Artículos

Impacto y legado de Viernes 13

La saga se ha rehusado a morir

El slasher como subgénero del horror obtuvo su forma y contenido gracias a 3 cintas: Residencia Macabra - 63%, Bay of Blood y Halloween - 94%. Cada una proporciono las bases y estructura por la cual se ha regido este tipo de relatos a la actualidad. En estos 3 largometrajes se hizo y contó todo, para después ser repetido una y otra vez hasta caer prácticamente en la autoparodia.

Halloween de John Carpenter significo el primer gran éxito de taquilla para el género y los imitadores no tardaron en aparecer. Dos años después de Halloween aparece Friday the 13th, con un modesto presupuesto logra convertirse en un éxito de taquilla y así iniciar un largo camino de secuelas.

Puede interesarte: Ranking definitivo de Viernes 13

El guionista Victor Miller logró hacer mucho más que simplemente regurgitar la idea de un asesino serial que asesinaba adolescentes. Con el personaje de Pamela Voorhees la cinta rompía el molde al llevar el instinto maternal de una mujer hasta sus extremos. Una asesina serial como pocas veces se ha visto en el género y es que para Miller Jason no era un villano sino una víctima. Esto sería rápidamente desechado por las secuelas, al integrarlo en la segunda parte como el antagonista principal. Curiosamente la segunda entrega tomaría dos escenas claves de Bay of Blood (1971) de Mario Bava y las reproduciría prácticamente cuadro por cuadro.

Continúa leyendo: Hombre disfrazado de Jason de Viernes 13 asesina a un joven

La franquicia continuó con una secuela tras otra, cada una más absurda que la anterior. Jason se convirtió en un imparable e indestructible enemigo que podía resucitar cuantas veces fuera necesario. El mantra de asesinar jóvenes promiscuos se volvió una suerte de chiste local y algunos se aventuraron a decir que había una connotación conservadora en las cintas. Difícilmente se le puede adjudicar algún significado político o social a la figura de Jason, un caso mas de los críticos sobre analizando las cosas. Jason es un villano identificable, con su ya característica mascara de hockey, sobre todo es fácil de escribir ya que no necesita diálogos y las motivaciones que alguna vez tuvo desaparecieron luego de la segunda cinta.

El atractivo y vigencia de la franquicia pareciera obedecer a una suerte de rutina de la audiencia al ver una fórmula que ya conocen y que saben les dará exactamente lo que esperan. Jason es una hoja en blanco en el cual el público puede proyectar cualquier posible miedo que estos tengan. La longevidad de la serie evidencia también una constante disociación entre la audiencia y los críticos cuando se trata del género del horror. Un tipo de cine que goza de gran popularidad con el primero y del constante desdén del segundo.

Como diría el director de cine de Hong Kong Tsui Hark, la gente va al cine a sentir, no a pensar. Las emociones que ofrece el cine de terror alimentan la imaginación del respetable y Viernes 13 ha logrado entregar eso en cada entrega. Incluso los episodios más lastimeros e ineptos no han sido suficiente para matar el interés. Este año se espera una nueva entrega dirigida por Breck Eisner. Viernes 13 posee esa misma inmortalidad que acompaña a su silencioso protagonista a todos lados y por lo mismo difícilmente desaparecerá del horizonte fílmico.

No dejes de leer: El horror llega en el teaser de Death House

También puede interesarte: Más allá de Godzilla: otros monstruos del cine fantástico

Películas que ocurren en el año 2017

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos