Artículos

Velvet Buzzsaw | Obras de arte que matan

El mundo del arte no necesariamente está lleno de gente de bien. Dan Gilroy presenta una cinta con personajes desalmados y cuadros asesinos como una forma de satirizar el medio en su nuevo largometraje.

Después de Primicia Mortal - 95%, su magnífica ópera prima, y su segundo trabajo Roman J. Israel, Esq. - Un Hombre con Principios - 43%, que le dio una nominación al Óscar a Denzel Washington, el director Dan Gilroy, mucho más conocido por su faceta de guionista, da el salto a Netflix con una nueva película que presenta una sátira al mundo del arte con toques de comedia negra y terror, donde vuelve a hacer dupla con el actor Jake Gyllenhaal.

No te lo pierdas: Sundance 2019: lista completa de ganadores

Velvet Buzzsaw - 69% es el antiguo sobrenombre de Rhodora Haze (Rene Russo), una comerciante de arte cuya galería tiene problemas para mantenerse a flote y está a punto de perder a Piers (John Malkovich), su artista de mayor renombre. Durante una exhibición en Miami Beach, conoce al talentoso Damrish (Daveed Diggs), un joven de origen humilde cuyo arte atrae a críticos y comerciantes por igual, a quien trata de convencer de volverse parte de sus artistas exclusivos para poder seguir en el negocio.

Su suerte cambia cuando su ayudante Josephina (Zawe Ashton) descubre las obras de un artista que se hace llamar Ventril Dease, quien acababa de fallecer en extrañas circunstancias y no tenía una familia que pudiera reclamar su arte. La ambición de la joven la hace tomar todo lo que puede del lugar, y en su intento por convertirse en comerciante a espaldas de su jefa es descubierta. Al verse en esa situación accede a entregarle parte de las ganancias a Rhodora, porque es eso o que la despidan. En seguida este artista se convierte en la gallina de los huevos de oro de la galería, y su éxito también se debe a la ayuda del aclamado crítico Morf Vandewalt (Jake Gyllenhaal).

Mientras sacan provecho de las obras nos enteramos que Dease intentó destruirlas en sus últimos momentos de vida. Todos caen rendidos ante ellas, y conforme el relato avanza nos damos cuenta de que hay algo macabro de por medio y su influencia, cual espíritu maligno, irá tras todos los involucrados, comenzando por Bryson (Billy Magnussen), uno de los empleados de Rhodora Haze que intenta robar una parte del lote y desaparece misteriosamente. A él le sigue una serie de muertes, cada una más macabra que la anterior y, aunque tarde, Rhodora, Josephina y Morf se darán cuenta que su codicia despertó un mal que no descansará hasta terminar con ellos.

Te puede interesar: Los estrenos de Netflix en febrero de 2019

De esta forma, Dan Gilroy orquesta un relato que se vende como sátira al mundo del arte pero que en el medio busca convertirse en una cinta de terror sobrenatural; al parecer él está muy interesado en la forma de Velvet Buzzsaw mas no en su fondo. La realidad es que parece que no se trata de una comedia negra del todo y tampoco de una sátira a tiempo completo. Este raro híbrido está más concentrado en lograr grandeza visual con las obras de arte que se complementan con la fotografía y el uso de espacios y colores dentro de la cinta.

Nunca sabremos a ciencia cierta si esto fue a propósito y más bien se trata de una sátira de la que pueden salir diversas interpretaciones, porque después de todo, como insinuó uno de sus personajes: ¿se copió a sí misma? En esta pregunta es donde podría residir la verdadera intención de Gilroy: una crítica al mundo del arte contemporáneo en donde todo lo que vemos luce como una pieza de arte digna de cualquier museo moderno; y es que pareciera que hasta la manera en la que se ejecutan las muertes está pensada de tal forma que podrían estar en cualquier exhibición para ser admiradas.

Las actuaciones de su reparto son uno de los pilares fundamentales de la película y la violencia, junto a la realización que se transforma constantemente a lo largo del metraje, puede convertirse en virtud o defecto de la historia. Velvet Buzzsaw - 69% es una ficción que al final se vuelve un gran punto de inflexión: te atrae y te vuelves su cómplice o te rechaza y la odias. Todo dependerá de los gustos y el espectador puede decidir si acepta que el director le da aires de grandeza a su relato, porque esa es la forma en la que parece cobrar más sentido, o si está en el lado opuesto, y cree que solo le hizo perder el tiempo.

Continúa leyendo: Sundance 2019: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile ya tiene primeras críticas

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos