Artículos

Lemony Snicket - Una Serie de Eventos Desafortunados, temporada 3, ya tiene primeras críticas

La última temporada de la serie protagonizada por Neil Patrick Harris llegó a Netflix y los críticos han dado su veredicto. ¿Tendrán los personajes el cierre que merecen?

Artículos

Lemony Snicket - Una Serie de Eventos Desafortunados, temporada 3, ya tiene primeras críticas

La última temporada de la serie protagonizada por Neil Patrick Harris llegó a Netflix y los críticos han dado su veredicto. ¿Tendrán los personajes el cierre que merecen?

POR María Belén Izurieta Barreto -

Lo que empezó en 2017 con una temporada de ocho episodios, llegó a su fin con el estreno de la tercera y última temporada que llegó al catálogo de Netflix el pasado 1 de enero. La serie que fue desarrollada por Mark Hudis y Barry Sonnenfeld para la plataforma de streaming representó un reto para su adaptación de la que parecen salir airosos.

No te lo pierdas: Netflix pide a la gente no hacer el Bird Box Challenge por temor a heridas graves

La historia original es de hecho una serie de libros escritos por Daniel Handler bajo el seudónimo Lemony Snicket. Son trece los libros que conforman el relato y la versión presentada en Netflix ha logrado trasladarlos todos a su formato. Es así que la primera temporada adapta los primeros cuatro libros, la segunda se encarga de los libros cinco a nueve y la última temporada hace lo mismo con los cuatro restantes.

Si bien la serie es conocida por su drama y el infaltable humor negro, se las arregla muy bien para contar las aventuras de los hermanos Baudelaire desde que pierden a sus padres en un misterioso incendio. No puede faltar el Conde Olaf (Neil Patrick Harris) que intenta robarles la fortuna que heredaron ambos al usar un sin número de perversas artimañas; y resulta divertido ver al actor que lo interpreta porque debe transformarse para el papel.

Son varios los puntos que la crítica destaca de su tercera temporada, afirmando que Una Serie de Eventos Desafortunados - 93% logra el balance perfecto entre su humor absurdo y los cuestionamientos hacia la moral de sus personajes, así como su habilidad para complacer a los fans, que terminarán satisfechos sobre las conclusiones a ciertas teorías que han desarrollado desde que inició la serie. También se indica que el final gustará a los seguidores de la serie y que encantará a quienes crecieron con los libros, sobre todo porque los episodios lograrán responder ciertas interrogantes que han permanecido en el aire desde que salió su historia original.

Te puede interesar: Netflix retira episodio de comedia por críticas hacia el régimen de Arabia Saudita

Jonathon Dornbush, crítico de IGN, asegura que finalmente veremos cierta profundidad en el Conde Olaf y que esta temporada lo muestra como no se ha visto antes, además de que hay mucho drama y el personaje buscará redimirse. A rasgos generales dice que la última tanda de episodios es lo mejor que Lemony Snicket -Una Serie de Eventos Desafortunados ha presentado y que muchos de los sucesos están llevados de forma brillante.

Según Zack Handlen, crítico de AV Club, se trata de una serie que tiene el espíritu de un niño y que consigue ser algo divertida e interesante. Considera que las anteriores temporadas eran más sólidas y que a diferencia de las otras se siente como una decisión apresurada. Apunta que cumple con entretener, está bien y que no es nada del otro mundo.

Si se trata de hacer caso a estas primeras críticas, podemos decir que la temporada final de Una Serie de Eventos Desafortunados, estelarizada por los encantadores Patrick Warburton, como Lemony Snicket, Malina Weissman como Violet Baudelaire, Louis Hynes en el papel de Klaus Baudelaire y la bebé actriz Presley Smith como Sunny Baudelaire, tiene comentarios mayormente positivos. Parece ser que el encanto y las tragedias se mantienen, pero también prometen un agradable final para los fans. En seguida compartimos lo que dicen las primeras críticas al respecto:

Petrana Radulovic de Polygon:

Una Serie de Eventos Desafortunados logra lo que la mayoría de las adaptaciones no pueden hacer: la serie de Netflix se mantiene fiel a la historia original, pero aun así consigue mantener las cosas interesantes para aquellos familiarizados con la saga de 13 libros (y sus múltiples libros complementarios), sin retroceder o rehacer lo que se ha establecido.

Zack Handlen de Av Club:

El espectáculo es ciertamente observable, y ocasionalmente divertido. El truco de Neil Patrick Harris se está agotando, pero en realidad no se ha colapsado, y el hecho de que tenga que lidiar con un par de mentores decepcionados, al menos le da al actor una dinámica diferente para jugar. Pero la serie está atrapada en el curioso espacio de la lógica simplificada de los cuentos infantiles y el cinismo del mundo de un adolescente burlón. Es una combinación que es divertida de visitar, pero tres temporadas es mucho tiempo para vivir allí.

Jonathon Dornbush de IGN:

Una Serie de Eventos Desafortunados ha hecho que algunos de sus personajes más serios sean inmediatamente atractivos, y más desgarradores cuando les ocurre algún tipo de tragedia. Esa tendencia continúa en esta temporada final.

Ben Travers de IndieWire:

La temporada 3 cambia un poco la dinámica. En lugar de ver a los niños como seres inocentes, bien educados y respetuosos, pasamos a un mundo corrompido, estúpido e insolente, en el que los Baudelaire son incitados a rebelarse. Se les pide que vean los problemas de la vida en tonos grises y apliquen el relativismo moral a varios villanos y héroes.

Samantha Nelson de The Verge:

La historia se toma directamente de las novelas, pero la ridícula reunión que involucra a casi todas las personas vivas que los Baudelaire han conocido es especialmente evocadora en su forma televisiva, ya que también muestra los destacados cameos de los actores.

Alci Rengifo de Entertainment Voice:

Esta última temporada de uno de los grandes entretenimientos de Netflix muestra todo lo que la ha convertido en una verdadera joya. Es una historia infantil contada con un humor perverso, mucha aventura y dosis de oscuridad. Hubo incluso un momento en que el entretenimiento de los niños no evitaba ser oscuro e incluso expresaba un poco de desesperación.

Akhil Arora de Gadgets 360:

Las aventuras son más absurdas que nunca. Con la temporada tres de Una Serie de Eventos Desafortunados, se inclina aún más hacia su extremo y fantástico ser. Es parte de la fantasía y la locura asociadas con la serie, que cuenta con el propio Handler como escritor. Dichas aventuras simplemente no son interesantes por sí mismas y no están a la altura de lo que hemos tratado antes, por una variedad de razones. Es el final de la serie, y es en particular el par de episodios ambientados en un hotel muy a lo Wes Anderson lo que realmente atrae.

Continúa leyendo: Netflix anuncia la secuela de A Todos los Chicos de los que me Enamoré

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos