Artículos

Chernobyl ya tiene primeras críticas

La miniserie presenta una despiadada explicacion a la catástrofe de Chernobyl, pero también prefiere indagar en la ineptitud de la respuesta del gobierno en esa época. Las primeras críticas alaban, en su mayoría, a la nueva ficción de HBO.

Artículos

Chernobyl ya tiene primeras críticas

La miniserie presenta una despiadada explicacion a la catástrofe de Chernobyl, pero también prefiere indagar en la ineptitud de la respuesta del gobierno en esa época. Las primeras críticas alaban, en su mayoría, a la nueva ficción de HBO.

POR María Belén Izurieta Barreto -

¿Cuál es el costo de las mentiras? La frase con la que arranca Chernobyl nos adentra en un mundo lleno de tragedias y desesperación, que juega más como drama humano que como dramatización de hechos reales. La miniserie que estrenó HBO cuenta las horas y días que siguieron a la catástrofe nuclear de 1986 en Ucrania, parte de la zona antes conocida como Unión Soviética, y con apenas cinco episodios ha conseguido cautivar a la crítica y al público por igual.

No te lo pierdas: Chernobyl se convierte en la serie mejor valorada de IMDb, supera a Game of Thrones y Breaking Bad

Exactamente el 26 de abril de 1986, explota uno de los reactores de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, que muchos conocen únicamente como Chérnobil, y ocasionó que el material radioactivo alcance a otros países de Europa. La miniserie gira en torno al accidente, pero también pone ante nuestros ojos a los hombres y mujeres que se sacrificaron para salvar vidas de un desastre que nunca lograremos comprender del todo. También está ahí el peor lado de la política, con hombres en cargos altos que preferían negar la verdad, incluso ante sí mismos, en el afán de “evitar la desinformación” entre los habitantes.

A pesar de que está basada en una tragedia real, parece inspirarse en el libro Voces de Chérnobil, una obra de estilo documental escrito por la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich, que recoge información que fue recopilada durante diez años luego de haber entrevistado a más de quinientas personas que fueron testigos del desastre, entre los que se encuentran bomberos, políticos, físicos, liquidadores y habitantes de las zonas afectadas.

Desde el primer minuto se siente la dureza que caracteriza a la historia real, quizás sea porque lo de Chérnobil es algo que de alguna forma impactó a todo el mundo, pero lo que hace que esta versión de lo sucedido sea diferente a las demás adaptaciones es que su trama se acerca más a un relato de terror puro que a uno cien por ciento dramático. Aún así sus partes de drama salen a relucir para convertir a Chernobyl en una miniserie intensa y dura.

Te puede interesar: Game of Thrones: Presidente de HBO habla sobre el spin-off de Arya y defiende el polémico final

Para la crítica, Chernobyl no se aleja mucho del manual de películas o series de desastres, pero acierta en todos sus aspectos. A pesar de que maneja los hechos reales a su antojo, como lo haría cualquier otra ficción, se da un tiempo para golpear al espectador con la realidad ya que, después de todo, la magnitud de la tragedia no hace diferentes a los soviéticos de otras personas que hayan pasado por situaciones extremadamente difíciles.

También destacan el acercamiento sobrio y su habilidad para brillar en los momentos más pequeños, más aún cuando la historia viene de un escritor que se ha caracterizado por estar del lado de la comedia, con película populares como Scary Movie 3, ¿Qué Pasó Ayer? Parte II - 34% y El Cazador y La Reina Del Hielo - 17%.

Esto es lo que dice la crítica sobre Chernobyl:

Allison Keene de Collider:

Chernobyl es una serie en la que deberás recordar aflojar la mandíbula y dejar de tensar los hombros mientras la observas. Es desgarradora e intensa, y un infierno de ver el día después de Game of Thrones, pero también es necesaria.

Mike Hale de The New York Times:

En el transcurso de cinco horas, Mazin revisa la mayoría de los hechos pertinentes de la historia. Pero su teatro barato, que incluye configuraciones divertidas en las que Boris Shcherbina (Stellan Skarsgard), el viceprimer ministro a cargo de la energía, hace preguntas como "¿Cómo funciona un reactor nuclear?" para que Legasov pueda explicarlo por nosotros, le resta valor a la verdadera tragedia de la historia. Lo mismo ocurre con la constante sensación de presentimiento reforzada por los zumbidos de los contadores Geiger.

David Fear de Rolling Stone:

Esta autopsia de cinco partes tiene más en mente que simplemente recrear una instantánea del horror de la tragedia real con el fin de atraer a suscriptores y premios de la temporada de premios. Sí, algunos podrían levantar la ceja con respecto al origen de los que cuentan esta historia. Sin embargo, tanto ellos como el elenco comprenden de manera innata cómo este accidente pudo hacer metástasis en algo que casi diezmó un continente.

Ed Cumming de The Independent:

No es difícil trazar paralelos entre la miniserie y los eventos actuales. La idea de que incluso podría haber versiones rivales de la verdad resuena en una era de noticias falsas. La amenaza de una guerra nuclear puede haber disminuido, pero como metáforas, la radiación y las consecuencias son tan poderosas como lo eran hace 30 años. A tiempo, sombrío, inteligente y convincente, Chernobyl es el triunfo de un desastre.

Matt Zoller Seitz de Vulture:

Los estudiantes de la naturaleza humana apreciarán el pesimismo de grano fino de la miniserie de HBO Chernobyl. Pero es mucho para tomar, no solo por su despiadada explicación del desastre nuclear en la antigua URSS y la inepta respuesta oficial, sino porque es imposible observar sin pensar en otras catástrofes que se desarrollan a nuestro alrededor, todo al parecer igual de lleno por la ineficiencia burocrática y mala fe.

Continúa leyendo: Watchmen: la serie de HBO presenta su primer tráiler

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos