Artículos

Por los bigotes de la Revolución: Pancho Villa en el cine

Francisco Villa es uno de los personajes mexicanos más famosos de la historia y en México es una de las figuras más controvertidas. Aquí te mostraremos cómo lo ha retratado el cine

Artículos

Por los bigotes de la Revolución: Pancho Villa en el cine

Francisco Villa es uno de los personajes mexicanos más famosos de la historia y en México es una de las figuras más controvertidas. Aquí te mostraremos cómo lo ha retratado el cine

POR Rafael A. Piña -

Los soldados parece que lo esperan por legiones; será para ellos el ídolo, porque junto con ellos sabrá arriesgar la vida sin regatearla. Muchos se obstinan en llamar a Villa un inconsciente, pero la mejor prueba de ese error es el amor de sus partidarios. Por ningún otro caudillo de la Revolución vuelve a haber esa idolatría.
-Ramón Puente

José Doroteo Arango Arámbula, conocido en todo el mundo como Francisco Villa, es uno de los mexicanos más famosos del mundo. Friedrich Katz en su enorme biografía del revolucionario comienza con la frase: “Junto con Moctezuma y Benito Juárez, Pancho Villa es probablemente el personaje mexicano más conocido en todo el mundo.” Como cualquier ídolo popular, Villa es objeto de todo tipo de leyendas e historias, y también es una de las figuras más controvertidas, querido y odiado en el país.

También te puede interesar: Emiliano Zapata en el cine

Antes de unirse a la Revolución Mexicana, Villa fue un bandido, alrededor del cual crecieron numerosas leyendas, aunque Katz las resume en tres: la “leyenda blanca”, la “leyenda negra” y la “leyenda épica”. La primera, es la que él mismo contaba a sus amigos y seguidores, y aunque había diferentes versiones, se puede resumir en que él era víctima de las injusticias del sistema porque un hacendado (o el hijo del hacendado, según otra versión) violó (o intentó violar) a su hermana, y él en venganza le disparó; debido a esto, tuvo que huir de la justicia por años y fue así como se convirtió en bandido.

La “leyenda negra” cuenta que Villa era un monstruo sanguinario sin ningún escrúpulo, que al unirse a la revolución buscaba librarse de la ley que lo buscaba por homicida y ladrón. Y finalmente la “leyenda épica” es la que lo retrataba como un Robin Hood mexicano desde antes de ser revolucionario, querido por los campesinos y temido por los crueles hacendados.

Como sucede con cualquier personaje histórico, no es razonable reducirlo a ninguna de estas leyendas, y el deber del historiador es buscar más allá de las leyendas para encontrar al hombre real que fue Francisco Villa. Admirado por unos y despreciado por otros como un simple bandolero, comenzó su carrera militar al unirse a la revolución de Francisco I. Madero contra Porfirio Díaz. Después luchó contra la rebelión de Pascual Orozco y más tarde contra Victoriano Huerta.

Desde el principio su talento para la guerra se hace notar y la prensa norteamericana lo admira, lo llegan a llamar el “Napoleón mexicano". Las razones por las que se convierte en un ídolo del pueblo mexicano son varias: es un hombre iletrado, es rudo, excelente jinete, experto tirador y además mujeriego (aunque eso sí, no borracho, ni siquiera bebedor); cualidades muy apreciadas por los mexicanos.

También te recomendamos: El cine de la Revolución Mexicana

En batalla sobresalió por sí mismo, al ser conocedor del territorio de Chihuahua y además muy creativo en algunas ocasiones para engañar o asustar al enemigo. En la rebelión contra Victoriano Huerta superó a todos los líderes revolucionarios. En 1913 una de sus gestas más notables fue cuando capturó un tren enemigo y así entró por sorpresa con sus hombres en Ciudad Juárez, que fue tomada en dos horas. Hugh Scott, el comandante de las fuerzas militares estadounidenses en El Paso, Texas, comparó la hazaña con el caballo de Troya.

Valiente en la batalla, inspiraba a sus soldados a pelear hasta la muerte por él, así como también inspiró canciones populares e historias increíbles que lo elevaron al territorio del mito, pues sus hombres le tenían una gran idolatría y proyectaron en él todas sus ansias de justicia y venganza por una vida de sufrimiento y pobreza. Miguel Ángel Berumen Campos en su libro Pancho Villa, la construcción del mito, escribió:

Francisco Villa representaba la encarnación de los sufrimientos de sus soldados y se convirtió en la glorificación de sus más sublimes rebeldías.

En Estados Unidos es calificado actualmente por muchos historiadores como un terrorista, pues sus fuerzas atacaron el pueblo de Columbus, aunque luego él negó haber participado o haber ordenado el ataque. Sin embargo, debido a eso fue perseguido por 10,000 soldados estadounidenses entre marzo de 1916 y febrero de 1917, pero no pudo ser encontrado, lo que sirvió para acrecentar su estatus de leyenda.

De todos los personajes de la revolución, en el cine nadie rivalizó con Pancho Villa. A principios de 1914 firmó un contrato con la Mutual Film Corporation para que sus batallas fueran filmadas; el general se quedaría con el 20% de las acciones y recibiría un adelanto de US$25,000. En mayo de ese mismo año, y con las grabaciones reales de batallas y de Villa a pleno galope, se estrenó la primera cinta de ficción producida por D.W. Griffith, The Life of General Villa (actualmente perdida). La filmación de ésta sirvió como base para la película And Starring Pancho Villa as Himself, protagonizada por Antonio Banderas.

En el cine difícilmente podrán encontrar al personaje real. Lo que sí se encontrará es la materialización de muchas de las leyendas, idealizaciones o temores que inspiró Villa (y en algunas ocasiones visiones críticas del mismo).

El revolucionario ha tenido varias apariciones en la pantalla grande; desde la ya mencionada The Life of General Villa hasta 1923, el año de su muerte, se exhibieron algunas obras ahora perdidas. De acuerdo al artículo "Mitologías cinematográficas de Pancho Villa", de Eduardo de la Vega Alfaro, entre 1935 y 2009, ya sea como personaje principal o secundario, el personaje ha aparecido en 35 películas mexicanas de largometraje.

En la siguiente lista quisimos mostrar algunas películas mexicanas y extranjeras que lo abordan desde diferentes puntos de vista, y debemos volver a comentar, que si quieren conocer al personaje a profundidad pueden acudir al libro Pancho Villa, de Friedrich Katz, la mejor y más completa biografía escrita sobre el revolucionario.

Viva Villa! - 80% (1934)

De todas las películas de esta lista, probablemente ésta sea la más alejada a la historia del revolucionario. Muy poco de histórico tiene esta cinta, pero es un clásico y una de las primeras películas sobre Pancho Villa hechas Estados Unidos que todavía se conservan. Wallace Beery es el encargado de dar vida al general.

Parte del valor de Viva Villa! radica en que a través de su exhibición en cines, llegó a inspirar admiración por el caudillo en los lugares más remotos. Friedrich Katz cuenta que en Austria, cuando conversaba con el doctor Bruno Kreisky, quedó sorprendido al enterarse de que su amigo conocía a Villa por esta película:

En plena dictadura fascista austriaca, un año después del golpe [de estado], se estrenó la película estadounidense Viva Villa. Ensalzaba la revolución mexicana, la personalidad de Villa y la lucha de los desposeídos por la justicia. Las autoridades austriacas no se habían dado cuenta de su potencial y la trataron como a un western cualquiera. Cuando Kreisky y los dirigentes de los jóvenes socialistas vieron la película, decidieron convertirla en centro de actividad y movilización política contra el régimen. Cientos de ellos acudían al Kreuzkino, en el centro de Viena, donde se exhibía el film. Cuando Villa aparecía en la pantalla llamando a los peones mexicanos a levantarse contra los opresores y gritando “¡Viva la revolución!”, el público austriaco se levantaba de sus asientos gritando a su vez: “¡Abajo la dictadura de Schuschnigg! ¡Viva la democracia! ¡Viva el partido Socialista!” Villa, gracias a la película, se convirtió en un héroe principal de los disidentes austriacos.

¡Vámonos con Pancho Villa! (1936)

Basada en la novela del mismo nombre de Rafael F. Muñoz , cuenta una versión cruda de la Revolución Mexicana, donde un grupo de revolucionarios conocidos como “Los Leones de San Pablo” se une a las fuerzas de Pancho Villa. Esta cinta sobresale porque es una crítica a la revolución, una desmitificación de la figura de Villa y una crítica a la guerra en general, contrastando con las futuras versiones fantásticas como las de Ismael Rodríguez.

El crítico de cine Gustavo García, dijo en uno de los “Micro documentales del cine sonoro en México”, realizados por la Fonoteca Nacional:

La crítica más penetrante a la violencia revolucionaria y a la vanidad de los caudillos filmada hasta ahora. Domingo Soler interpreta a un Francisco Villa mesiánico, pragmático y cruel […] ¡Vámonos con Pancho Villa! es un grito de furia del hombre común ante la indiferencia del poder.

Eduardo Villagrán escribió en Revista Cineafagia:

Sin duda ¡Vámonos con Pancho Villa! desvirtúa toda versión oficialista y pretensiosa, una obra que genera polémica después de 68 años de haber sido filmada. En la historia del cine mexicano no se volvería a repetir una historia tan desgarradora, que pone el dedo en la llaga y sobre todo con un análisis profundo en el tema de la Revolución Mexicana.

Así Era Pancho Villa (1957)

Pedro Armendáriz da vida al general Villa en siete cuentos que, casi omitiendo por completo el lado oscuro del verdadero líder revolucionario, nos muestran una visión algo caricaturesca y dulcificada de la historia, basada en leyendas del pueblo interpretadas por el director Ismael Rodríguez, quien también escribió, dirigió y produjo otras dos en el mismo estilo.

Demostrando sus sinceras intenciones, el director fue claro con el espectador en un texto introductorio:

Esta película es apenas un puñado de cuentos en los que el pueblo ha puesto su gratitud y su justicia para Pancho Villa. Yo he querido creerlos como si fueran la verdad … y los voy a contar a mi manera.

Villa Rides (1968)

Western que retrata de una forma romántica (aunque sin omitir el aspecto cruel de la revolución) a Francisco Villa, interpretado por Yul Brynner, y con Charles Bronson en el papel de Rodolfo Fierro “El Carnicero”, uno de los seguidores más queridos por el líder revolucionario y un asesino por naturaleza, de quien Martín Luis Guzmán escribió en su relato “La fiesta de las balas” que obligó a 300 prisioneros a intentar fugarse para divertirse matándolos a tiros. Esta escena es recreada en Villa Rides de forma muy efectiva por el inconmovible Bronson. El tema principal de la banda sonora, compuesto por Maurice Jarre (Lawrence de Arabia - 99%) es una joya que merece ser escuchado.

En la revista Time Out London escribieron:

La revolución mexicana según Hollywood. Escrita por Robert Towne y Sam Peckinpah, hace algunos gestos para indicar las complejidades políticas y personales detrás de la carrera de Pancho Villa (interpretado por Brynner con cabello por única vez). Desafortunadamente, éstos son más bien anulados por la necesidad de centrar todo en una figura de identificación estadounidense, Mitchum como un piloto mercenario, que puede servir como foco para los clichés estatutarios sobre lealtades campesinas simples y no matar personas cuando no las odias. Bronson se roba la película como el brutal teniente de Villa.

La muerte de Pancho Villa (1974)

Esta película dirigida por Mario Hernández narra la última etapa de vida de Francisco Villa, cuando se retiró a vivir en paz en una hacienda en Canutillo. Un periodista llega a entrevistarlo y conforme cuenta su historia vemos a través de flashbacks escenas del pasado, y hasta el final su muerte a balazos en Parral, Chihuahua. El actor y cantante Antonio Aguilar es el encargado de interpretar al general.

And Starring Pancho Villa as Himself (2003)

Película de HBO para la televisión, con el actor español Antonio Banderas en la piel de Pancho Villa, que trata sobre el tiempo en el que se grabó The Life of General Villa. Kyle Chandler interpreta a Raoul Walsh, quien actuó como el joven Villa en ese filme, y relató su experiencia durante la filmación de la misma en su autobiografía Each Man in His Time. Aunque trata de mostrar los claroscuros del general, añade un hecho violento correspondiente a otro año, en el que asesinó a una viuda de un balazo en la cabeza. Aunque se trata de un hecho real, no sucedió durante la filmación de The Life of General Villa, ya que en ese tiempo el ejército del revolucionario destacaba por su orden y disciplina, a diferencia del de otros líderes.

Virginia Heffernan escribió en New York Times:

Para el espectador, el cauteloso entusiasmo por Villa finalmente se transforma en una profunda ambivalencia, y la película de HBO deja en el aire su reputación de héroe. En el camino, sin embargo, sucede algo curioso: la máquina de cine de Griffith no está exenta de crítica en el momento en que estaba blanqueando la historia y creando propaganda. Al convertir las batallas de una revolución en entretenimiento rentable, parece que Hollywood sólo estaba haciendo su trabajo.

Chicogrande (2010)

Dirigida por Felipe Cazals, Chicogrande cuenta las peripecias de la expedición punitiva en el estado de Chihuahua. El mayor Butch Fenton tortura a los villistas pero no logra obtener ninguna información sobre la ubicación de su líder, y la población civil se niega en su mayoría a cooperar con él y sus hombres. Damián Alcázar interpreta a Chicogrande, el fiel soldado que no duda en sacrificar su vida por conseguir asistencia médica a Villa.

Cristina Bringas escribió en El Espectador Imaginario:

Esta historia es sencilla (como su ambientación) y cumple con la necesidad de retratar la perseverancia, unión y lealtad de un pueblo oprimido y amedrentado, que está cansado de recibir maltratos por parte de su propio país, y más aún de extranjeros que han invadido su tierra, y que han dispuesto sus destinos como les place. Aquí hay personajes buenos y malos, sin muchas dimensiones, porque al final, lo realmente importante es ver hasta dónde es capaz de llegar el mexicano por lo que realmente anhela.

-------------------------

No te pierdas: Cine mexicano contemporáneo que vale la pena ver

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos