Artículos

Flash Gordon, de Mike Hodges, ¿que dijo la crítica en su estreno?

Una joya camp de culto que ha sido gran inspiración para enormes producciones de Hollywood del presente

En la década de los 30 el sueño de la exploración espacial surgía en la mente de la gente ante la rápida industrialización de la mayor parte del planeta. La llegada de nuevas máquinas significó que la humanidad avanzaba en materia de ciencia y, con ello, el sueño de Julio Verne o H. G. Wells de viajar al espacio y realizar otras grandes proezas inimaginables para la gente del siglo XIX parecía más cercano. El mundo del cómic y las novelas de ciencia ficción de la época se encargaron de avivar el sueño. Buck Rogers, personaje de las viñetas, retrataba mundos fantásticos a los que podía viajar en un abrir y cerrar de ojos gracias a la tecnología de cohetes. Cuando la compañía King Features Syndicate vio el éxito de Rogers, decidió lanzar su propio personaje con un corte muy similar: Flash Gordon - 82%.

Lee también: Filmografía y bibliografía esencial para ver Thor: Ragnarok

Flash era el prototipo del varón estadounidense del pasado, atlético, bien parecido y con actitud, lo opuesto al modelo del varón contemporáneo y su alarmante ausencia de testosterona. El productor Dino De Laurentiis eventualmente llevó a la pantalla grande al personaje en una producción de los 80 que buscaba un tono más camp y humorístico que lo visto en el cómic, algo similar a la serie de Batman de los 60. La cinta en cuestión tenía a un modelo de protagonista, Sam J. Jones, además de contar con Max von Sydow en el papel del villano Ming. La banda sonora estaba compuesta ni más ni menos que por el grupo de rock Queen. En todos los sentidos la cinta era una de las grandes súper producciones de inicios de los 80. Como nota adicional, la película tomó prestada algunas ideas del mítico storyboard que Alejandro Jodorowsky realizó junto al dibujante Moebius para su ambicioso Jodorowsky's Dune - 100%, cinta que nunca se realizó, pero que sirvió de inspiración para otros proyectos de Hollywood.

La taquilla fue saludable y la crítica, particularmente positiva a pesar de que varios consideraban el tono ligero y camp como algo forzado. El tiempo ha sido generoso y la película se volvió de culto e influencia en cineastas como Edgar Wright, James Gunn y Taika Waititi. Este último no vaciló en usar la aventura espacial como fuente de ideas para lo que sería Thor: Ragnarok - 92%. Si consideramos el cinismo y el gris parco que impera en muchas súper producciones de Hollywood de la actualidad, ver cintas coloridas y que están dispuestas a reír con la audiencia es, sin duda, algo que no se ve todos los días. Un entretenimiento puro y desenfadado sin agenda política o discurso pomposo para el respetable.

Lee también: Los 50 mejores pósters de películas de superhéroes

Dave Kehr, Chicago Reader:

Una respetable pérdida de tiempo

Roger Ebert:

No se toma muy en serio, en el mejor sentido posible.

Jeffrey Lyles, Lyles' Movie Files:

Mientras no es la mejor película de ciencia ficción, no es necesario ir a una galaxia lejana para disfrutar cada minuto.

Brian Orndorf, DVD Talk:

La cinta es una explosión de colores.

Rob Gonsalves, efilmcritic:

Un vehículo de cultura pop muy bien hecho.

Marjorie Baumgarten, film review:

Los escenarios y diseño de vestuario son muy acordes al tono de la historia.

Time Out:

La narrativa es un poco errática, pero el público adulto la disfrutará como si fuera una caricatura de sábado por la mañana.

Lee también: Conoce la influencia de Flash Gordon en Thor: Ragnarok

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos