Artículos

El Mundo Oculto de Sabrina | Magia y terror adolescente con un toque macabro

Las Spellman están de vuelta, pero no de la misma forma que en la serie que vimos en la década de los noventa.

Primero lo primero y no volveré a repetir: Si estás esperando que la nueva serie de Sabrina sea igual a la que protagonizó Melissa Joan Hart, debo decir que estás equivocado. Aquí Salem no es un animatronic que habla (aunque sí podría llegar a hablar en algún punto) y las brujas no cambian de ropa con un sencillo movimiento mágico.

No te lo pierdas: El Mundo Oculto de Sabrina: Su diseñadora de producción practica el paganismo en la vida real

El Mundo Oculto de Sabrina - 89% se basa en el cómic del 2014, The Chilling Adventures of Sabrina, que se presentó como la historia oscura que uno espera si le dicen que hay brujos y demonios. Ese relato impreso se fue a lo sobrenatural al punto de tomar en cuenta elementos que pueden ser considerados satánicos; y la serie logra ser una buena adaptación de este material original. Adiós a la nostalgia y hola a lo oculto.

En esta historia Sabrina es una joven mestiza, de padre brujo y madre mortal, que no tiene la vida tan fácil desde el momento que fue concebida: una relación entre brujos y mortales es algo que está terminantemente prohibido. La adolescente está cerca de cumplir los dieciséis y su cumpleaños será algo que cambiará su vida. Aquí dejamos los dulces dieciséis a un lado, porque a ella le espera el gran día donde realizará su Bautizo Oscuro, una ceremonia que debe llevar a cabo para convertirse en una verdadera bruja.

Curiosamente, unirse al mundo de los brujos tiene beneficios: vivirá por mucho tiempo y, obviamente, hará uso de la magia. Claro que todo esto suena muy fácil, pero no lo es. Este Bautizo, con el que me refería a que Sabrina se convertiría en una bruja de verdad en cuanto lo realice, es en realidad una especie de iniciación en la sociedad de brujos que se conoce como La Iglesia de la Noche, organización cuyo líder es el Señor Oscuro (es decir el mismísimo Satán, aunque también usan este nombre para hablar de él directamente).

Mientras eso pasa, Sabrina acude a la preparatoria Baxter High como cualquier adolescente normal haría. En este instituto de Greendale es donde nuestra brujita se relaciona socialmente, gracias a la presencia de sus amigas Roz (Jaz Sinclair) y Susie (Lachlan Watson) y por supuesto la de su novio Harvey Kinkle, a quien interpreta el joven actor Ross Lynch.

De intro estilosa, El Mundo Oculto de Sabrina maneja una escenografía que luce retro y se ve muy inspirada en los años sesenta, aunque se haya comprobado que los eventos de la primera temporada suceden en un tiempo muy cercano al actual. Sus personajes, que parecen una mezcla entre lo vintage y lo moderno, son carismáticos sin caer en el cliché de parecer perfectos.

Te puede interesar: El Mundo Oculto de Sabrina: Templo Satánico demandará a Netflix por plagiar su estatua de Baphomet

La interpretación de Kiernan Shipka es muy buena y agrada de inmediato. Esta heroína camina en la delgada línea entre el bien y el mal, aunque a veces podría decirse que se inclina demasiado por uno de los bandos y cuando esto pasa las cosas se ponen muy interesantes. Su conflicto personal en la trama la convierte en alguien con quien fácilmente se puede empatizar.

El satanismo es una parte clave del desarrollo de la serie. Su estética y diseño de producción son sobresalientes y son el mayor atractivo de la historia. El uso del color rojo y partes de la decoración de los sets que incluyen una gigantesca estatua de Baphomet no serán del agrado de muchos y podrían causar controversias, pero vamos, se supone que de esto tiene que ir la producción.

Aunque el look & feel de El Mundo Oculto de Sabrina es espectacular, cuando se toca el tema del satanismo nos desvía por completo de su realidad. Mucha gente dirá que quienes lo practican son exclusivamente invocadores de demonios y que son personas malas en general. El satanismo se refiere, según varias definiciones, a toda forma de pensamiento no cristiana. Prácticamente, si no piensas como yo, dentro de mi religión, también eres satánico… o algo así.

En planos más actuales, organizaciones como The Satanic Temple están conformadas por gente común que practica el satanismo laveyano, filosofía atea que desafía el conservadurismo de otras corrientes. No rinden culto a Satán, más bien lo ven como símbolo de rebeldía y libertad, acogiendo ideas del humanismo y liberalismo cultural. En esta organización prima la benevolencia y empatía entre todos, e incluso siguen unos principios que son de lo más coherentes. No se exalten por nada, eh.

El Mundo Oculto de Sabrina había arrancado bien al decir que La Iglesia de la Noche promueve el libre albedrío y que ninguno de sus miembros es forzado a hacer algo que no quieren. Hasta ahí todo estuvo bien. Esta serie dará de qué hablar no solo entre sus fans y organizaciones cristianas, sino que podría no ser bien vista entre los miembros de estas organizaciones. La visión que transmitió Sabrina sobre ellos, al principio, termina por diluirse conforme avanzan los episodios y mete a toda esta gente en el mismo saco, como si todos fueran iguales.

No te lo pierdas: La historia de Sabrina Spellman: de los cómics a la televisión

Por otro lado, el feminismo también está presente, aunque en esta serie se agradece que las caracterizaciones de los personajes masculinos no rayan en lo ridículo como en otras producciones (¡Alabado sea Satán!, diría tía Zelda). Sabrina y sus amigas forman un club de mujeres que defienden a otras mujeres, luego de que Susie fue víctima de acoso por parte de los estudiantes mimados de Baxter High debido a que, según ellos, quieren saber si es hombre o si realmente es una mujer.

Otros temas coyunturales son retratados junto al antes mencionado y estos incluyen la libertad, la amistad, el amor, el bullying y la identidad sexual; situaciones que se mezclan bien en la trama y están siempre acompañados de una gran banda sonora y una ambientación gótica moderna, llena de adolescentes con miedos y dudas.

El Mundo Oculto de Sabrina cumple las expectativas con creces y abre el juego para una novedosa serie que podría acompañarnos por unos cuantos años. Su coctel de conflictos adolescentes, terror, magia y simbolismo es tan atractiva que querremos quedarnos en ese mundo de magia y hechizos. Terminada la primera temporada puedo confirmar que Sabrina llegó para quedarse.

Continúa leyendo: El Mundo Oculto de Sabrina: ¿Por qué es criticada por cristianos y satánicos?

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos