Artículos

Narcos: México ya tiene primeras críticas

Parece que la nueva temporada de la aclamada serie de Netflix cumplirá con las expectativas de los fanáticos

Narcos - 96%, la serie original de Netflix que trataba de los cárteles de la droga en Colombia, ha dado el salto al país más azotado por el narcotráfico en la actualidad, México. En su cuarta temporada en lugar de continuar con lo ya visto se decidió contar cómo fue que una mente maestra en los 80 unificó a los traficantes mexicanos para formar un imperio de la droga. Las primeras críticas están aquí y parece que sigue siendo tan emocionante como lo había hasta su tercera temporada, aunque no menos polémica.

También te puede interesar: 19S: Recordamos a la comunidad artística que brindó su apoyo a México

En Narcos: México Diego Luna encarna a Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como “el Padrino” y “el Jefe de Jefes”, fundador del cártel de Guadalajara y considerado un pionero dentro del crimen organizado mexicano por haber contactado con las organizaciones delictivas colombianas y haber proyectado un negocio a gran escala. Sin embargo, en la serie no la tendrá fácil, pues tiene como enemigo al agente de la DEA Kiki Camarena (Michael Peña), quien se infiltrará en las filas de la mafia.

Además de Luna y Peña, Narcos: México cuenta en su elenco con Tenoch Huerta como Rafael Caro Quintero, Joaquín Cosio como Don Neto, y Alyssa Diaz como Mika Camarena. Las primeras dos temporadas de Narcos - 96% estuvieron ambientadas en Colombia durante el periodo más violento de ese país y siguió el surgimiento y caída del imperio de cocaína que consolidó Pablo Escobar (Wagner Moura). La tercera siguió la historia del Cártel de Cali, el grupo que se apoderó de las operaciones de Escobar tras su muerte a manos de agentes estadounidenses.

Los críticos estadounidenses no tienen ningún problema con que una serie sobre narcos esté situada en un territorio donde los cárteles se pelean a diestra y siniestra y la violencia inunda el día a día, cobrándose la vida de inocentes por los desalmados negocios de los narcos, que van más allá de la venta de drogas. Pero en México han sido varias las voces inconformes, no por la calidad de lo mostrado en pantalla, sino porque aquí se ha cultivado un gusto por narco-novelas como El Señor de los Cielos, las cuales dan una imagen romántica de ese bajo mundo y son uno de los peores ejemplos de la descomposición social del país.

Por si te lo perdiste: Narcos: Asesinan a miembro de la producción de la serie de Netflix

Un trágico acontecimiento ocurrido cuando se buscaban locaciones para Narcos: México fue el asesinato (que no ha sido resuelto) de Carlos Muñoz Portal, un cineasta que hacía su trabajo cerca de la frontera entre Hidalgo y el Estado de México. Eso fue un trágico ejemplo de cómo es la violencia en la vida real, esa que se vive a diario aquí.

A continuación les presentamos las primeras críticas que ha recibido la nueva temporada de Narcos:

Brian Lowry en CNN:

Netflix tiene shows más llamativos, pero ninguno mejor que "Narcos", que se traslada a un nuevo capítulo en su cuarta temporada, titulada "Narcos: México". Con una amplitud de alcance, la serie sigue siendo tan adictiva como siempre en la crónica de la sombría historia de la guerra contra las drogas, ofreciendo un drama tan nítido e inteligentemente ejecutado que proporciona su propio tipo de estimulación narcótica.

Allison Keene en Collider:

Hay muchas cualidades admirables en la producción de la serie, la más importante es que (como su antecesora), el show es verdaderamente bilingüe. Menos exitosa es la falta de personajes femeninos que vayan más allá de los típicos tropos de esposas o madres; son fuertes partidarias de sus esposos, o son confidentes sabios, pero nunca tienen sus propias historias.

Daniel Fienberg en Hollywood Reporter:

Una serie que se ha vuelto cada vez más impresionante para mí con cada temporada que pasa, no necesariamente mejorando, sino al continuar abrazando la combinación única de variación y repetición en su conflicto elegido.

Robert Rorke en New York Post:

Con sus feroces ojos oscuros e intensidad enfocada, Peña es una excelente opción para interpretar al intrépido Kiki, cuya trayectoria inicia la guerra de las drogas de hoy en día entre México y los Estados Unidos. Como Gallardo, el actor mexicano Diego Luna tiene una vibra completamente diferente a la del imponente Moura: habla y camina suavemente, pero se mueve con facilidad dentro del bajo mundo de México, haciendo acuerdos y evaluando rápidamente quiénes son sus verdaderos aliados.

Jacob Stolworthy en Independent (Reino Unido):

Donde las primeras tres temporadas atrajeron la mayor atención, Narcos: México cuenta su historia con tanto talento como un libro de historia de secundaria. Michael Peña y Diego Luna son los resultados de la última reorganización del elenco, interpretando figuras en bandos opuestos de la guerra contra las drogas: el primero a un agente de la DEA, el segundo a Félix Gallardo, el líder del cártel de Guadalajara que intenta construir el mayor imperio de marihuana en Sudamérica.

También te recomendamos: Narcos: México: el tráiler genera reacciones inconformes

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos