Artículos

Tom Hardy se despide de su perro: "Te amo más allá de las palabras. Hasta la luna y de regreso..."

La emotiva carta de Hardy se ha viralizado desde su publicación hace un par de días.

Por su carrera en Hollywood, el nombre de Tom Hardy puede relacionarse más con el perfil del tipo rudo. Recordemos su interpretación de Bane en El Caballero de la Noche Asciende - 87% o su interpretación como Charles Bronson en el El Prisionero Más Peligroso - 76%, incluso como Max en Mad Max: Furia En El Camino - 97%. Sin embargo, ahora ha causado furor en redes sociales por la carta de despedida que escribió para su perro Woodstock.

Woodstock, Woody, Wu, Woodstock Yamaduki Thomas Dos Zapatos Hardy, fue adoptado por el actor en 2011 durante el rodaje de Lawless - 67%, cuando lo encontró en una carretera de Georgia (en la carta lo leerán más a detalle). Fue su amigo por seis años, lo acompañó a rodajes, premieres y todo. Woody incluso llegó a ser el animal #73 más influyente del mundo de acuerdo a la revista TIME (por si lo dudan, aquí pueden corroborarlo ).

A continuación reproducimos la carta que se dio a conocer en el sitio TomHardyDotOrg:

También puede interesarte: Tom Hardy protagonizará la película de Venom

La primera vez que vi a Woodstock, él corría en medio de una noche oscura. Estábamos en Peachtree, Georgia, Atlanta, rodando Sin Ley [Lawless - 67%]. Woody estaba perdido. Tendría unas once semanas de vida. “Oh, no”, pensamos. Corrí hacia el perro, aunque en ese momento no estaba seguro de qué era. Detuvimos el auto. Un ser de oscuridad, literalmente. Usé mi teléfono para iluminar la carretera, en caso de que un auto viniera hacia mí y no pudiera verme. Traté de cubrir más terreno, pero él era demasiado veloz. Había visto aquella cosa correr en la autopista por la acotación, a una buena velocidad junto a los autos y los camiones. Recuerdo ver aquellas orejas ondulantes a través del tráfico. Este perro lo tiene, pensé. En ese momento, no podía saber qué tan grande o de cuál raza era. Nada. Sólo esas dos orejas aleteando sobre un ser frenético. Huyendo hacia un destino inminente, lejos de nosotros. Cualquier cosa que fuera, estaba ahí, desorientado. Me sentí aterrado porque no podía ayudarlo, no tenía un nombre que gritar y él se acercaba cada vez más al camino. Coloqué mis dedos en mi boca: silbé tan fuerte como pude. El sonido capturó su atención. Había detenido a la muerte. Entonces, se dio la vuelta y puso sus ojos en mí, con un sólo movimiento de sus orejas sobre su rostro, el perro decidió correr hacia mí en la oscuridad, sólo un destello de dientes, gruñidos y bramidos. “Mierda, eso no es un maldito perro”, pensé. “¿Qué haré ahora?” Corrió hacia mí y chocó con mis piernas, pude escucharlo tranquilizarse, pero seguía pensando: “pronto seré mordido”. Era tremendamente ruidoso. Mientras tanto yo aguardaba a la espera de sentir sus dientes, en cambio, lo alcé hasta mi rostro, era sólo un puño de piel suave, todo un cuerpo increíblemente liviano. Lo vi iluminado por la luz de mi teléfono. Era una cosita, lo sostuve desde el cuello, con sus dos grandes ojos fijos en los míos. Estaba aterrorizado y en paz.
Regresé a mi asiento en el auto, él se acurrucó en mi hombro y se abandonó al sueño. Se apreciaba lo mucho por lo que había pasado. Tenía ese reposo bien merecido. Jessica [Jessica Chastain ] me preguntó si era una niña o un niño. Es un niño, le dije. ¿Cómo lo sabes? Hum… puedo sentir su Woodstock. ¡Genial! ¡Llamémoslo Woodstock! Y así fue. Él estaba cubierto de mierda. Yo también. Lo llevamos directamente a la tienda de mascotas para limpiarlo y comprarle cosas buenas… un montón de cosas buenas, cosas que un canino necesita. Caminamos a través de los pasillos dejándolo elegir. Eligió juguetes, su placa y su collar.

No la dejes pasar: Tom Hardy demostró ser un héroe de acción en la vida real

Nunca podré olvidar esa noche. Fue maravillosa. De un momento a otro, estaba al borde de la muerte, cuando fue recogido por extraños. Tuvo una siesta reparadora en el auto, y fue el preludio, para su caminata de vaquero estilo John Wayne [John Wayne] entre los pasillos abarrotados de esa inmensa tienda de mascotas; totalmente vivaracho y juguetón.

Esa noche empezó a vestir el pañuelo rojo que lo acompañaría siempre y –claro- bebió religiosamente toda la noche agua del escusado, sin importarle los grandes tazones de agua que tenía en el apartamento. Cada centímetro de su ser era el de un sobreviviente.

No estaba domesticado, no era importante. Casi siempre estábamos al exterior. Comía entre todos los remolques, hizo muchos amigos. Pnut lo colocó en el centro del rodaje y se convirtió en nuestro perro del set. Siempre estaré eternamente agradecido con Georgia. Me brindaron la mayor de las dichas, convertirme en un propietario de perro, y al mejor amigo de la vida. Cuando Max se había ido, Woody llegó. Él tenía aproximadamente 11 semanas de nacido. Esa primera mañana con nosotros, se comió un tordo. Lo perseguimos para que lo soltara. Esto sólo provocó que lo devorará con mayor ahínco. Creyó que pensábamos robárselo para comerlo nosotros, entonces él hizo lo propio, lo más rápido que pudo. Nosotros sólo deseábamos que comiera algo de comida real. Después de eso estaba repleto. Había un sobreviviente dentro de él. Nos quedó claro que en esos días había comido cualquier cosa, lo cual también hizo notorios sus problemas de comida. Pero nunca más volvió a pasar hambre. Su apodo era Yamaduki, porque literalmente hizo un nudo (yammed down a duki). Por lo cual, Woodstock Yamaduki era su nombre completo. Woody Thomas, más tarde. Woody Dos Zapatos, y finalmente, Wu, para abreviar.

Woody vino a Inglaterra después de que los padres de Jess amablemente cuidaron de él para evitar la cuarentena, ellos lo entrenaron. Él tenía mi playera de Warrior [La Última Pelea - 83%]. Lo recogí cuando regresé a California para rodar Dark Knight [El Caballero de la Noche Asciende - 87%]. Estaba muy agradecido. No me había olvidado, pese a toda la atención que le brindaron la madre y el marido de Jessica, sólo necesitó escuchar mi silbido para correr hacia mí sin mirar atrás. Sentí un poco de pena por ellos, sin embargo, secretamente estaba muy feliz de que mi amigo y yo estuviéramos conectados. Nos reunimos para tener un picnic. Salté al lago, Woody me siguió, en ese momento estuvo claro: Woody no podía nadar. Tuve que arrastrar su trasero empantanado fuera del agua. Arrastrarlo fuera de la mierda por segunda vez, cimentó un patrón. He tenido que sacarlo de un sinnúmero de ríos y estanques – todo por su amor de perseguir a los patos. Especialmente los del Támesis. La probabilidad de rabia había desaparecido, pasó una semana en cuarentena y se convirtió en londinense.

Era un ángel. Fue mi mejor amigo. Pasamos juntos por tantas cosas. Charlotte [Charlotte Riley] trabajó incansablemente con él para resolver su caso de ansiedad. Woody la amó como a una madre. Cuando ella estuvo embarazada, él la protegió ferozmente.

Me acompañó a muchos sets. Conoció a bastantes equipos de filmación. Fue a muchísimas premieres. Hizo muchos, muchos, muchísimos amigos. Él era el animal número 73 más influyente de la revista TIME. Le pateó el culo al tiburón de la película Tiburón. Brillante. Leyenda. Cada persona que lo conocía se enamoraba de él. No tenía un hueso de maldad en su cuerpo. Todo lo que conocía era el amor.

Por si te lo perdiste: Datos curiosos de Tom Hardy

No suelo hablar sobre mi familia y amigos, pero ésta es una circunstancia inusual. Woody llegó a muchas personas, a su propia manera y con un gran respeto a su autonomía. Tenía un rostro amigable para muchos de ustedes. Así con una gran, gran tristeza y un gran pesar en mi corazón, lamento informarles que después de una dura y corta batalla de 6 meses contra una agresiva polimiostisis, Woody falleció, hace dos días. Tenía 6 años. Era demasiado joven para dejarnos. En casa estamos devastados por su pérdida. También estamos infinitamente agradecidos por su leal compañía y amor; sólo nos queda el consuelo de que ya no sufre más. Sin embargo, estoy completamente destruido. El mundo era un lugar mejor con él a mi lado.

Esto es paara el mejor amigo de la vida. De mí y mi familia, quienes lo amamos más allá de las palabras, sin duda, a quien amamos mucho más de lo que se ha conocido. Woody fue el mejor compañero de viaje que pudimos haber soñado. Nuestras almas se entrelazaron para siempre.

Un amigo me dijo:

Él era especial, hermano. Un radiante ejemplo del mejor amigo del hombre. Su brillo era tan intenso que quemaba, quienes brillan así todavía pueden sentirse por mucho más tiempo del que están ahí.

Gracias Woody, por elegirnos para encontrarte. Te amaremos, estarás con nosotros y nosotros contigo para siempre. Nunca, jamás, te olvidaremos.

Tú, niño, Tom.

Te amo más allá de las palabras. Hasta la luna y de regreso, y nuevamente, hasta el infinito. Todavía más aún. Corre, ve con Max y con los ángeles. Te veré cuando esté allí. Con todo lo que soy, te amo. Por siempre. Gracias por tu amor, niño hermoso.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos