Artículos

Los mejores personajes masculinos de Woody Allen

Cada personaje tiene un poco de Allen, ya sea para bien o mal

Woody Allen ha tenido una carrera en el cine que ha abarcado más de 4 décadas y en cada una de sus películas la neurosis, el miedo a la muerte y el existencialismo son temas que refleja en sus personajes. No importa lo mucho que el director haya abordado estos temas en su prolífica carrera, pues la manera en que los trata es diferente con cada uno de sus personajes debido al carisma que todos poseen.

Este fin de semana, Allen regresa a las pantallas de México con Hombre Irracional - 44% en donde Joaquin Phoenix interpreta Abe, un maestro de filosofía con problemas existenciales. Y debido a ello preparamos esta lista con los mejores personajes masculinos dentro de la filmografía de Allen.

Tom Baxter - La Rosa Púrpura del Cairo - 91%

Tom Baxter (Jeff Daniels) no es un personaje real en la película, sino uno ficticio y protagonista de La Rosa Púrpura del Cairo - 91%. La película trata de Cecilia (Mia Farrow) y cómo la única manera que tiene para escapar de su realidad tan triste es ir al cine y ver la misma película una y otra vez. Durante una de esas funciones, Baxter, desde la pantalla, reconoce a la protagonista por haber ido a ver la función con mucha frecuencia y sale de la pantalla.

Baxter es carismático como muchos otros hombres en la filmografía de Allen, pero lo que lo diferencía de otros es su inocencia, ya que al ser un personaje conceptualizado como el interés romántico de una película, lo vuelve un personaje unidimensional, haciendo imposible que se adapte al mundo real.

Alvy Singer - Dos Extraños Amantes - 98%

Siempre hay un poco de Allen en cada uno de sus personajes y esto se acentúa cuando es el director es quien interpreta a alguno de ellos, siendo Alvy Singer uno de los más incisivos retratos sobre sí mismo y sus opiniones con respecto al amor. La cinta resulta de corte biográfica ya que Allen pone en Singer muchos elementos de su infancia, como el ser un mal estudiante y la temprana noción que tuvo sobre su mortalidad y la muerte. Dos Extraños Amantes - 98% fue una película que revolucionó el género de la comedia y Singer lo más cercano que hemos estado al Allen de la vida real.

Gil - Medianoche en París - 93%

Gil (Owen Wilson) es un escritor que al parecer lo tiene todo: una carrera, una bella esposa y la oportunidad de viajar a París, la ciudad de las luces. Sin embargo es también melancólico y espera que su viaje a la ciudad francesa pueda darle de nuevo aquella chispa que lo haga sentir de nuevo como un autor. De la nada, durante una caminata nocturna, se sube a un taxi que lo lleva a la París de la década de los años 20 donde conoce a algunos de sus ídolos, entre ellos Ernest Hemingway, y termina descubriendo que sólo porque le gusta una época en particular no significa que su vida hubiese sido mejor de haber vivido en ella. En ocasiones no es bueno conocer a tus héroes.

Boris - Amor y Muerte: La última noche de Boris Grushenko - 100%

Las influencias del cine de Ingmar Bergman (El Séptimo Sello - 92%) han sido algo evidente dentro de la filmografía de Allen a través de las décadas, y en 1975 estrenó Amor y Muerte: La última noche de Boris Grushenko - 100% en donde nos presentó a Boris, personaje en el que personificó bastantes elementos del cine de Bergman que lo fascinaban: la muerte, el incesto, la familia disfuncional, el sexo, etc. Lo que hace de Boris alguien tan singular es que resulta una amalgama de muchas ideas que tiene Allen de estos temas y logra que esta película se convierta en una parodia recomendable.

Juan Antonio - Vicky Cristina Barcelona - 81%

Si Gil es quien tiene la melancolía, es Juan Antonio (Javier Bardem) quién tiene toda la pretensión de Allen en su persona. El protagonista es un pintor que vive en una relación caótica con su ex-esposa y es su intelecto el que conquista a Cristina (Scarlett Johansson), nada tiene que ver el irresistible atractivo masculino de Javier Bardem. Juan Antonio es fácilmente catalogable como la versión más atractiva y masculina lograda por Allen de sí mismo.

Emmet Ray – El Gran Amante - 78%

Allen no es solamente un director y escritor, también un clarinetista y aficionado al jazz tal cual lo manifiesta en Emmet Ray (Sean Penn), pero que a diferencia de Allen, Ray mantiene malos hábitos que provocan que él mismo sea su enemigo para alcanzar el estrellato y también menosprecia el amor de su novia. Allen ha manifestado en entrevistas que su peor enemigo es él mismo.

Judah Rosenthal- Crímenes y Pecados - 93%

Judah Rosenthal (Martin Landau) puede lucir como el típico hombre al que no le falta anda: una familia amorosa, una carrera como oftalmólogo y una vida tranquila. Pero un personaje de Allen no puede tener una vida tranquila, por lo que el detonante de Rosenthal es la muerte de su amante que lo lleva a cuestionarse la misma existencia de Dios. En este personaje, Allen deposita muchos de los valores religiosos que le inculcaron desde la infancia.

Dr. Ross - Todo lo Que Usted Siempre Quiso Saber Sobre el Sexo, Pero Temía Preguntar - 89%

Definitivamente la carencia de sentido es una temática que distingue las primeras comedias de Allen, al igual que el segmento donde el Dr. Ross (Gene Wilder) se enamora de una oveja. Lo que evita que tachemos de inmediato a Ross como un loco es la actuación de Wilder, ya que muy pocos podrían mantener la línea entre lo absurdo y bobo como lo hace el actor. Definitivamente Ross es uno de los personajes más bizarros que el director ha escrito.

Chris - La Provocación - 76%

Debo de señalar que la provocación es una joya rara dentro de la filmografía de Allen debido a que es un thriller que involucra el asesinato. Ya antes había tratado este tipo de historias agregándoles un poco de comedia, pero esta es probablemente la película más seria del director.

Chris (Jonathan Rhys Meyers) es un personaje fascinante al que vemos como todo un galán despreocupado y carismático que termina convirtiéndose en un hombre atormentado debido al crimen que cometió. Innegablemente Chris es uno de los personajes más serios en una de la historia más dramáticas de Allen.

Sandy Bates – Recuerdos - 72%

A lo que Amor y Muerte: La última noche de Boris Grushenko - 100% fue para Bergman, Recuerdos - 72% lo es para Federico Fellini, específicamente de 8½ - 98%. La cinta trata de un director de cine, Sandy Bates, quien se encuentra a la deriva debido a que quiere probar en hacer películas más serias y menos cómicas, pero sus fanáticos sólo quieren más de los mismo que hizo a comienzos de su carrera, esta es la metaficción más interesante que ha escrito Allen debido a que es la que más se acerca a su vida real.

--------------------------------------------
Carlos Báez es redactor en Tomatazos, un adicto a la Coca-cola, está obsesionado con Joss Whedon y Martin Scorsese y le gusta coleccionar figuras Funko POP!, síguelo en Twiter. @bcc93

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos