Artículos

House of Cards: primeras reacciones de la quinta temporada

Críticos ya tuvieron la oportunidad de ver el primer capítulo de la nueva temporada

Este mes Netflix se va a lucir con el regreso de cuatro de las series que la pusieron en el mapa como creadora de contenidos originales. Apenas el fin de semana pasado el drama de ciencia ficción de las hermanas Wachowski, Sense8 - 88%, estrenó su segunda temporada luego de casi dos años de espera y de momento estamos esperando las nuevas temporadas de Master of None - 100% y Unbreakable Kimmy Schmidt - 95%. Sin embargo, la serie que muchos seriéfilos (perdonen la cacofonía) están esperando es House of Cards - 89%, la serie que cambió el mundo de la televisión.

También te puede interesar: Facebook quiere producir series y contenidos originales

La quinta temporada de House of Cards, la sátira política creada por Beau Willimon , quien dejó la serie en 2016 y puso a cargo a Melissa James Gibson y Frank Pugliese, llegará a la plataforma el 30 de mayo, poco más de 14 meses después de que concluyera la cuarta temporada.

A pesar de que faltan 3 semanas para que esté disponible, Netflix realizó una proyección en Berverly Hills del primer episodio de la nueva temporada a la cual pudieron asistir algunos miembros de la prensa, mismos que compartieron sus opiniones con respecto a lo poco que vieron.

Antes de meternos de lleno con lo que dijeron, bien vale la pena recordar el contexto de House of Cards - 89%, pues en su cuarta temporada los Underwood y sus allegados enfrentaron una tremenda batalla política para que Francis (Kevin Spacey ) ganara las elecciones presidenciales. Entre los momentos más impactantes se encuentran el ataque cardíaco de Francis, la aventura que Claire (Robin Wright) sostiene con Thomas Yates (Paul Sparks), los escalofriantes encuentros con Viktor Petrov (Lars Mikkelsen) y el atemorizante final en el que los Underwood conversan con el grupo terrorista ICO para negociar la liberación de una familia estadounidense.

De acuerdo a los críticos, el primer episodio de la quinta temporada conserva todo lo que amamos de la serie, las actuaciones de sus protagonistas siguen siendo perfectas y la representación de la política estadounidense sigue tan aguda como siempre, sin embargo, muchos señalan que el mayor enemigo de esta temporada no se encuentra dentro de ella sino afuera, pues el actual panorama político ha transformado a la serie.

También puede interesarte: Game of Thrones inspira una clase de lenguaje en la Universidad de Berkeley

¿Qué significa esto? Pues, en primera, la producción de esta temporada se realizó mucho antes de que Donald Trump fuese electo presidente de los Estados Unidos (así como todas las polémicas que sus políticas han generado), el infame Brexit, la intensificación de ataques terroristas en países europeos, etc. Muchos dirían que esto brindaría de suficiente inspiración a los escritores de la serie y en efecto lo hizo, pero a qué costo. Debemos recordar que el universo de House of Cards se centra en un egomaniaco hambriento de poder que haría y diría cualquier cosa para conseguirlo (¿les suena familiar?) que llegó a la presidencia de uno de los países más poderosos del mundo, algo que hasta cierto punto se creía sólo posible en la ficción pero que actualmente podemos verlo todos los días en las noticias.

Según los críticos, la quinta temporada de House of Cards tomará un tono más serio que sus antecesoras, por lo que debemos esperar algo más que un reflejo de problemas actuales, lo cual puede alienar o emocionar a su audiencia, pues muchos espectadores se podrían sentir cohibidos al ver tanto realismo en una serie que antes se sentía más como una ficción fantasiosa que algo tangible, lo cual quita todo elemento escapista que todo programa requiere. Sin embargo, el alma del programa, es decir, la villanía de Underwood, sigue presente, lo cual puede ser suficiente para algunos miembros de la audiencia.

Patricia Puentes dijo para Cnet:

En una era dorada televisiva, iniciada en parte gracias a House of Cards -- donde abundan los títulos de calidad y las propuestas diferentes -- no sé hasta qué punto el drama de Netflix sigue siendo relevante e imprescindible para los adictos a la televisión.

Ben Travers de indieWire señala:

Beau Willimon se ha ido. Y, por más que me duela decirlo, sus prestigiosas ambiciones también deben irse. Hagan de “House of Cards” una serie malvada. Es la única forma en la que podría ser grandiosa.

Tim Glanfield de Radio Times comentó:

La serie, tal y como la política mundial, está cambiando. Queda por ver qué dirección toma, por ahora House of Cards sigue siendo una producción fascinante que se ha ganado su quinta temporada. Esperemos que siga así.

También te puede interesar: Se confirma la segunda temporada de 13 Reasons Why

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos