Artículos

Christopher Nolan y su "herencia" negativa en Hollywood y los blockbusters actuales

Y no... su influencia negativa no tiene nada que ver con el tono darks del Universo Extendido de DC. Tiene que ver más con la edad...

Christopher Nolan es uno de los directores de cine más exitosos de los últimos tiempos. En el Tomatómetro todas las películas que ha dirigido tienen certificado de frescura, y desde Batman: El Caballero de La Noche - 94% en adelante sus cintas también son sinónimo de éxito en taquilla.

Su carrera comenzó con Following (1998), rodada en blanco y negro, con un bajo presupuesto y 69 minutos de duración. Dos años después conquistaría a los críticos con Memento - 92%, y en 2002 dirigió el único remake de su carrera: Insomnia - 92%. Tan solo con tres largometrajes realizados, escribió y dirigió Batman Inicia - 84% (2005), película que revivió el interés por el superhéroe de Ciudad Gótica en el cine, que había sido apagado después de la decepcionante Batman & Robin - 11%, de Joel Schumacher.

También te puede interesar: Batman Inicia, de Christopher Nolan, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Después de Batman Inicia, y aún sin ser tan famoso, Nolan realizó El Gran Truco - 76% (2006), basada en la novela del mismo nombre de Christopher Priest , y que también tuvo una buena recepción entre la crítica. Sin embargo, en el año 2008 llegaría la película que catapultaría más lejos al director británico: Batman: El Caballero de la Noche, que no sólo cautivó a los críticos y a la audiencia, también logró superar la barrera de los US$1000 millones de recaudación en taquilla global, todo un hito en el cine de superhéroes.

Dos años después, Nolan volvió a sorprender al mundo con El Origen - 86%, que fue nominada al Óscar en varias categorías incluyendo mejor película y mejor guión original. Luego volvería para cerrar la trilogía de Batman con El Caballero de la Noche Asciende - 87% (2012).

Todo este recuento de la filmografía de Nolan hasta terminar la trilogía de El Caballero de la Noche, es para que se entienda mejor el impacto que tuvo el director en la industria. Mucha de la información proporcionada a continuación se basa en un artículo publicado en Screenrant.

También te recomendamos: Todas las películas de Batman en el Tomatómetro

Sería reduccionista y equivocado atribuirle toda la culpa de una problemática actual en Hollywood a Nolan, cuando tal vez él sólo la promovió inintencionalmente. El que un director más o menos novato (con sólo tres largometrajes) pudiera convertir a un personaje como Batman (que había sido terriblemente adaptado en los últimos dos intentos) en un éxito sin precedentes, tanto en taquilla como entre los críticos, logrando que se tomaran en serio las películas de superhéroes, hizo que los estudios quisieran repetir el triunfo de Warner con Nolan, contratando a directores jóvenes y prometedores.

En el pasado esta práctica era impensable, que una superproducción fuera dejada en manos de un director sin suficiente experiencia y reconocimiento, pero desde el éxito de Nolan, los estudios se han arriesgado y actualmente los ejemplos abundan: directores prometedores, con uno o dos largometrajes de presupuesto modesto pero bien recibidos por la crítica que son contratados para dirigir un blockbuster. Un ejemplo claro en el cine de superhéroes es Josh Trank, que sorprendió con Poder Sin Límites - 85% (2012), su primera película, y por eso fue el elegido para llevar a cabo Los 4 Fantásticos - 9%, pero el resultado fue un terrible fracaso en todos los sentidos.

Marc Webb, que debutó con la comedia romántica (500) Días Con Ella - 86% (2009) fue seleccionado para llevar a cabo el primer reboot de Spider-Man: El Sorprendente Hombre Araña - 73% (2012), con buenos resultados en crítica y taquilla, aunque la secuela, El Sorprendente Hombre Araña 2: La Amenaza de Electro - 52% (2014), recibió más reseñas negativas.

También te recomendamos: Marc Webb está orgulloso de sus películas de Spider-Man

Los casos más recientes y exitosos son el de Patty Jenkins, de quien algunos se mostraban escépticos, pues su único largometraje era Monster: Asesina en Serie - 82% (2004), pero al estrenarse Mujer Maravilla - 92%, quedó claro que había sido la elección correcta; y Jon Watts, director de El Payaso del Mal - 44% y Cop Car - 79%, que luego se encargó de Spider-Man: De Regreso a Casa - 92%.

Sin embargo, los casos fallidos como Josh Trank y Los 4 Fantásticos no son los únicos problemas. Está el ejemplo de Gareth Edwards, que pasó de dirigir su primera película, Monsters: Zona Infectada - 72%, a ser el encargado de Godzilla (2014) - 74%, y luego dirigir Rogue One: Una Historia de Star Wars - 85%, cinta que tuvo muchos problemas en la postproducción y que fue “salvada” por los editores Tony Gilroy y Goulin Goudy.

Colin Trevorrow es otro ejemplo de un director con una sola superproducción exitosa (Mundo Jurásico - 71%), y que ha empezado a despertar sospechas, al menos entre los fans, pues su última película, The Book of Henry - 21%, ha sido muy criticada. Él está a cargo del Episodio IX de Star Wars.

No te vayas sin leer: Star Wars: Episodio IX es defendido por Colin Trevorrow tras las fuertes críticas a El Libro de Henry

El último lamentable caso es el de los directores Phil Lord y Christopher Miller, contratados por Lucasfilm debido a su exitosa y aclamada La Gran Aventura Lego - 96%, y cuyo debut como directores fue con la película animada Lluvia de Hamburguesas - 87%, y en live-action su experiencia se limitaba a Comando Especial - 85% y Comando Especial 2 - 84%. Tras meses de filmación de Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56%, tuvieron que dejar el proyecto por “diferencias creativas”, y fueron sustituidos por el veterano Ron Howard.

Con Marvel / Disney ninguna película ha resultado desastrosa para el estudio, todas han tenido buena recaudación en taquilla, y cuando directores como Patty Jenkins o Edgar Wright han querido plasmar su visión, una que no coincide con los intereses de Marvel, se ha optado por otro realizador. En el caso de Thor: Un mundo Oscuro - 66%, la cinta que tenía a cargo Jenkins y que luego dirigió Alan Taylor, resultó en una mala experiencia para este último, quien confesó a Uproxx en 2015:

La experiencia con Marvel fue particularmente desgarradora porque me dieron algo así como libertad absoluta mientras rodábamos, y luego en postproducción se convirtió en una película diferente. Por lo tanto, eso es algo que espero nunca repetir y no deseo a nadie más.

También te puede interesar: Edgar Wright no ha visto Ant-Man, y no piensa hacerlo jamás

En resumen, los estudios han querido repetir el éxito descomunal de Christopher Nolan, utilizando nuevos directores talentosos, pero no se han dado cuenta que éste tuvo una gran libertad, y que su talento como director y productor le ha permitido que cada una de sus películas sea entregada al público como él la concibe, sin necesidad de escenas extras, o versión del director. A pesar de sus detractores, nadie podrá negar que Nolan es un auténtico maestro en hacer cintas exitosas.

Al final, es imposible saber con certeza en qué porcentaje contribuyó Nolan para que los estudios cambiaran un modelo que habían seguido por décadas. Algunos podrían sacar a colación como un ejemplo que contradice esta afirmación a George Lucas y Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%, sin embargo, esa fue una película con un presupuesto bajo que no podría considerase superproducción (sin mencionar la presión y desconfianza que rodeaba el proyecto), en el caso de los blockbusters actuales se pone a un director relativamente poco experimentado al mando de un proyecto de entre US100 millones y US200 millones.

También te recomendamos: Hollywood seguirá apostando por sus franquicias más exitosas

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos