Artículos

Consejos de Alfonso Cuarón para jóvenes cineastas

Desde pequeñas producciones mexicanas hasta su consagración con películas de gran presupuesto en Hollywood, Alfonso Cuarón se ha convertido uno de los maestros del cine más influyentes de la actualidad

Alfonso Cuarón es uno de los cineastas mexicanos más internacionales de la actualidad y uno de los que más ha inspirado a jóvenes cineastas a luchar por sus sueños. Con su más reciente película, Roma - 99%, un emotivo homenaje a las mujeres que lo educador y cuidaron, el mexicano regresó totalmente en forma ya que, desde que se consagró con el Óscar con Gravedad hace ya cinco años, no había entregado una nueva película. Sin embargo, Cuarón ha iniciado un camino de triunfo con esta pequeña producción filmada en México y producida por Netflix.

Podría interesarte: Roma ya tiene Certificado de Calidad

Con una evolución siempre en ascenso, la carrera de Alfonso Cuarón es una de las más llamativas: desde su ópera primar hecha en México, Sólo con tu pareja - 67%, a dirigir una de las entregas de la franquicia más rentable de Warner Bros., Harry Potter y el Prisionero de Azkaban - 91%, el director ha demostrado su astucia para no perder su esencia y hacer de cada producción toda una experiencia personal. Ante tales logros resulta lógico que muchos jóvenes interesados en la realización se acerquen al ganador del León de Oro en busca de consejos y, aunque Cuarón mencionó en una entrevista para Variety que él no da consejos, sino que comparte su experiencia de vida, a través del sitio web de Film School Rejects compartimos las siguientes recomendaciones que el Alfonso Cuarón ha dado a lo largo de su carrera en distintos foros y clases magistrales.

1. No es necesario ir a una escuela de cine, pero tiene algunos beneficios

Es bien conocido que Alfonso Cuarón asistió al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM y también que terminó siendo expulsado junto con Emmanuel Lubezki. La anécdota ha mutado casi a un estatus de leyenda, sin embargo, Cuarón dice que uno de los beneficios que le dejó la escuela de cine fue conocer a Emmanuel Lubezki, su director de fotografía de cabecera. El director recordó este momento durante una charla que dio en un evento de los BAFTA en Los Ángeles en 2014:

Mira, creo que las escuelas de cine son fantásticas. Me encanta la escuela de cine en el sentido de que creas una comunidad. Comencé a trabajar con Emmanuel Lubezki en la escuela de cine y también fue expulsado. Pero creo que, en cierto modo, las nuevas generaciones no necesitan ir a una escuela de cine en el sentido de que para nosotros hacer cine era enfrentarte a un gran elefante blanco (…) Ahora lo que pasa es que cualquier niño filma con sus iphones. Han visto suficientes videos detrás de cámaras y Making-Ofs como para saberlo todo. Sigo pensando que las escuelas de cine son fantásticas por la comunidad que creas. Puedes comenzar a trabajar con un grupo de personas apasionadas que comparten tu mismo viaje. Y eso es lo que saqué de la escuela de cine y, ya sabes, sigo trabajando con Lubezki.

En otra entrevista para Reddit, Cuarón también se tomó un tiempo para ofrecer un consejo a todos aquellos que están estudiando cine:

Creo que algo importantes cuando estás estudiando cine es estudiar historia del cine y entender la evolución del lenguaje cinematográfico. Para tener un marco de referencia sobre cómo desarrollar tu propio lenguaje. Pero como en todo, lo más importante de estudiar una película es ser consciente del mundo que te rodea y de la experiencia humana.

Lee también: Niños del Hombre, de Alfonso Cuarón, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

2. Haz la película que quisieras ver como espectador

A pesar de que Alfonso Cuarón ha dicho en muchas ocasiones que no le gusta ver sus propias películas (a excepción de La Princesita - 97%), durante la promoción de la película Desierto - 60%, realizada por su hijo Jonás Cuarón, el joven director afirmó que una de las enseñanzas que aprendió de su padre fue que éste le recomendó que, durante el proceso de realización, debía sentarse a planificar la película que a él le gustaría ver como espectador. En una entrevista proporcionada para TheWrap en 2013, Alfonso señaló lo siguiente:

Si vas a hacer una película, tienes que ser un poco optimista. Recuerdo que al principio de mi carrera, pensaba que si obtenía un poco de financiamiento, podía organizar cosas y filmar una película en dos semanas. Solo quieres hacer que suceda.

El mexicano dijo en el Festival de Cine de Tribeca de 2016 que Y Tu Mamá También - 92% fue una película que nació bajo esa premisa, la de hacer la película que quisiera ver como espectador:

En primer lugar, alquilé como veinte VHS de las películas que me motivaron a hacer cine… todas las películas que solíamos ver [en el cine de México]... Fue entonces cuando lo llamé [a Lubezki] para hacer Y Tu Mama Tambien. Hablamos y dijimos, “hagamos la película que habríamos hecho antes de ir a la escuela de cine”. El célebre resultado final se basa en las personas, los lugares y las situaciones que los amigos conocieron de primera mano... Esto me recordaba las películas que me encantaron. Ya sabes, todas estas películas que eran de muy bajo presupuesto... Estuvo muy cerca. En cierto modo fue muy personal.

Otro tip que da Cuarón es:

Quédate con la razón por la que quieres hacer películas y se intransigente al respecto. No lo piense en términos de la industria porque eso solo sería un producto secundario de tu talento y trabajo.

3. Cómete el cereal, ve por el premio

Alfonso Cuarón ha estado involucrado en películas de gran presupuesto de corte industrial, sin embargo, eso también le ha permitido hacer otros proyectos que realmente le apasionan, es decir, hace películas para Hollywood y es recompensado haciendo la película que él quiere hacer. El mexicano lo explicó de la siguiente manera en una entrevista para Charlie Rose en 2004:

Así es la cosa. Hacer esta película [Harry Potter y el Prisionero de Azkaban] es como cuando tu madre te hace comer cereal. Tienes que comer todo el cereal, porque en el fondo de la caja... [hay] un pequeño juguete. Así que te comes todo el cereal y luego encuentras el juguete. Así que hacer una película de Hollywood es comer el cereal ... Y luego obtienes el juguete y disfrutas de la película. Ahora, el secreto aquí, y lo que mi madre no sabe, es que amo los cereales.

Te recomendamos: Roma es un éxito en taquilla a pesar de su estreno limitado

4. Está bien decir no

Este consejo también podría ser “confía en tus instintos”. Aunque en el punto anterior se habló sobre hacer una película industrial para luego recompensarte haciendo una película personal, el director de Niños del Hombre - 92% también aconseja decir no y no aceptar cualquier cosa. Por ejemplo, en una entrevista recogida en Business Insider, Cuarón expresó la mala experiencia que le dejó la adaptación de Grandes Esperanzas - 36% e indicó lo que aprendió del “fracaso”:

Creo que es una película totalmente fallida. Es de la que he aprendido más que de cualquier otra... Mi primer instinto fue decir no a esa película... Me dejé arrastrar por las razones equivocadas. Y creo que [Lubezki] en realidad me decía todos los días: "Confía siempre en tus primeros instintos", porque [él] lo supo todo el tiempo.

5. “No se trata de que se mire bonito. Se debe ver bien”

Durante una clase magistral que dio en el Festival de Tribeca de 2016, Alfonso Cuarón mencionó la clave de lo que para él es una película en cuanto al rubro visual:

Me encanta el misterio del cine. No se trata de la interpretación, no se trata del guión, no se trata de la cinematografía, no se trata de la música, no se trata de la edición. Se trata de toda esa combinación que de repente hace clic y te brinda esa experiencia. Y tiene que ver con el uso de las herramientas [ de dirección] como las del lenguaje.

6. Entiende y colabora con los actores

Durante el evento Reddit AMA 2014, a Alfonso Cuarón se le preguntó qué se tenía que hacer para ayudar a los actores a dar lo mejor de sí. Él respondió que se tenía que confiar en ellos: “entiende el proceso y permíteles encontrar el personaje”. En este sentido, el mexicano recordó su trabajo con actores infantiles en películas como La Princesita - 97% y Harry Potter y el Prisionero de Azkaban - 91%:

Una película que hice llamadaLa Princesita fue una gran experiencia en términos de trabajar con un gran grupo de niñas. Una cosa que aprendí fue la increíble comprensión emocional que tienen los niños cuando están actuando o haciéndose creer. No es como si solo estuvieran haciendo caras bonitas o fingiendo; entran en lugares reales y están dispuestos a hacerlo así. Tienen el entendimiento de que puede ser un juego en el que su personaje tiene mucho dolor, pero que tienes el control de la fantasía. Con Harry Potter, tuve la suerte de que estos tres niños ya hayan hecho un par de películas antes, así que tenían toda la experiencia técnica. Ahora lo que querían era que fueran tomados en serio como actores, así que prácticamente se ponen en tus manos. Son muy ansiosos, dispuestos y valientes. Ofrecen actuaciones realmente interesantes.

También podría interesarte: Alfonso Cuarón es reconocido como uno de los directores más notables del año

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos