Artículos

They Call Me Trinity, de Enzo Barboni, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

La comedia western que popularizó la dupla de Terence Hill y Bud Spencer

Artículos

They Call Me Trinity, de Enzo Barboni, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

La comedia western que popularizó la dupla de Terence Hill y Bud Spencer

POR Ruben Martínez Pintos -

Cuando los westerns italianos comenzaron a llamar la atención del mundo a finales de los 60 muchos críticos hicieron el feo a estas propuestas cinematográficas. Eran cintas muy diferentes al western americano, llenas de antihéroes moralmente ambiguos, ni hablar que los niveles de violencia eran más altos. Al ser cuestionado John Wayne respecto a por qué no le dispararía a un enemigo por la espalda en una cinta, dado que Clint Eastwood sí lo haría, Wayne respondió molesto que a él no le interesaba lo que hiciera Eastwood. Quedaba claro que los westerns italianos, de la mano de Sergio Leone y Sergio Corbucci, habían cambiado el rostro de un género que a pesar de ser muy estadounidense, bebía de historias de migrantes europeos que poblaron la nación del norte en el siglo XIX.

Lee también: Películas de culto esenciales que debes conocer

Django - 70%, Por un Puñado de Dólares - 98% y otras cintas eran historias de venganza y deconstrucciones del género que salpicaban de balas y sangre la pantalla. Sin embargo, los espectadores se cansaron de ver relatos de venganza y antihéroes en búsqueda de oro. Para 1970 el género estaba exhausto y necesitaba sangre nueva, es ahí donde entrarían dos actores italianos que ya habían trabajado en cintas más serias del género. Terence Hill y Bud Spencer eran sus nombres artísticos y juntos protagonizaron They Call Me Trinity, del director Enzo Barboni, quien logró uno de los grandes exitos de la taquilla italiana de la época con esta cinta.

Un pegajoso tema musical y un tono humorístico, diferente al de otros westerns, marcaban una nueva pauta en el western. La historia de dos hermanos (que no se parecen en nada) que tienen que ayudar a un grupo de mormones a salvaguardarse de bandidos mexicanos triunfaba gracias a la enorme química de sus dos estrellas. El ojiazul Hill, siempre sonriente, era el contraste perfecto para el malhumorado y corpulento Spencer. La violencia fue convertida en comedia slapstick, los golpes ya no causaban brotes de sangre sino reacciones cómicas en los rostros de los actores. Hill y Spencer se convirtieron en estrellas internacionales y protagonizarían muchas cintas más que entretuvieron a generaciones de espectadores. Un 22 de diciembre de 1970 se estrenaba la cinta que los convirtió en iconos del cine popular italiano, una cinta que dejó en claro que juntos son dinamita y por ello vale la pena recordar qué dijo la crítica al respecto.

Lee también: Películas políticamente incorrectas que nadie se atrevería a hacer hoy

A Fistful of Pasta:

Vista hoy la cinta aún es divertida incluso para los que no gusten de tener comedia en el western, aunque también le podrá parecer a nuevas generaciones un tanto lenta.

Three Movie Buffs:

El éxito de la cinta es gracias al carisma de sus dos actores y la dinámica que tienen.

Scraps from the Loft:

Con claras influencias de Laurel and Hardy, esta comedia funciona gracias a sus entretenidos e invencibles protagonistas.

Howard Thompson, The New York Times:

Compramos este pequeño western italiano que puede no ser mucho y es que sus dos actores principales no podrían ser más carismáticos.

Roger Ebert, Chicago Sun Times:

Las audiencias italianas a veces ríen ante la violencia y en el caso de Trinity sí esta justificado.

Lee también: Zapata westerns: la revolución mexicana a la italiana

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos