Artículos

Casino Royale (1967) ¿qué dijo la crítica en su estreno?

La sátira es un producto de los 60 que no ha envejecido con mucha gracia

Mucho antes de que surgiera el personaje Austin Powers, el cine de espías ya contaba con múltiples parodias y cintas en un franco tono cómico. El cine europeo de la década de los 60 produjo múltiples ejemplos, entre estos destaca O.K Connery, una producción de 1967 protagonizada por Neil Connery, el hermano de Sean Connery, en una estrambótica producción italiana que incluía a actores que habían participado en la saga oficial de James Bond.

Lee también: Por qué los remakes deben seguir existiendo

Ese mismo año hubo otra parodia del espía, Casino Royale - 29%, una producción británica con un elenco de lujo y ni qué decir en cuanto a la silla del director. En ella figuraban el frecuente colaborador del estudio Hammer Val Guest y el legendario John Huston y entre los actores, David Niven, Peter Sellers, Woody Allen y Ursula Andress. La cinta fue un gran éxito de taquilla e incluso contó con composiciones de Burt Bacharach. Sin embargo, la crítica no fue precisamente favorable.

La cinta, basada muy libremente en la prima novela escrita por Ian Fleming sobre su icónico personaje, es un artefacto de su época. Aún a la fecha la mayoría de los críticos así lo considera y sus reseñas la describen como tal.

La reseña original de Variety dijo lo siguiente respecto a este experimento cómico.

Esta extravagante comedia es un intento de parodiar las cintas de James Bond. Una conglomeración de gags y efectos especiales que carece de disciplina y cohesión. Algunas escenas son graciosas, pero otras se sienten forzadas.

Otra reseña de la época escrita por Bosley Crowther para The New York Times, pone en evidencia la caótica naturaleza de este proyecto. Un caso donde demasiados cocineros terminaron por arruinar la sopa.

Todos los guionistas involucrados terminan por saturar la pantalla de gags, con lo que solo logran hacer de la cinta un absoluto tedio. La cantidad de bromas hunden todo el ensamble y hacen que este sea en extremo repetitivo.

Matt Bailey en el sitio Not coming to a Theater Near You expresó lo siguiente:

No tengo la menor idea de de dónde tomaron los productores la idea de tener a 5 directores involucrados en un mismo proyecto, pero ya con solo oírlo uno sabe que nada bueno puede salir de eso. La cinta es una interesante cápsula del tiempo donde podemos ver como los estudios de aquel entonces intentaban atraer público a los cines. Bastante larga y aburrida en todos los sentidos.

Una de las contadas reseñas positivas es de Kim Newman de Empire.

Considerada un desastre absoluto, donde el mismo Sellers salió a medio rodaje, la cinta es más atractiva que la mayor parte de la filmografía oficial del agente 007.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos