Artículos

El Mundo Oculto de Sabrina: ¿Por qué es criticada por cristianos y satánicos?

La nueva serie de Netflix, El Mundo Oculto de Sabrina (Chilling Adventures of Sabrina), ha recibido críticas de cristianos y satánicos por igual

El Mundo Oculto de Sabrina - 89% ha logrado una amplia aceptación entre los críticos, pero eso no la ha salvado de la controversia, especialmente si tomamos en cuenta que está repleta de simbolismo satánico. Varios cristianos y los mismos satánicos han criticado la serie por razones diferentes y aquí te las explicaremos.

También te puede interesar: El Mundo Oculto de Sabrina: Su diseñadora de producción practica el paganismo en la vida real

Desde que se anunció el proyecto el año pasado se advirtió que sería una versión completamente diferente de aquella graciosa Sabrina de los 90 interpretada por Melissa Joan Hart, y ahora quien la haya visto tendrá claro que es una Sabrina para las nuevas generaciones y para nuestro tiempo.

Cuando llegó el primer teaser de El Mundo Oculto de Sabrina comenzaron las dudas entre la comunidad cristiana sobre el contenido de la serie; como recordarán, no es tanto en la iglesia católica como en otras agrupaciones cristianas, donde se tiene un extremo cuidado en cuanto al entretenimiento que es permitido o recomendado para ver. En el pasado se condenó a Harry Potter y La Piedra Filosofal - 80% y hace unos años a Doctor Strange: Hechicero Supremo - 89%, por supuestamente promover el ocultismo entre los jóvenes.

En El Mundo Oculto de Sabrina las brujas tienen una religión que copia (o parodia) en muchos aspectos al cristianismo. Escuchamos en numerosas ocasiones a lo largo del show frases como "alabado sea Satán", "gracias a Satán" o "por Lucifer". Las tías de la protagonista y todas las brujas firmaron con su sangre en el Libro de la Bestia, en presencia del mismísimo Señor Oscuro, el "Dios verdadero" de las brujas, representado de la forma tradicional: una especie de hombre cabra con cuernos prominentes.

También te recomendamos: El Mundo Oculto de Sabrina: Netflix ya prepara su segunda temporada

Por eso no es de extrañar que cause molestias entre los espectadores religiosos más conservadores, aquellos que no pueden ver esos símbolos como mero entretenimiento sino como una incitación explícita a unirse a las filas del maligno. En el sitio Christian News podemos leer:

El satanismo descarado en la televisión podría ser un reflejo de la gran obsesión reciente de la cultura con lo oculto.

Después el mismo sitio menciona una noticia reciente de que brujas reales lanzaron maleficios contra el presidente de los Estados Unidos, y otras teorías de conspiración sobre las fuerzas del mal maquinando contra la actual administración del país. Este tema lo retomaremos más adelante cuando hablemos de los satánicos y sus quejas contra Sabrina.

En la página Cristiano Informado también se advirtió de la moda de las brujas, el ocultismo y los demonios en películas y series actuales, como consecuencia del éxito de American Horror Story: Coven - 81%:

No podemos ignorar la influencia de las producciones cinematográficas sobre los jóvenes de todo el mundo. En el anuncio de un reboot de “Sabrina, Aprendiz de Hechicera” por Netflix, acaparó la atención sobre el popular tópico haciéndolo parecer casi inofensivo.

El temor principal de muchos cristianos es que los jóvenes puedan recibir mala influencia de lo que ven en pantalla y se desvíen hacia el camino del demonio. En Blog Life Teen, blog cristiano dedicado a los adolescentes, la redactora Leah Murphy asegura que este no es entretenimiento inofensivo, sino una invitación a la brujería real, cuya práctica aleja a las almas de Dios y las lleva a la perdición eterna:

Satanás no está enmascarando en tentaciones familiares o pecados culturalmente aceptados en esta serie. Se ha manifestado en este show, sin necesitar ningún tipo de disfraz, exigiendo convertirse en una figura aceptada culturalmente, proponiendo el satanismo como una religión aceptada culturalmente.

No te vayas sin leer: El Mundo Oculto de Sabrina: actores de la serie de los 90 envían un mensaje a sus sucesores

Y Paul Bois, militante de la iglesia y redactor del sitio conservador The Daily Wire, escribió sobre un siniestro e-mail enviado por Netflix, como parte de la promoción para la serie, en el que se invitaba a las personas al Bautismo Oscuro de Sabrina, la bruja adolescente. Luego volvió a mencionar el caso de brujería contra el presidente de Estados Unidos y el juez Brett Kavanaugh.

Al menos "El Mundo Oculto de Sabrina" tiene suficiente cordura para admitir que la brujería es satanismo, que tanto el judaísmo como el cristianismo han condenado como una práctica perversa durante siglos.

En el caso de los satánicos, primero hay que aclarar que la mayoría de los así autodenominados no son personas que adoren al diablo y practiquen magia negra, sino que ven el "satanismo" como una filosofía más que como una religión, como un movimiento que trata de deshacerse de la educación cristiana y católica principalmente para ser "más libres".

También lee: El Mundo Oculto de Sabrina: Templo Satánico demandará a Netflix por plagiar su estatua de Baphomet

A diferencia de los cristianos que ven en El Mundo Oculto de Sabrina una invitación a unirse al satanismo, estos satánicos creen que se trata de una representación completamente errónea de lo que ellos son realmente. Lo que consideran más dañino de la serie es que puede fomentar la intolerancia y paranoia de las masas hacia ellos, incluso provocando una nueva "cacería de brujas". El co-fundador y portavoz de El Templo Satánico, Lucien Greaves, escribió en Twitter que demandaría a Netflix por el uso no autorizado en el show de la estatua de Baphomet que ellos crearon. Además en un comunicado enviado a Broadly expresó:

Una de las misiones principales de El Templo Satánico ha sido luchar contra las cacerías de brujas y el pánico irracional de las masas. […] [Hay] signos de un renovado pánico satánico actualmente, y como satánicos necesitamos hacer todo lo que podamos para combatir esas representaciones negligentes y dañinas.

En Houston Press, el escritor Jef Rouner, quien se declara satánico afiliado con poca convicción (loosely-affiliated Satanist), elogió El Mundo Oculto de Sabrina pero criticó dos aspectos:

El primero implica su acercamiento a lo sobrenatural. Entiendo que las brujas de Greendale son regresiones de la mitología clásica de las brujas, hasta la firma del libro del Diablo y el robo de penes.

Luego asegura que a él personalmente no le molesta esa representación errónea de lo que son actualmente los satánicos, pero le preocupa debido a que hubo un tiroteo en una sinagoga que dejó 11 muertos en Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos) el sábado 27 de octubre, y hay una conexión entre el antisemitismo y la cacería de brujas. Después menciona que en Canadá todavía se puede acusar a una persona de practicar brujería, y remata mencionando los supuestos rituales mágicos contra el presidente de Estados Unidos que ya mencionamos anteriormente.

Una encuesta de Gallup del 2010 mostró que el 20 por ciento de los estadounidenses realmente cree en brujas como las de Sabrina. En este entorno, no estoy seguro de que un show sobre brujas ocultas con humor adolescente sobre el canibalismo y el asesinato sea realmente algo responsable.

Luego continúa explicando la segunda razón por la que no le gustó la serie: la desnudez de la protagonista, Kiernan Shipka, la cual nunca se ve completamente en pantalla, pero sí se muestra parte del cuerpo desnudo de la actriz de 18 años (cuyo personaje en la serie tiene 16) caminando en una visión que tiene durante un baño en tina, y la vemos en camisón durante su bautismo oscuro.

Finalmente, tenemos el texto de una “bruja real”, Semra Haksever, quien publicó una crítica a la serie en Refinery 29 donde hace hincapié en la mala percepción que genera en el espectador que no conozca lo que son las verdaderas brujas:

Seré muy honesta, como una bruja practicante, encuentro todo eso de las 'brujas satánicas' extremadamente incómodo de ver. La brujería de hoy en día para mí tiene que ver con buenas vibras, el autoempoderamiento y el poder femenino. He estado practicando desde que puedo recordar, mi propia brujería tiene que ver con el cuidado personal, el empoderamiento y la difusión de vibraciones cósmicas. Los estereotipos de brujería que vemos a menudo en la televisión y en las películas me deprimen y mis mecanismos de defensa comienzan a sobrecargarse a medida que los clichés de hambre de poder, hechizos, sombreros puntiagudos, adoración del diablo y brujas que chupan sangre entran en esto. La fórmula les da a las brujas un mal nombre.

También te puede interesar: Películas y series que debes ver si te gusta Castlevania

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos