Artículos

El Mago de Oz: un manifiesto ateo

Tanto la novela original de Lyman Frank Baum como la película de 1939 han sido interpretadas en varias ocasiones como una invitación al ateísmo

El Mago de Oz - 99%, estrenada el 15 de agosto de 1939 en Hollywood, es una de las películas más apreciadas por los críticos y los cinéfilos; considerada de culto y “Memoria del Mundo” por la Unesco, logró convertirse, igual que el libro en el que se basa, en mucho más que un cuento de hadas para niños.

También te puede interesar: El Mago de Oz, de Victor Fleming, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Basada en la novela The Wonderful Wizard of Oz de L. Frank Baum , cuenta la historia de Dorothy (Judy Garland), una adolescente huérfana de Kansas que vive con sus tíos y tiene un gran amor a su perro Totó, el cual muerde a una estricta vecina que más tarde se lo quiere llevar por órdenes del sheriff; Totó escapa y luego regresa con Dorothy, pero ella sabe que no podrá ocultarlo para siempre de la señora Gulch, así que escapa con la esperanza de encontrar un lugar seguro para los dos.

Como ocurre con lo mejor de la ficción, una obra puede tener múltiples interpretaciones, especialmente cuando el autor no ha revelado una única intención (o incluso a pesar de ello), y El Mago de Oz no es la excepción, así que el viaje de Dorothy por esa tierra fantástica ha sido interpretado de diversas maneras (incluso como un viaje de ácidos).

No es difícil darse cuenta de que en la búsqueda que emprende Dorothy para encontrar al mago de Oz y todo lo que aprende en el camino, hay mucho más de lo que se ve a simple vista, y aquí explicaremos cómo es que la historia se ha convertido en un manifiesto del ateísmo.

Antes de comenzar, hay que recapitular sobre la trama: después de que Dorothy escapa con Totó, llega a un circo donde hay un supuesto adivino, el "Profesor Marvel" (Frank Morgan), que engaña a la joven diciéndole que su tía está enferma, con la intención de que regrese a su hogar del que ha escapado. Cuando Dorothy llega su casa un tornado ha obligado a sus tíos a resguardarse en un sótano, así que ella se queda dentro desmayada por un golpe en la cabeza y cuando despierta el tornado se la llevó a la tierra de Oz.

También te recomendamos: Judy Garland fue acosada sexualmente por los munchkins en El Mago de Oz

Al aterrizar la joven con todo y casa, cae sobre la malvada Bruja Mala del Este y la mata, por lo que llega Glinda (Billie Burke) el Hada Buena del Norte, y le da a Dorothy las zapatillas de rubí que pertenecían a la fallecida; por esta acción la Bruja Mala del Oeste jura vengarse de la chica. Glinda le dice a la protagonista que para regresar a Kansas debe llegar al Mago de Oz, que habita en la Ciudad Esmeralda, y para llegar a él debe seguir el camino amarillo.

En esta tierra fantástica y colorida (pues la primera parte de la cinta fue en blanco y negro) Dorothy, acompañada siempre por Totó, conoce a tres personajes: el Espantapájaros (Ray Bolger), el cual desea obtener un cerebro; el Hombre de Hojalata (Jack Haley), que desea obtener un corazón; y el León Cobarde (Bert Lahr), que quiere volverse valiente.

Cuando llegan a la Ciudad Esmeralda el Mago de Oz se presenta como una cabeza flotante rodeada de efectos especiales como humo y fuego, y les pide que le entreguen la escoba de la Bruja del Oeste para demostrarle que son dignos de ser ayudados. Dorothy y Totó son capturados por monos voladores que sirven a la malvada bruja, pero el perro fiel escapa y guía al Espantapájaros, al Hombre de Hojalata y al León Cobarde al castillo, donde los tres logran descubrir (sin darse cuenta) su cerebro, su corazón y su valentía, respectivamente. Dorothy mata accidentalmente a la bruja arrojándole agua de una cubeta y entonces los monos voladores y demás soldados se liberan del hechizo que los obligaba a servirle.

Cuando llegan con el Mago de Oz nuevamente, éste no quiere ayudarlos a pesar de que cumplieron con lo que les pidió, es entonces cuando Totó revela que el mago no es más que un hombre común y corriente que se encuentra detrás de una cortina (llegó de Kansas por accidente, volando en un globo), y que con trucos de ilusionista engañó a los habitantes de Oz.

Aunque los protagonistas se sienten traicionados al descubrir al hombre detrás de la cortina, éste les explica cómo han logrado obtener lo que buscaban por ellos mismos, y a Dorothy le ofrece llevarla de vuelta a Kansas en su globo, pero cuando están partiendo, Totó baja de la canasta del globo y su dueña baja a seguirlo, por lo que pierden la oportunidad de regresar al hogar. Desconsolada, Dorothy es visitada por el Hada Buena del Norte y ésta le revela que con las zapatillas de rubí puede volver a Kansas golpeando sus talones tres veces y diciendo “No hay lugar como el hogar”. Cuando despierta en su casa nuevamente lo hace con una nueva perspectiva de la vida y apreciando la compañía de sus familiares y vecinos como nunca.

Para entender por qué El Mago de Oz fue interpretada como un manifiesto ateo, hay que recordar que Lyman Frank Baum, el autor de la novela, fue miembro de la Sociedad Teosófica, fundada por Helena Petrovna Blavatsky, escritora y ocultista rusa cuyas enseñanzas decían que todas las religiones tienen elementos y un origen comunes de los cuales se puede extraer una sabiduría universal.

Los ateos han encontrado una gran afinidad en la historia pues la ven como el viaje de un creyente hacia el ateísmo a través del pensamiento crítico. El perro Totó, que para los teósofos representa “el interior, lo intuitivo, instintivo”, para los ateos representa el pensamiento crítico, y no es casualidad que él sea quien guíe a Dorothy y la salve en sus momentos de necesidad. Gracias a que él le ladra, ella descubre al Espantapájaros, a pesar de que al inicio no podía creer que pudiera hablar; más tarde él mismo es quien guía a sus amigos para que la rescaten en el castillo de la Bruja del Oeste, y tanto la bruja como la amargada señora Gulch de Kansas son interpretadas por Margaret Hamilton, y ambas quieren deshacerse del perro, ¿a quién pueden representar estos dos personajes? Claramente a cualquiera que quiera reprimir el pensamiento crítico, como la iglesia o cualquier otra institución religiosa.

No te vayas sin leer: 10 películas de fantasía que George R. R. Martin ama

Lo más importante es que gracias a Totó es que Dorothy descubre que el supuesto Mago de Oz, el ser todopoderoso que exigía obediencia y controlaba a través del miedo (una referencia al Dios de los judíos y los cristianos) era un charlatán detrás de una cortina. Al final son los personajes los que obtienen por sí mismos la inteligencia, corazón y valentía sin necesidad de un mago (o un ser divino). Como sucedió con la bruja malvada y la señora Gulch, los actores que interpretan al Espantapájaros, al Hombre de Hojalata y al León Cobarde son los mismos vecinos de Dorothy en Kansas, y el falso adivino en el circo es el mismo que interpreta al Mago de Oz.

La interpretación que se puede dar al final en el que Dorothy deja ir al mago en su globo también conlleva simbolismo religioso, pues es gracias a Totó (una vez más) que se baja cuando el globo se estaba elevando y pierde esa oportunidad de "ir al cielo", pero luego descubre que ella misma tiene el poder para obtener lo que buscaba desde hacía tiempo.

Frank Baum, desde antes de formar parte de la Sociedad Teosófica, escribía sobre teosofía y sobre Buda, Mahoma, Confucio y Cristo, y el libro fue publicado en 1890, dos años antes de unirse. Cuando se le preguntó sobre cómo obtuvo su inspiración para crear la obra, respondió:

Fue pura inspiración … Se me ocurrió nada más sacarlo de la nada. Creo que a veces el autor tiene un gran mensaje que transmitir y él tiene que utilizar el instrumento a la mano. Se me ocurrió que ese medio, y creo que la clave de la magia me fue dada para abrir las puertas a la simpatía y la comprensión, alegría, paz y felicidad.

A pesar de ello, la misma Sociedad Teosófica ha reconocido en la novela las enseñanzas teosóficas a través del viaje de Dorothy y todo el simbolismo que incluye las zapatillas de rubí, el camino amarillo, la Ciudad Esmeralda y muchos más.

Aunque Baum no escribió El Mago de Oz pensando en que fuera una alegoría sobre el ateísmo, es muy plausible interpretarla como una crítica a la religión organizada y una oda a la búsqueda de iluminación personal. Él mismo tal vez no se consideraba ateo, pues los teósofos creían en una realidad superior, pero ¿qué hay de la película?

También lee: Actores, directores y otras celebridades pertenecientes a una religión o creyentes en Dios

Uno de los elementos más emblemáticos de El Mago de Oz es la canción “Somewhere Over the Rainbow”, compuesta especialmente para la cinta y escrita por el letrista estadounidense Yip Harburg, judío de nacimiento, pero ateo por convicción y ferviente crítico de la religión:

Somewhere over the rainbow, way up high (En algún lugar sobre el arco iris, en lo alto)
there's a land that I've heard of once in a lullaby. (hay una tierra de la que escuché en una canción de cuna)
Somewhere over the rainbow, skies are blue (En algún lugar sobre el arcoiris, los cielos son azules)
and the dreams that you dare to dream, (y los sueños que te atreves a soñar)
really do come true. (realmente se vuelven realidad)

Someday I'll wish upon a star (Algún día le pediré un deseo a una estrella)
and wake up where the clouds are far behind me. (y despertaré arriba donde las nubes están muy debajo de mí)
Where troubles melt like lemon drops, (Donde los problemas se deshacen como gotas de limón)
high above the chimney tops, (bien por encima de las chimeneas)
that's where you'll find me. (y ahí es donde me encontrarás)

Al final del viaje, Dorothy aprende a valorar lo que tiene en Kansas (“No hay lugar como el hogar”), una vez que ha crecido y madurado en su viaje y ha aceptado que no existe un lugar más allá del arcoíris donde no existen los problemas y todos los sueños se hacen realidad. Debido a los antecedentes del autor de la canción, no debería haber duda al respecto sobre el ateísmo subyacente.

En otras de sus canciones, Harburg también plasmó sus creencias de que no hay un más allá después de la muerte, como ejemplo está el fragmento de "Ain't it the truth":

Life is short brother, (La vida es corta hermano)
ain't it the truth? (¿no es la verdad?)
And there is no other, (y no hay otra)
ain't it the truth? (¿no es la verdad?)
If you don't love livin' you is slightly uncouth, (Si no amas vivir, eres un poco grosero)
Ain't it the dignified truth? (¿No es la verdad digna?)

Más tarde Harburg estuvo en la lista negra por pertenecer al partido socialista y durante doce años (1950-1962) no pudo trabajar en cine, televisión ni radio. De acuerdo con su hijo y biógrafo, Ernie Harburg, cuando trabajó en El Mago de Oz ayudó en mucho más que sólo componer las letras de las canciones; según él, Yip escribió varios diálogos y fue el editor final del guión, el que le dio coherencia a la obra. De esta manera, la cinta no sólo puede ser interpretada desde el ateísmo, sino que lleva la influencia directa de un ferviente ateo.

En 1986, siete familias de fundamentalistas cristianos firmaron una demanda contra la inclusión de la novela en la educación pública en Estados Unidos, debido a que promovía “la creencia de que las cualidades humanas eran desarrolladas individualmente y no dadas por Dios”. A pesar de ello, el libro no ha podido evitar también ser interpretado en un sentido religioso teísta, pero después de exponer el trasfondo de su autor y de uno de los involucrados en la película, parece más lógica la interpretación atea.

Esta, por supuesto, no es la única forma de entender El Mago de Oz, hay numerosas interpretaciones, las cuales solo sirven para demostrar que esta novela y su adaptación cinematográfica son obras maestras.

También te recomendamos: La magia del matte painting: la creación de escenarios fantásticos en el cine antes del CGI

Fuentes principales:

The Occult Roots of The Wizard of Oz

The Wizard of Oz: an Atheist Allegory

The Wizard of Oz: Five alternative readings

Contenido Destacado

Tomatazos Ofertas

Más Ofertas

Ropa, Zapatos y Accesorios

Disney Kids The Lion King Backpack

Fallout 76 - PlayStation 4 $309.00 en Amazon

Videojuegos y Accesorios

Fallout 76 - PlayStation 4

Funko Pop! Movies: Dune 2 - Chani - Figura de Vinilo Coleccionable... $298.99 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

Funko Pop! Movies: Dune 2 - Chani - Figura de Vinilo Coleccionable...

Authentic Samurai Figure/Figurine: Armor Series#04- Tokugawa Ieyasu... $703.27 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

Authentic Samurai Figure/Figurine: Armor Series#04- Tokugawa Ieyasu...

ABYstyle Studio Avatar The Last Airbender Aang Figura Coleccionable... $742.36 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

ABYstyle Studio Avatar The Last Airbender Aang Figura Coleccionable...

Funko Pop! Movies: The Crow - Eric with Crow - Figura de Vinilo... $299.00 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

Funko Pop! Movies: The Crow - Eric with Crow - Figura de Vinilo...

The Beatles Yellow Submarine by Little People $1,517.75 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

The Beatles Yellow Submarine by Little People

McFarlane Toys Borderlands - Figura de acción Krieg $ en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

McFarlane Toys Borderlands - Figura de acción Krieg

McFarlane Toys Borderlands - Figura de acción Tiny Tina 2 $642.68 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

McFarlane Toys Borderlands - Figura de acción Tiny Tina 2

Marvel Hasbro Legends Series - Gambito - X-Men 97 - Figuras... $ en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

Marvel Hasbro Legends Series - Gambito - X-Men '97 - Figuras...

Funko Pop Spiderman - Figura animada de Madame Web Deluxe (edición... $549.00 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

Funko Pop Spiderman - Figura animada de Madame Web Deluxe (edición...

McFarlane Toys Dune 2 Movie 4PK - GURNEY & Paul & CHANI & STILGAR... $1,450.79 en Amazon

Juguetes, Juegos y Coleccionables

McFarlane Toys Dune 2 Movie 4PK - GURNEY & Paul & CHANI & STILGAR...

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos

    Advertising