Artículos

Tardes de Netflix | Psychokinesis: paternidad superheroica

Reseñamos la nueva película del director de Tren a Busan llega a Netflix y el resultado es una mezcla de drama y fantasía de superhéroes, con una buena dosis de crítica social

A pesar de llevar años enfocado en realizar sórdidos dramas sociales animados, el director Sang-ho Yeon no vio el éxito internacional hasta que llegó Estación Zombie: Tren a Busan - 95%. La épica de acción, drama y zombies triunfó dentro y fuera de Corea del Sur y para muchos es ya un clásico moderno del cine de horror. Las expectativas para su nuevo proyecto son considerablemente altas, sin embargo, en su país natal no le fue muy bien con el público. La trama de Psychokinesis - 68% toca un tema relevante que hace algunos años dejaba dolorosas cicatrices en la población: el hábito de constructoras déspotas y corruptas de desalojar por la fuerza a personas que ocuparan predios, los cuales varias veces eran adquiridos de forma sospechosa, arrojó cinco muertos en enero de 2009 en el distrito comercial de Yongsan. La policía fue partícipe en esta tragedia y, a pesar de la sangre derramada, el terreno disputado jamás vio que se levantara un solo cimiento. El tema aún perturba a la opinión pública de la nación oriental y esta podría ser una de las razones por las cuales Psychokinesis fracasó en taquilla.

Lee también: Tráiler completo de Psychokinesis, la nueva película del director de Tren a Busan

Así como el desastre zombie era un vehículo para hacer observaciones sobre las conductas de los miembros de la sociedad coreana, Yeon busca hacer algo similar bajo el pretexto de una cinta de superhéroes. Suk-hun, un hombre de mediana edad que trabaja como guardia de seguridad en una empresa cosmopolita, vive al día y de forma despreocupada. Un día, un extraño objeto cae del espacio y contamina el agua de un río en Corea, lo cual aparentemente pasa desapercibido. Al beber de esta agua Suk adquiere la habilidad de mover objetos con la mente y coincide con el asesinato de su esposa en un forcejeo entre golpeadores de una codiciosa firma inmobiliaria que desea construir un enorme edificio en la zona donde la que la hija de Suk tiene un restaurante de pollo frito.

Yeon es un realizador que sabe economizar la narrativa y no nos hace perder el tiempo con una larga y tediosa historia de origen. El protagonista descubre sorprendido sus poderes, pero no tarda en pensar en darles buen uso: hacer dinero para apoyar a su hija, a quien no ha visto en diez años. Sin embargo, este padre ausente tendrá que enfrentar a personas con carteras abultadas, pero con el corazón y el alma vacías. En el proceso tendrá que volver a ganarse la confianza de su hija quien, por razones más que comprensibles, no desea que vuelva a entrar a su vida así nada más.

Lee también: Los estrenos de Netflix en mayo de 2018

La relación padre e hija vuelve a ocupar el centro de la historia, así como ocurriera en su anterior trabajo. Sin embargo, el guión del mismo director carece de la hechura de Estación Zombie: Tren a Busan - 95%. Las pautas dramáticas y emocionales están completamente desfasadas. El protagonista empieza como un borracho irresponsable y por arte de magia cambia y desea convertirse en el padre del año. Ver a un superhéroe muy humano, con defectos y virtudes es algo que se agradece en esta época saturada de héroes perfectos estilo Marvel (o del corte oscuro pueril y juvenil estilo Zack Snyder). El problema de Psychokinesis - 68% es que ésta y otras ideas jamás terminan de ser desarrolladas adecuadamente. La relación padre e hija es increíblemente gris y carece del dramatismo entrañable que poseía la del padre y la hija atrapados en un tren bala lleno de zombies.

El intento de hacer una crítica social también cae en un hueco porque no va más allá de lo obvio y de personajes de caricatura. Los dos antagonistas son malos porque sí y ya; su ambición personal nunca tiene motivación de peso ni av más allá del dinero. No es que el histrionismo excesivo sea un pecado para un villano, ahí están los interpretados por Tilda Swinton y Jake Gyllenhaal en Okja - 86%, los dos eran personajes exagerados, pero contaban con motivaciones, deseos y miedos que proporcionaban una razón a su comportamiento. Aquel filme, dirigido por el también coreano Joon Ho Bong, aplicaba varias capas de gris a su historia, mientras que en Psychokinesis solo existe un blanco y negro bastante planos y poco interesantes.

El grueso de la cinta se desarrolla en una elaborada secuencia de acción, en la cual nuestro héroe tiene que enfrentar a la policía y salvar a su hija. Ésta y otras secuencias de conflicto son el punto fuerte de la película, pero es una pena que ese mismo nivel de atención no se depositara en el guión. El reparto es muy capaz y es difícil no sentir cierta empatía por un héroe fachoso y que choca de un lado a otro al no poder controlar sus poderes. Otro fallo del guión es que nunca hay verdaderas consecuencias para lo que ocurre, uno pensaría que el protagonista sería asediado por medios y gobierno al demostrar sus poderes en público, pero eso no sucede. De igual manera, los villanos corporativos hacen y deshacen a placer sin que haya alguna consecuencia en su contra legal o moral.

Hasta los grandes pueden tropezar y Yeon, sin duda, podrá realizar una cinta más lograda en un futuro cercano; Psychokinesis tiene grandes ambiciones y no está mal como distracción pasajera, pero no logra hacer que su historia cobre vida en pantalla. Un fracaso entretenido que, definitivamente, tenía más esperanza de vida en Netflix —donde se estrenó recientemente— que en las salas de cine. Esta sería una de las pocas ocasiones en las que un buen remake pudiera mejorar lo hecho en la original, pero claro, eso sería dar demasiado crédito a un Hollywood acostumbrado a hacer versiones mediocres de grandes cintas asiáticas. Una vez más, a esperar la siguiente película de Yeon, porque Psychokinesis - 68% se queda como la entrada más débil en la filmografía de uno de los directores más importantes de la escena coreana e internacional.

Lee también: Infección: conoce la primera película venezolana de zombies

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos