Artículos

Los peores finales de series de televisión

Estas series rompieron estándares en la pantalla chica consiguiendo ser nombras como las más más exitosas de su tiempo, sin embargo, sus finales no estuvieron a la altura de su desarrollo

Artículos

Los peores finales de series de televisión

Estas series rompieron estándares en la pantalla chica consiguiendo ser nombras como las más más exitosas de su tiempo, sin embargo, sus finales no estuvieron a la altura de su desarrollo

POR Alejandra Lomelí -

El final de Game of Thrones - 59% nos hizo recordar que a lo largo de la historia han existido numerosas series que han marcado hitos para la televisión ya sea por su producción, actuaciones o temática. Pero lo que diferencia a estos shows de otros es su intención narrativa y estética, significándoles cada uno de los episodios una oportunidad para hacer un despliegue de estilo e ingenio, ahora, si las series son de género fantástico-épico, entonces también habrá un despliegue de efectos visuales que las hará competir por el título de la más cara para la televisión.

Pero de los programas que hablaremos a continuación diremos que fueron series exitosas que consiguieron miles de espectadores y cuyos nombres eran sinónimo de calidad, shows que crearon grandes expectativas debido al desarrollo de su trama y la complejidad que mostraban temporada con temporada; grandes series que se abrieron camino por sí solas, pero que sus finales no estuvieron a la altura de lo que habían mostrado. Así que, sin más preámbulo, estas son las series con los peores finales de la televisión.

Podría interesarte: Game of Thrones: de la mejor a la peor temporada según la crítica

Dexter

Dexter se convirtió en una de las series favoritas de los espectadores, mientras que su historia le infundió un nuevo aire al thriller criminal y a los asesinos seriales en la televisión. A lo largo de ocho temporadas, la historia de Dexter se enredaba mucho, su verdadera identidad como asesino de asesinos seriales fue descubierta por su hermana que terminó devorada por sus propias circunstancias. Una vez que el personaje perdió a todos sus seres queridos, decide irse y dejar a su segunda pareja. Destruido emocionalmente, los guionistas hicieron creer que Dexter murió a raíz de un huracán, sin embargo, tiempo después aparece como un leñados, una elección de guión que no fue del agrado de sus fans ya que un personaje como este merecía un final a su altura.

True Blood

True Blood trajo de regreso a los vampiros con una historia de fantasía y amor que captó la atención de miles de espectadores debido a su reconocido elenco: Anna Paquin, Stephen Moyer y Alexander Skarsgård. La trama giraba en torno a Sookie (Paquin), una mesera de una pequeña ciudad de Louisiana que es vista como una persona extraña debido a que puede leer la mente de quienes la rodean. Una línea de guión que era relevante para la trama central consistía en que los vampiros tuvieran la oportunidad de convivir a plena luz con los humanos, así fue que en la última temporada, los científicos desarrollaron una sangre sintética que ayuda a los vampiros con su objetivo, sin embargo, el triángulo amoroso de Sookie, Bill (Moyer) y Eric (Skarsgard) no llegó a buen puerto ya que Sookie se casó con otro hombre y quedó embarazada, y con ello se cargaron una de las tramas principales de la serie.

Two and a Half Men

Este show se perfiló como uno de los consentidos de los espectadores que durante una década siguieron la historia de dos hombres que tenían que lidiar con sus vidas, las mujeres y el hijo de uno de ellos. Charlie Sheen fue uno de los protagonistas, pero en 2011, Warner Bros Televisión lo despidió debido a muchos problemas que el actor tenía con los productores, además de que estaba pidiendo un aumento descomunal en su sueldo. Para remplazar a Sheen, los productores contrataron a Ashton Kutcher, sin embargo, durante dos años el actor no alcanzó a llenar las expectativas por lo que los escritores decidieron que su personaje sería aplastado por un piano en el último capítulo. Este final fue muy criticado ya que, la decisión de aplastar al personaje con un piano, no fue suficiente para olvidar lo malas que fueron las siguientes temporadas.

Lee también: Los estrenos de Netflix en junio de 2019

Lost

Sin duda, Lost se convirtió en una de las series más queridas de la televisión, sin embargo, para la temporada 3 empezó a dividir opiniones debido a que la trama fue cambiando y apresurando la resolución sin dar resoluciones a muchas de las subtramas; desde entonces, los fans fueron abandonando la serie, pero los que llegaron al final terminaron decepcionados. Aunque hubo muchas teorías sobre el final, no gustó que solo un personaje se quedara como guardián de La Isla, mientras que de otros personajes no hubo una claridad sobre su final. Un final que buscó ser poético, pero que dejó muchos cabos sueltos.

How I met your Mother

Esta comedia también tiene una gran base de fans, sin embargo, el final los dejó decepcionados debido a que la resolución traicionó la esencia del show. Luego de nueve temporadas en las que Ted pretende contarles a sus hijos cómo conoció a su madre, en el final nos damos cuenta que esa historia no importa ya que, en realidad, está contando su historia de amor con Robin, su gran amor. Así que, en el último episodio, además de enterarnos de la muerte de la mamá de esos niños, Robin y Ted se van a vivir juntos. El final fue tan despreciado por los fans que muchos hicieron sus propios finales, por su parte, los creadores se disculparon por este desenlace, aunque aseguraron que ese tenía que ser el final apropiado.

House of Cards - 75%

La sexta y última temporada de House of Card fue polémica desde antes de su filmación. Con el despido de Kevin Spacey por las acusaciones de acoso sexual, la trama llevó otro rumbo, en ésta no apareció el personaje de Spacey, mientras que el de Robin Wright se impuso como el único protagónico. En el episodio final, Doug admite que él mató a Frank (Spacey) e intenta matar a Claire (Wright), sin embargo, Claire logra arrebatarle un abrecartas y lo apuñala, ocasionando la muerte Doug. Al final, Claire voltea a la cámara y dice “no más dolor”. Un final absurdo para una serie compleja.

Los Soprano

Los Soprano es considera una de las mejores series de televisión debido a que marcó un antes y después en la forma de hacer producciones para la panta chica, sin embargo, entregó uno de los finales más polémicos ya que todos esperaban que terminase con la muerte del Tony Soprano, pero, hasta el día de hoy, los fans no saben a ciencia cierta que fue lo que en realidad pasó en esa última escena en la que Tony estaba en una de sus tantas cenas con la familia dentro de una cafetería, un lugar al que entraron muchas personas sospechosas, pero antes de ver nada, la escena termina con un close up del Tony fundiéndose a negro. A lo largo de los años, los productores han dado a entender que Tony murió, pero no nos dejaron disfrutar de ese momento.

No te vayas sin leer: Bloodmoon: todo lo que sabemos sobre la precuela de Game of Thrones

Game of Thrones - 59%

El final que nos motivó a hacer este recuento. A lo largo de siete temporadas, Game of Thrones consiguió ser considerada como una de las mejores series del siglo XXI. La historia fantástica llena de intrigas, batallas épicas y lucha por el poder de Westeros, impresionaron a miles de espectadores. El tratamiento sin censura y crudo en las escenas más violentas, así como la complejidad del drama, hicieron que los fans se mantuvieran a la expectativa, sin embargo, la temporada final disminuyó su calidad, mientras que los guionistas traicionaron los arcos de los personajes y apresuraron el desenlace. De lo más polémico del episodio final fue la elección de Bran como rey de los Seis Reinos, mientras que se condenó a la casa Targaryen a su extinción.

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos