Artículos

Toronto 2017: Borg vs. McEnroe de Janus Metz Pedersen ya tiene sus primeras críticas

Shia LaBeouf entrega la actuación de su carrera en una película que retrata la rivalidad y vulnerabilidad de dos legendarios tenistas

Recordando la legendaria rivalidad de los tenistas Björn Borg y John McEnroe, el Festival de Cine de Toronto arrancó su edición 2017 y si bien la película Borg vs. McEnroe - 74%, dirigida por Janus Metz Pedersen no dejó satisfechos a todos, sí complació a una amplia mayoría de críticos y espectadores con este drama inspirado en uno de los capítulos reales más intensos y climáticos del deporte blanco. Quizás, la mejor nota se la ha llevado el actor Shia LaBeouf, quien luego de sus penosos problemas con la ley parece haber redefinido su camino en la interpretación y entrega el mejor trabajo de su carrera a la fecha interpretando al tenista estadounidense, John McEnroe, mientras que el encargado de dar vida a su rival en la ficción (Borg) es el sueco Sverrir Gudnason.

Podría interesarte: Festival Internacional de Toronto 2017: películas esperadas y otras que podrían sorprender

Partiendo de un guión escrito por Ronnie Sandahl, Borg vs. McEnroe gira en torno al torneo de Wimbledon de 1980, la justa legendaria donde ambas estrellas de la raqueta se enfrentaron por el campeonato en la categoría individual masculina que pasó a la historia como una de las finales más tensas. La película sigue los días previos y el enfrentamiento en la cancha de dos rivales que, como ha afirmado el director en la conferencia de prensa, tenían mucho en común a pesar de sus marcadas diferencias y de que, para ese entonces, Borg, de personalidad introvertida, ya era una figura consagrada del tenis que a sus 24 años buscaba ser campeón por quinta vez en Wimbledon, mientras que el explosivo McEnroe, famoso por sus arranques de cólera y rabietas en la cancha, era la estrella en ascenso. Tomando como base los aparentes opuestos, Borg vs. McEnroe nos lleva a realizar una mirada al pasado para entender la forma en la que ambos personajes encausaron sus pasiones en el tenis mientras intentan lidiar con sus emociones, soledades y vacíos en su momento de mayor proyección.

Lee también: Telluride 2017: Battle of the Sexes ya tiene primeras críticas

La coproducción Suecia, Dinamarca y Finlandia no ha destacado precisamente por su estilo innovador, de hecho varios especialistas han señalado que está ejecutada de forma muy convencional, sin embargo, también han expresado que el filme logra un balance gracias a las actuaciones de los protagonistas a pesar de que la narrativa se incline más hacia el lado de Borg, algo que tampoco ha sido una desventaja para Shia LaBeouf quien brillado en todas sus intervenciones como McEnroe, dándole vida con la fuerza y los bríos necesario que en aquellos tenía aquel impulsivo joven deportista. Borg vs. McEnroe también ha dejado satisfechos por el retrato de vulnerabilidad que subyace debajo de la luminosidad de los exteriores. A continuación, dejamos las primeras reacciones que ha conseguido esta película tras su proyección en Toronto.

Christopher Machell, de CineVue, expresó:

Con LaBeouf dando la actuación de su carrera y una historia que da en los lugares correctos, Borg vs. McEnroe podría ser la mejor película de tenis.

Peter Debruge, de Variety, comentó:

El tenis no parece ser el mejor uso para los talentos de Shia LaBeouf, pero el actor es increíble en un rol que astutamente se junta con su persona fuera de cámara.

Fionnuala Halligan, de Screen International, apuntó:

Es en mayor parte una película complaciente, que resulta más Borg que McEnroe gracias a una fascinante actuación de Sverrir Gudnason.

E. Oliver Whitney, de ScreenCrush, dijo:

El John McEnroe de Shia LaBeouf, quien es un petardo de energía y ansiedad esperando por reventar, es el elemento más fuerte de la película a pesar de que lo hace a un lado.

John DeFore, de Hollywood Reporter, expresó:

Aunque nunca justifica la exagerada cita de Andre Agassi ("cada partido es una vida en miniatura";), la película ciertamente muestra como un sólo juego puede ser hecho como si el mundo dependiera de él.

Jared Mobarak, de The Film Stage, afirmó:

No puedes negar el atractivo que existe cuando se deja fuera los diálogos para que veamos la vulnerabilidad que yace debajo.

A.A. Dowd, de AV Club, señaló:

Es una película deportiva para atletas masoquistas y vanagloriados.

Peter Bradshaw, de Guardian, aseguró:

Esta película de tenis se siente como un viaje de dos horas, no sólo las raquetas están hechas de madera.

Chris Bumbray, de JoBlo’s Movie Emporium, indicó:

Directa y razonablemente entretenida, pero hubiese funcionado mejor como un documental.

Brad Wheeler, de Globe and Mail, dijo:

Consigue el punto y casi se convierte en una gran película.

Por otro lado, Mike Ryan, de Uproxx, advirtió:

Es muy malo que Borg vs. McEnroe no sea más entretenida.

Norman Wilner, de NOW Toronto, determinó:

El guión de Ronnie Sandahl es frustrantemente simplista. rápidamente establece que la única diferencia real entre Borg y McEnroe era que McEnroe todavía tenía mucho que aprender para controlar la mente de un gran jugador.

También podría interesarte: Venecia 2017: ¡madre!, de Darren Aronofsky, ya tiene primeras críticas

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos