Artículos

Diferencias entre secuela, precuela, reboot, spin-off y otros términos para cinéfilos

¿Era reboot o remake? En este artículo analizamos los términos que más se usan sobre cine hoy en día, donde todo gira en torno a las mismas historias y las diferentes formas de continuarlas

Cualquier persona que haya ido al cine más de una vez en los últimos años se ha dado cuenta que vivimos en una época en la que Hollywood prácticamente recicla una historia tras otra en lugar de dedicarse en cuerpo y alma a producciones originales. Así es como tenemos grandes franquicias con numerosas secuelas, como la de Marvel Studios, o también otras como la de Star Wars, que abarca historias originales con secuelas y precuelas ambientadas en el mismo universo y que pronto se expandirá a la televisión.

No te lo pierdas: Christopher Lloyd podría haber confirmado Volver al Futuro IV

Para un estudio resulta mejor no tener que pensar mucho para poder sacar algo nuevo y generar dinero, sobretodo si se trata de una historia o personaje con toda una legión de fans que se pueda explotar, pero para el público muchas veces resulta confuso tanto término para referirse a los refritos que llegan cada cierto tiempo a la pantalla grande.

Es por eso que preparamos un artículo donde explicamos las diferencias entre reboot y remake, además de secuela, crossover y otras palabras que forman parte del vocabulario cotidiano de quien se precie de ser cinéfilo con todas las letras.

Secuela

Se trata de una de las palabras favoritas de Hollywood ya que es la mejor forma de construir una franquicia. Estas películas representan continuaciones de un filme anterior, en las que se espera volver a ver al mismo elenco (o parte de él) además de regresar a ciertos aspectos de las cintas originales. En su mayoría contienen el mismo tono y pertenecen al mismo género aunque esto no es una regla. Algunas secuelas son Star Wars: Episodio V - El Imperio Contraataca - 94% y Deadpool 2 - 85%. Otro ejemplo es Terminator 2: El Juicio Final - 92% que aunque es una continuación, más parece una cinta de acción que de ciencia ficción.

Te puede interesar: Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw presenta a Idris Elba como el Superman Negro

Precuela

Actúa como lo opuesto a una secuela, debido a que es una historia que precede a la de una obra original y central. Son producciones que ayudan a llenar los espacios en la línea de tiempo de algún relato que por lo general pertenece a una franquicia. El mejor ejemplo es la trilogía de precuelas de Star Wars, que dan a conocer cómo fue que Anakin Skywalker se cambió al lado oscuro, con todo el drama que lo hizo decidirse por esa dirección, cuando en Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93% ya lo habíamos conocido como Darth Vader.

Crossover

Como su palabra lo dice, se trata de un cruce. Ya sea entre historias o un gran encuentro de personajes que pueden ser del mismo universo (o de diferentes universos), suelen ser películas atractivas que funcionan bien en taquilla ya que atraen al espectador al asegurar qué personajes protagonizarán el encuentro y usa la expectativa como estrategia de marketing. A diferencia de un cameo, quienes aparecen en un crossover sí son parte vital de la historia. Algunos crossovers son Batman vs Superman: El Origen de la Justicia - 27%, Freddy vs. Jason - 41% y Los Vengadores - 92%.

Reboot

Un reboot o reinicio sucede cuando un estudio toma una película antigua para hacer una nueva versión de ella, es decir que arranca desde cero. Generalmente este reboot no toma en consideración la historia anterior pese a que contiene los mismos elementos. No está obligada a seguir la historia previa, sino que suele tomar los sucesos más importantes y/o añadir su propio punto de inflexión. Un claro ejemplo es Cazafantasmas - 73%, Batman Inicia - 84% o Spider-Man: Lejos de Casa - 82%.

Remake

Es muy similar a reboot. Ambas son nuevas versiones de historias existentes, pero podría decirse que el término reboot aplica a franquicias mientras que remake a películas individuales. Los Infiltrados - 91% es un remake al igual que Cementerio Maldito - 82%. Aunque es un caso raro, pero puede pasar que películas que no fueron pensadas como parte de una franquicia terminen por convertirse en eso. Eso pasó con La Gran Estafa - 82%, remake de la película de 1960 que tuvo tal éxito que se consiguió dos secuelas.

Spin-off

A veces sucede que un personaje secundario se roba el show y se convierte en el favorito del público. Allí es cuando un estudio se da cuenta que pueden aprovecharlo al máximo si le hacen su propia película. ¿Recuerdan al Gato con Botas de Shrek 2 - 88%? Fue tan popular que terminó con una película para él solo.

Continúa leyendo: The Suicide Squad: John Cena se une al elenco y Dave Bautista queda fuera

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos