Artículos

Resumen de cine mexicano 2018, enero: el recuento de los daños

El cine mexicano comenzó el año con películas desafortunadas y una ausencia de verdaderas propuestas narrativas

Dicen los férreos defensores del cine mexicano actual que este no es un género y que los que lo critican lo hacen desde una posición miope. Que los escriben respecto a este ni siquiera ven las cintas que se estrenan en cartelera nacional, que se habla por hablar. Por supuesto, no puede faltar la acusación de malinchismo, la vieja confiable de los que no quieran reconocer una cruda realidad: el cine mexicano podrá estar saludable en números de producción actualmente, más no en propuestas fílmicas. Dicho sea en otras palabras: al cine hecho en México aún le falta mucho para tener un verdadero nivel de calidad y profesionalismo, le falta mucho para tener la hechura e historias que el respetable busca cada fin de semana en sus cines de confianza.

Lee también: Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo | De cuando al cine mexicano le encanta complicarse la existencia

Su servidor se ha embarcado en una misión de vida o muerte, una que probablemente me hará perder el juicio de manera irreversible. En pleno uso de mis facultades he decidido ver todos y cada uno de los estrenos de cine mexicano de 2018. No importa que sean comedias comerciales o pretenciosas y aburridas de festival, veré todo lo que estrene y así haré un balance cada mes (con el respectivo resumen de fin de año) de todo lo visto. Los resultados obtenidos servirán, espero, para que la ciencia encuentre un remedio eficaz para corregir el vergonzoso estado del cine mexicano actual.

Algunos aseguran que vivimos una nueva época de oro del cine nacional, pero las películas mexicanas estrenadas en enero de este año describen una realidad diferente. Desde la comedia más banal hasta los intentos más fallidos por hacer cine de reflexión contemplativo, hubo de todo un poco para llorar. Varias cintas que se podrían catalogar de Cine Mexicano Promedio (CMP) por los recalcitrantes clichés que presentan, clichés del cine hecho en estas fronteras que necesitan desaparecer. Vámonos recio…

Lee también: La Prima: un grito de agonía de la sexycomedia mexicana

Una Mujer Sin Filtro - 44%

El chileno Nicolás López se ha convertido prácticamente en el rey midas del cine de comedia mexicana. Sus cintas siguen fórmulas muy herméticas y están llenas de lugares muy comunes. Este remake de una de sus cintas sudamericanas presenta una premisa muy similar a una cinta de Jim Carrey de los 90. La promesa de una comedia genuinamente transgresora y que reivindica el papel de una mujer sufrida se queda bastante tibia. Fernanda Castillo es sin duda lo mejor de la cinta, su actuación crea bastante empatía en el espectador. Sin embargo, el resto del reparto y el guión en general se rehúsa a pasar de lo anecdótico. Un intento de reflexión al final también es olvidable y un tanto ambiguo. En general, la cinta no es para nada lo más reprobable en el panorama de la comedia mexicana, pero si deja qué desear.

Todo lo demás - 69%

Como lo comente en mi respectiva crítica, el querer retratar la soledad de una persona como tantas que habitan en la enorme Ciudad de México es una razón loable. Sin embargo, la aproximación minimalista de la cinta hace que ésta se vuelva tan tediosa como la misma vida del personaje de Adriana Barraza. Ver a alguien lavar ropa y dormir en una película no conecta a nadie, más bien crea el efecto opuesto. Porque hasta para hacer cine contemplativo se necesita brújula y sensibilidad, no solo prender la cámara y dejarla andar.

La Leyenda del Charro Negro - 50%

Anima Estudios llega con una cinta animada más en su saga de aventuras basadas en leyendas locales. Estamos ante lo más decoroso estrenado en el mes de enero, lo cual por una parte es positivo para la animación mexicana, aunque tampoco hablamos de un estándar muy alto. Sin complicarse demasiado, la película se mueve a buen ritmo y ofrece personajes y escenas amenas. La sensación de ver un episodio de una caricatura de la tarde es inevitable, pero sin duda esto es una mejor opción que soportar tonterías pretenciosas como el siguiente ejemplo.

Los Presentes

La estupidez más grande que he tenido que ver en un buen rato, una cinta que quiere meter a la fuerza metáforas de Shakespeare y leyendas prehispánicas, todo en un batidillo sin pies ni cabeza. La historia de una mujer con dos personalidades es pretenciosa e igualmente torpe a morir. Toda una cátedra de lo que NO se debe hacer en una película, parece que solo yo me tuve que aventar esta tontería porque la cinta solo se estrenó en algunas salas de cine alternativas y ni tráiler encontré. Si ni la cartelera comercial la aceptó es por una muy poderosa razón: porque es una abominación arrogante y exasperante.

La reacción que me provocó ver Los Presentes
La reacción que me provocó ver Los Presentes

Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo - 0%

Imagino que para muchos realizadores el querer brincar al trenecito del mame de la comedia mexicana suena muy atractivo. Sin embargo, para hacer reír se necesita ingenio e inteligencia y son dos atributos totalmente ausentes en esta cosa. Una excusa más para abusar del incentivo fiscal al cine mexicano para irse de vacaciones a un hotel, en este caso a Puerto Vallarta. Sin duda ya en la lista de las peores películas de lo que va de 2018, sería la peor de no ser por Los Presentes en lo que a mí respecta.

Así las cosas, el primer mes del año y las cosas ya empezaron mal. Todos los directores, productores y guionistas que hacen cine en México en la actualidad necesitan mucha reflexión y autocritica. Pretender venderle al respetable cintas de tan mala calidad es un insulto al sentido común de cualquiera. Este primer fin de semana de febrero se estrena La Región Salvaje - 82%, una de las contadas cintas mexicanas recientes que sí cuenta con algo de propuesta y hechura. ¿Podrá mejorar la situación en los próximos meses? Que dios se apiade de nosotros y de mí que tendré que ver más aberraciones fílmicas. Nos leemos a fin de febrero y por lo que más quieran, vean buen cine, si tomo estas balsa es para que ustedes no tengan que recibirlas.

Resultados

La peor cinta del mes: Los Presentes, seguida de Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo
Lo mejor o al menos lo más decoroso: La Leyenda del Charro Negro
Peor actor/actriz: Danna Paola
Peor dirección: Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo
Peor guión: Los Presentes
Product placement: Whiskas, croquetas Pedigree y el hotel Melia de Puerto Vallarta
Número de veces que deseaba ver algún bodrio de Hollywood en lugar de otra cinta mexicana: 7
Número de veces que me levante a hacer algo más durante Todo lo demás: 9
Posibilidades de que el resto del año mejore para el cine mexicano: -14%

Lee también: 5 problemas del cine mexicano moderno

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos