Artículos

13 Reasons Why: las peores críticas a la segunda temporada

La serie original de Netflix acaba de estrenar su segunda temporada y, en esta ocasión, causó más controversia y atención negativa

Muchos proyectos terminan en Netflix gracias a la libertad creativa que la compañía permite. En muchas ocasiones, las series o las películas no encuentran otro espacio debido a sus temáticas o la forma en que quieren abordar la historia. Parte de la gracia de este servicio de streaming es justo su interés por tomar riesgos, abarcar todos los géneros y atraer a todos los sectores posibles.

13 Reasons Why - 40% entra en la categoría de riesgos, y es que la adaptación de la novela de Jay Asher resulta problemática en muchos sentidos. En principio, la idea era llevar la historia de Hannah al cine con Selena Gomez de protagonista, pero el proyecto quedó estancado. Luego de muchas revisiones se decidió que existía material suficiente para hacer una serie y la actriz quedó como productora. La primera temporada, que abarca la totalidad del libro, se estrenó hace un año y causó mucha controversia y debate por la forma en que se mostraron las escenas de violación, acoso escolar y suicidio, que realmente son indispensables para la trama.

También te puede interesar: 13 Reasons Why podría tener tercera temporada, pero uno de los personajes principales no volverá

La segunda temporada, que muchos consideraban innecesaria y resultado sólo de la controversia generada, se estrenó hace poco y el resultado no fue enteramente positivo. Aunque los primeros episodios fueron atacados por su rudeza y su tono explícito, al menos las críticas de entonces reconocieron que los temas sí eran importantes y que valía le pena seguir a los personajes, incluso si debía tenerse más cuidado a nivel visual. Por el contrario, los capítulos más recientes fueron atacados por seguir el mismo patrón, pero sin ninguna evolución.

La historia ahora cuenta las consecuencias de lo sucedido con la protagonista interpretada por Katherine Langford. Su madre (Kate Walsh) lleva a juicio a la escuela por no haber protegido a su hija y todos sus compañeros revelan más secretos y sus propias versiones sobre hechos que Hannah ya había contado en las cintas. Sin embargo, y a pesar de todas las nuevas advertencias para cuidar a la audiencia, la crítica especializada considera que ahora se trata más de seguir con la controversia que de servir como ejemplo del desconocido mundo adolescente. En especial, una escena de agresión sexual que sucede en el último episodio es la que más ha causado incomodidad y generado debate entre el público.

También puedes leer: 13 Reasons Why 2: showrunner explica el arco argumental sobre violencia con armas

Lo que preocupa a todos es que las acciones extremas, como las ideas suicidas o el querer disparar a los compañeros de clase, se presenten como la única alternativa para estos personajes, quienes sufren una y otra vez de injusticias y son ignorados durante sus crisis más importantes. Además, aunque se agradece la inclusión de estos problemas, las personas que sufren de depresión o similares, creen que la representación no es muy clara y no resulta positiva, lo que puede alejar aún más a aquellos que comienzan a presentar signos de estos trastornos y no saben a quién recurrir.

Kelly Lawler de USA Today:

El ritmo se arrastra, el diálogo es antinatural y cursi, la trama es aburrida y absurda, y la mayoría de los personajes siguen siendo aborrecibles. Mirar es una tarea ardua, pero no hay ningún beneficio al final. Hay cero razones para pasar por esto.

Alan Sepinwall de UPROXX:

... Y cada razón adicional, cada temporada adicional, diluye el impacto de cuando escuchamos por primera vez [la historia de Hannah].

Dan Fienberg de The Hollywood Reporter:

Lamentablemente, la ejecución de la temporada es a menudo triste. Y aunque no sentí que la primera temporada se dedicara a la pornografía triste o la explotación, no puedo decir lo mismo por la segunda. Se revuelca, especialmente en episodios posteriores.

Sophie Gilbert de The Atlantic:

La temporada 2 es un intento digno de una reposición aunque sí es defectuosa. Eso es hasta el episodio final, cuando una trama que se ha estado construyendo en los últimos 12 episodios se convierte en una confrontación cargada que socava todo por lo que ha pasado.

Mark A. Perigard de Boston Herald:

Las escenas del tribunal están entre las escenas menos convincentes de la serie.

No dejes de leer:

13 Reasons Why, Segunda Temporada: ¿Por qué la crítica le dio calificación podrida?

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos