Artículos

Venecia 2017: Primeras reacciones de Downsizing, de Alexander Payne

El director de Entre Copas ha quedado a deber su mordaz visión y su destreza narrativa, sin embargo, todos coinciden en que es su trabajo más arriesgado

La competencia por el León de Oro de la edición 74 del Festival de Cine de Venecia ha inaugurado la contienda de forma más bien discreta con la nueva sátira del destacado director norteamericano Alexander Payne que en esta ocasión se ha animado a incursionar en la ciencia ficción, un género totalmente nuevo para él con la intención de volver a reflexionar sobre el amor de pareja, el egoísmo social y las ambiciones de la gente común en Pequeña Gran Vida - 60%, una fábula sobre las implicaciones morales de un hombre bondadoso que dinamitará en una crítica al consumismo y a la omnipotente tecnología. A partir de un guión coescrito por Payne y Jim Taylor, Downsizing cuenta la historia de un matrimonio, interpretado por Matt Damon y Kristen Wiig, que toma la decisión de someterse a un experimento para ser reducidos de tamaño (equiparado al de figuras de acción), como una medida para reducir la sobrepoblación, pero desafortunadamente para el hombre, su esposa cambia de opinión en el último momento, dejándolo a él en tamaño miniatura.

Podría interesarte: Venecia 2017: con glamur y una lluvia de estrellas arranca la edición 74 del festival

Desde que se anunció que abriría el Festival de Venecia, Downsizing se convirtió en una de las películas más esperadas del certamen y es que Alexander Payne es uno de los cineastas emocionalmente más efectivos ya que en sus relatos explora las contradicciones de las personas, sus mezquinas y en ocasiones sorprendentes relaciones, así como el pesimismo existencial, elementos que llevados a los terrenos de la ciencia ficción podrían haber dado un resultado alucinante, sin embargo, los reportes que han llegado desde Venecia señalan que la reciente película del director de Entre Copas - 96% y Nebraska - 91% ha menguado el entusiasmo de los asistentes, quienes empezaron la proyección con las expectativas muy altas, manifestando su emoción con sendos aplausos, risas y vítores que se fueron apagando conforme el metraje avanzó hasta concluir, como lo señaló el periodista Tommaso Koch, del diario El País “con un extraño silencio. Unos pocos batieron las manos. La mayoría se marchó a reflexionar sobre lo que pudo ser y no fue”.

Lee también: The Shape of Water, de Guillermo del Toro, compite por el León de Oro en Venecia

Esta vez, Payne no ha deslumbrado y casi ha decepcionado a propios y extraños, sin embargo, las primeras reacciones no han tratado del todo mal a este arriesgado trabajo, si bien la mayoría de los críticos ha coincido en que el gran fallo de la cinta viene a partir de su giro central, cuando el fascinante sueño de encoger para estar en la “tierra prometida” se descubre como una terrible pesadilla provocando que el director pierda el control sobre los tempos narrativos y anímicos, hay quien afirma que Downsizing es la película más carismática y original del estadounidense. Pero quien se ha llevado las mejores notas ha sido Matt Damon, quienes ya es uno de los candidatos más fuertes a llevarse el máximo premio de actuación del Festival de Venecia y, de paso, conseguir nominaciones en la próxima temporada de premios. En cuanto al resultado global de Downsizing, esto es lo que ha dicho la crítica sobre la película de Alexander Payne:

Kevin Maher, de Times (UK), escribió:

Una sátira cómica de ciencia ficción que pretender ser acerca del ambiente y el fin del sueño consumista estadounidense, pero en realidad es acerca de algo más íntimo y simultáneamente más grande.

Owen Gleiberman, de Variety, apuntó:

Es la película más pícara y estrafalaria en la carrera de Payne, pero eso no significa que no esté hecha con la misma destreza y bravura a la que nos tiene acostumbrados.

Xan Brooks, de Guardian, expresó:

Esta es una película muy vivaz, diferente y triunfalmente disgresiva.

Todd McCarthy, de Hollywood Reporter, dijo:

Cautivadora, divertida y poseída por una estructura sorprendente que no te permite saber hacia dónde se dirige, esta es una película profunda que, como los mejores clásicos de Hollywood, se siente enteramente actual y atemporal.

Marlow Stern, de The Daily Beast, señaló:

Lo que pudo haber sido una burla del matrimonio, tecnología y todo lo que esté en medio es reducido a una fábula bien intencionada acerca del altruismo en cara de la aniquilación total.

Brian Formo, de Collider, afirmó:

El revoltijo del mundo de Downsizing con una vieja narrativa no funciona del todo, pero tiene momentos de fabulosa sátira.

Lee Marshall, de Screen International, comentó:

Hay algo para todos en Downsizing, pero no una comida completa.

Alonso Duralde, de TheWrap, indicó:

Payne y Taylor trabajan en un concepto más grande de lo usual, pero como sus encogidos personajes, el humor de los realizadores y su observación aguda de la condición humana han sobrevivido al cambio de tamaño y dimensiones.

Luis Martinez, de El Mundo, dijo:

Una fábula de ciencia ficción mucho menos naíf de lo que parece.

Geoffrey Macnab, de Independent, expresó:

Lo que no se puede negar es la originalidad de la premisa o el brío con el que Payne crea su Lilliput moderna.

También podría interesarte: Downsizing: Matt Damon y Kristen Wiig contemplan su futuro “de miniatura” en la primera imagen de la película

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos