos a las anteriores para levantarnos los ánimos de vez en cuando.

Con un presupuesto de US$ 200 millones, la película no ha podido ni superar esa marca. A continuación, te presentamos los motivos compartidos por What Culture que convirtieron a X-Men: Dark Phoenix en un fracaso en taquilla.

Problemas de producción

Por todos lados escuchamos que X-Men: Dark Phoenix se sometió a un importante cantidad de reshoots tras las proyecciones de prueba. Esto casi siempre es una mala señala para la película pues es motivo de gastos extra y de cambios importantes en detalles significativos de la narración. Cuando las exhibiciones previas para la prensa tuvieron lugar, todas las conversaciones se desviaron hacia los innumerables problemas de producción que estaba sufriendo la película y no hacia las cosas positivas. Este tema predispuso al público de manera importante.

Franquicia agotada de sí misma

El tono utilizado en X-Men: Dark Phoenix ya se ha visto en varias de sus precuelas una y otra vez. Además, ya tenemos a Deadpool, una saga de películas que decidió romper con las reglas convencionales del género: el protagonista se burla de sí mismo, de los otros y además mantiene una relación estrecha con el espectador. Por si esto fuera poco también existe Logan, una cinta completamente sobresaliente del género que debió ser el verdadero final de esta larga historia, un cierre ideal que llegó antes de tiempo.

La reescritura del tercer acto

Antes del estreno, se decía que la batalla final de X-Men: Dark Phoenix iba a tener lugar en el espacio, con una Jean Grey haciendo gala de sus poderes cósmicos en el extenso vacío interestelar; esta aseveración mantuvo a las fanáticos emocionados, quienes esperaban una lucha monumental por parte de la poderosa mutante y sus allegados. Sin embargo, aparentemente el final fue modificado y a cambio obtuvimos un encuentro poco satisfactorio ubicado en un atraco de trenes muy similar a lo visto en Deadpool 2 - 85%.

Es un película demasiado seria que se estrenó en la fecha equivocada

X-Men: Dark Phoenix es una película que carga demasiado consigo misma, algo que no es del todo incorrecto. No obstante, los lanzamientos de junio y julio se caracterizan por ser obras con temas que no abordan una densidad pronunciada. Las películas de verano ondean una bandera de simplicidad, aventura y hasta alegría, pero con Dark Phoenix no resultó así.

La película iba a ser estrenada el 14 de febrero de este año, pero ciertas malas decisiones tomadas por los ejecutivos de Fox la arrastraron hasta el 7 de junio, dándole la oportunidad a Capitana Marvel - 60% y Avengers: Endgame - 95% para destrozar la taquilla mundial. Al final, Dark Phoenix se ha tenido que conformar con las migajas de las migajas.

Errores de marketing

Los tráilers de X-Men: Dark Phoenix fueron un desastre total. No nos mostraron escenas emocionantes pero sí se atrevieron a spoilear de forma descarada la muerte de uno de los personajes principales, además, mostraron una fecha incorrecta del lanzamiento. De acuerdo con Deadline, el mayor error del equipo de marketing fue que no supieron aprovechar a su actriz principal. Sophie Turner es una estrella mundial de gran talento y belleza única, no obstante, la imágenes y los avances de la película no enfatizaron su presencia de manera atractiva y eso terminó alejando o confundiendo al espectadores.

Es una historia ya conocida

X-Men: La Batalla Final nos dio a Famke Janssen como la Fénix Oscura y principal antagonista a derrotar. Aquella entrega dejó insatisfechos a muchos fanáticos pero eso no fue obstáculo para que Fox decidiera realizar una versión renovada con un elenco distinto.

Cuando estás dispuesto a aventurarte en la tarea de una nueva adaptación, es necesario que estés completamente entregado y seguro de que tu nuevo material logrará satisfacer a los fanáticos y borrará de sus rostros la decepción ocurrida en el pasado. Con X-Men: Dark Phoenix no pasó. La película nunca demostró ser diferente o mejor que La Batalla Final y dejó a los seguidores cuestionando el motivo utilizado por Fox para lanzarse a la producción de una historia que no tuvo el efecto deseado anteriormente.

La omnipresencia de Disney

Los motivos anteriores son importantes, pero este es, quizá, el más grande de todos. Cuando Disney anunció que compraría Fox, los fanáticos saltaron de emoción pues eso significó que Marvel Studios tendría acceso a los derechos de los X-Men y a los 4 Fantásticos. Automáticamente, X-Men: Dark Phoenix se volvió algo irrelevante pues en el horizonte apareció la posibilidad de una película de los mutantes ubicada en el MCU. La última entrega de los X-Men de Fox no pudo hacer nada al respecto.

También puede interesarte: Razones por las cuales los X-Men de Fox son mejores que todo el MCU

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos